- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Contra la naturaleza no se puede: el fútbol silenciado

En la madrugada del miércoles, sobre la hora 2, cuando la lluvia comenzó a adherirse a la realidad de estos últimos días. Un paisaje inalterable. Registros cotidianos, humedad ambiente, sin vientos que jugaran a favor de un mejoramiento. Hasta la tarde de ayer…lluvia siempre.
Por lo tanto, que algunos minutos después de las 13 horas de la víspera el presidente de la Liga, Juan Ramón Guarino haya comunicado a EL PUEBLO la decisión de suspender, consecuencia inevitable. Atendibles razones.
La octava suspensión consumada. En los dos últimos meses, las treguas salpicando al fútbol y la continuidad acorralada. No se puede en algunos casos, «jugar contra viento y marea». Desde los clubes la inquietud de suspender y desde los neutrales, aliados para que la medida ganara espacios. No hubo de medias tintas: cancelar todo. La «A» y la «B». Domingo 2 de setiembre. El fútbol silenciado.

No solo el Dickinson: en todas las canchas

Para que quede en claro: la octava suspensión no se decretó solamente en función de las condiciones adversas en el campo de juego del Parque Dickinson. También de las restantes. El Parque Luis M. Merazzi lució la misma situación del escenario mayor y en el caso del Parque Humberto Forti, el más complejo caso.
De todas maneras, si hoy se hubiese jugado en el estadio el partido entre Gladiador-Salto Nuevo y mañana lunes, los juegos pactados a nivel del Campeonato del Interior en Sub 14 y Sub 15, el tormento iría a ser demasiado notorio. Tres partidos en menos de 24 horas, para un campo de juego que se lo pretende rehabilitar después del deterioro padecido, cuando Salto y Tacuarembó afrontaron secuencias
por el Campeonato del Interior dos semanas atrás. El objetivo que se comparte es que para el inicio de la tercera rueda en la «A» (exliguilla), las condiciones se asocien al sentido de fiesta que se pretende.