Coutinho propuso que la policlínica de Pueblo Fernández lleve el nombre de Celmira Blanco

6El intendente Germán Coutinho propuso que la policlínica de  pueblo Fernández en el Municipio de Mataojo lleve el nombre de Celmira Blanco como reconocimiento por sus servicios a la comunidad, señaló la Oficina de Prensa de la Intendencia. Así se refirió en el acto donde se colocó en la fachada del local, una placa de agradecimiento a la ex enfermera.

El jefe comunal encomendó a la Junta Departamental, a la alcaldesa de Mataojo y concejales del Municipio y a vecinos que “estudien las modificaciones necesarias para que no sea solo una placa en la policlínica sino que la misma lleve el nombre de Celmira Blanco”, enfatizó Coutinho.

“Después de recorrer casi 1.599 kilómetros esta semana yo creí que estaba cansado. Sería injusto decir que uno se cansa con las comodidades de esta época”, aseveró.

Enseguida el intendente agregó “me imagino lo que sería antes cuando esta señora no se podía cansar nunca porque estaba pendiente todo el tiempo de toda la gente de esta zona”, durante 40 años, como enfermera rural.

Coutinho destacó que “su ejemplo da orgullo de ser uruguayo y de ser salteño. Esta hermosa señora decía que había tenido suerte porque había podido salvar vidas. Suerte tuvieron los salteños de esta zona porque ella con su corazón superaba todas las tecnologías para salvar vidas”, aseveró el intendente. Añade la IMS que un video documental de la obra de doña Celmira –quien tiene actualmente 88 años— contada por la propia protagonista y el médico Edgardo Moraes fue reproducido ante decenas de vecinos que asistieron al acto.

Allí se refieren anécdotas de su labor social, su ascendencia y respeto en la comunidad, casos extremos de riesgo de vida y 300 partos asistidos con éxito por la entonces enfermera.

Coutinho también dijo que “es ejemplo de amor, de pasión, de responsabilidad. Estos son los gestos que nos unen”. Recordó que la homenajeada trabajó 4 décadas e incluso hizo aportes para la policlínica cuando algún vecino insistía en hacerle “un regalo” por su atención desinteresada.

La alcaldesa María Alejandra Fagúndez, ediles convocados por Coutinho, la enfermera actual, Rosita Moreno, tuvieron palabras de agradecimiento y de destaque de las condiciones humanas, de servicio social, de cariño y dedicación hacia el prójimo de Celmira Blanco.

Posteriormente el Intendente Coutinho, Fagúndez y Baltasar Blanco –hermano de la homenajeada—descubrieron la placa que reza: “Agradecimiento a María Celmira Blanco Pereira por su incondicional dedicación a la salud de los habitantes de Mataojo. Diciembre, 18 de 2011. Germán Coutinho Intendente de Salto”.