Crece la faena semanal, mientras

Alejandro Zambrano, presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado del Uruguay, confirmó el aumento de las faenas de ganado con destino de industria en el país. De las 36.000 cabezas que se venían haciendo en las últimas semanas, una cifra relativamente magra para la época del año, se pasó en la anterior a las 40.000 cabezas de ganado faenado en la semana, expresó Zambrano.

Quizás las buenas condiciones de los campos determinó que en semanas anteriores el productor se haya estado inclinando por darle un poco más de kilos al ganado antes de venderlo. “Pero si aparece un poco más de ganado, si crece la oferta, los diferentes consignatarios estaríamos en condiciones también de aumentar un poco más las remisiones a faena”, expresó Zambrano.

Martín Olaverry, consultó al presidente de Consignatarios en referencia a los precios.

Uds. para el novillo ponen un valor promedio de 3,79 dólares en segundo abalanza …

En realidad depende de varias cosas. Hay que tener en cuenta por un lado algunos elementos. Por un lado, algunos de los grupos Kosser se están retirando en estos días por lo menos por un mes. Por otro lado, como indicaba algo de ganado va a ir apareciendo, de los ganados que se están aprobando como consecuencia de esa muy buena oferta forrajera existente en esta entrada del otoño y la planilla diría que tiene un cambio con respecto a las ultimas semanas y está dado por el hecho de que algunas categorías encuentran un equilibrio en los precios. Si bien en algunas categorías subieron ha sido porcentualmente muy poco. En consecuencia creemos nosotros que hoy se puede hablar de un mercado en si más fluido, pero un poco más tirando al equilibrio en lo que hace a los ganados gordos. En los lanares es otra historia, está muy firme, pero en lo que se refiere a haciendas gordas, una medida de 2 dólares, que es un precio idéntico al de la semana anterior, en pie acusa 3,79 con un ajuste de 2 centavos.

La vaca quedó en la misma cotización de  la semana anterior, 1,73 y 3,55 valores promedios. En el caso de la vaquillona subió un centavo en pie y un centavo en segunda balanza, esto es 1,88 y 3,75 es la nueva referencia. O sea un ajuste que es muy menor y quizás más que de un ajuste podemos hablar de un equilibrio en los precios de estas categorías.

 En el caso de novillos y vacas. Si hablamos de un lote interesante, de ganado bien terminado. ¿Qué valores podríamos llegar a manejar?

 Depende de cada negocio particular, pero yo diría que hoy los negocios se dan en ese tipo de situación. La demanda ávida de todo lo que aparecía y más si eran lotes,  mermó un poco, agarra a la industria un poco mas “comprada” y por lo tanto se hacen sin la urgencia que se tenía antes, por lo que significaba tener un grupo Kosser trabajando adentro de la planta, con un mínimo de determinadas categorías, como de novillos pesados y determinadas categorías de vacas pesadas hoy ya no es tal. Esta situación le da un poco más de aire o de respiro al comprador y a la demanda.

De todas maneras en la gran mayoría del país los campos están en forma excepcional y muchas veces en lugar de vender se opta por meterles un poco de más de kilos a los ganados. Es decir que del lado de los vendedores hay tranquilidad y de repente frente a la propuesta de algún centavo menos, no se resuelve a vender. Por eso insisto, vemos un mercado tendiendo al equilibrio.

- El 3,85 dólares para el novillo es un precio que se alcanza o de acuerdo a lo que es ese equilibrio, es un valor que está algo más difícil de encontrar…

– Hoy quizás sean menos los frigoríficos que estén dispuestos a moverse algunos centavos más frente a un lote de esos, lo que no quiere decir que no hay algún negocio puntual, pero con menos frecuencia de lo que había sido en las últimas dos semanas.

¿Las entradas con que frecuencia se están haciendo?

En el entorno de una semana y media o una semana larga. En cuanto a la demanda comenzó a notarse un poquito más de interés en algunas categorías como la de las vacas. Esto quizás porque algunos de los grupos Kosser que hacían que estas plantas estuvieran más abocados al novillo, se están retirando y esto determina que surja un poco más de interés por las categorías de vacas y además hay un poco más de interés por las categorías de abasto, que está muy demandada y con muy poca oferta. La gente no saca a la venta los novillos con pocos kilos, sino que está tratando de capitalizar este muy buen momento forrajero y la cantidad de pasto que tienen los campos hoy, pero la demanda por parte de quienes se dedican al tema del abasto, sobre todo por los novillos livianos y las vaquillonas,  siempre hablando de ganados especiales, está muy interesante y sostenida.