Crecen los daños por jaurías

Pequeños y medianos productores ovejeros de los departamentos de Salto y Paysandú, además de tener que soportar los daños y perjuicios causados por el abigeatos, ahora suman las pérdidas en sus majadas por los efectos de la acción de jaurías de perros que no sólo matan, sino que dejan mal heridas a la mayoría de sus presas. En Paysandú en los alrededores de Pueblo Quebracho se han incrementado las denuncias ante la Policía por los daños de los canes y en estos días también un damnificado constató en su campo la muerte de una vaca por parte de esas jaurías que nadie sabe de dónde salen. Es un período crítico para el rodeo, pues las vacas están en plena parición. La Escuela Agraria Guaviyú no escapó a esta realidad y la pasada semana los perros dejaron mal heridas 15 lanares que se encontraban en un pequeño potrero del centro docente más una muerta. «No es la primera vez que las jaurías causan estos daños, pero ahora afecta a más cantidad de animales porque se ve que los grupos de perros también son mayores. Esto desanima pero no podemos dejar de criar lanares y ahora estamos abocados a cómo poder enfrentar este problema y buscando asesoramiento», dijo el director de la Escuela Agraria Guaviyú, Marcelo Sangenis.
Fuente: El País