Crítica clubista: “Policías pasan a ser espectadores”

Fue ayer a la noche en la Liga. Los neutrales y las autoridades de la Jefatura de Policía de Salto en la persona del Jefe de Policía, y los oficiales Zanotta y Pintado. Temas al canto. Entre otros, la reducción de funcionarios policiales a las canchas. Los delegados escucharon, avalaron y también plantearon críticas.
El Comisario Hugo Zanotta rubricó que actualmente son pocos policías afectados al servio pago 222 ya que por directiva del Ministerio se han establecido topes de horas. “A los policías más viejos se les pagan hasta 120 horas mensuales, mientras a los nuevos solo pueden hacer hasta 50 horas, y si se exceden a las mismas no se les paga”. Poco a poco se irá reduciendo el personal policial a las canchas y a su vez la Liga Salteña de Fútbol estaría contratando personal de seguridad privada quienes serán en un futuro los que darán la seguridad en las canchas. El vice presidente de la Liga Salteña de Fútbol, Carlos Rocha habló sobre el proyecto que daría inicio ya este domingo, el de juntar las parcialidades en una misma tribuna, con ello se ahorraría en boleteros, la policía estaría junta en un lugar y esta prueba piloto que comenzaría en el Dickinson poco a poco ser iría extendiendo.
LA POLICÍA
BAJO LA LUPA
El delegado de Ferro Carril fue incisivo, y cree que el problema pasa porque “los policías pasan a ser espectadores dentro de la cancha, es decir se juntan contra el alambrado mirando el partido y no a las tribunas de donde parten los insultos, etc. Si se hace como en otros lados que el policía en vez de mirar el partido se ponga de espaldas a la cancha y observen el partido, todo cambiaría”. El delegado de los árbitros aportó que se destinan muchos policías a la custodia de los jueces, a  veces 4 que los acompañan a los vestuarios en el entretiempo y que esperan allí hasta el reinicio. Cree que si se dispone uno o dos a lo sumo para custodiar a los jueces se contarían con más efectivos para controlar a las hinchadas.

Fue ayer a la noche en la Liga. Los neutrales y las autoridades de la Jefatura de Policía de Salto en la persona del Jefe de Policía, y los oficiales Zanotta y Pintado. Temas al canto. Entre otros, la reducción de funcionarios policiales a las canchas. Los delegados escucharon, avalaron y también plantearon críticas.

El Comisario Hugo Zanotta rubricó que actualmente son pocos policías afectados al servio pago 222 ya que por directiva del Ministerio se han establecido topes de horas. “A los policías más viejos se les pagan hasta 120 horas mensuales, mientras a los nuevos solo pueden hacer hasta 50 horas, y si se exceden a las mismas no se les paga”. Poco a poco se irá reduciendo el personal policial a las canchas y a su vez la Liga Salteña de Fútbol estaría contratando personal de seguridad privada quienes serán en un futuro los que darán la seguridad en las canchas. El vice presidente de la Liga Salteña de Fútbol, Carlos Rocha habló sobre el proyecto que daría inicio ya este domingo, el de juntar las parcialidades en una misma tribuna, con ello se ahorraría en boleteros, la policía estaría junta en un lugar y esta prueba piloto que comenzaría en el Dickinson poco a poco ser iría extendiendo.

LA POLICÍA BAJO LA LUPA

El delegado de Ferro Carril fue incisivo, y cree que el problema pasa porque “los policías pasan a ser espectadores dentro de la cancha, es decir se juntan contra el alambrado mirando el partido y no a las tribunas de donde parten los insultos, etc. Si se hace como en otros lados que el policía en vez de mirar el partido se ponga de espaldas a la cancha y observen el partido, todo cambiaría”. El delegado de los árbitros aportó que se destinan muchos policías a la custodia de los jueces, a  veces 4 que los acompañan a los vestuarios en el entretiempo y que esperan allí hasta el reinicio. Cree que si se dispone uno o dos a lo sumo para custodiar a los jueces se contarían con más efectivos para controlar a las hinchadas.