Cuando el agua desploma al fúbol

Primero fue la Divisional “C” que suspendió el complemento pactado para la tarde de la víspera en canchas de Deportivo Artigas y Ceibal, tras inaugurarse la nueva fecha el viernes a la noche, con la imposición de Huracán sobre Quinta Avenida-Treinta y Tres por 2 a 1. Un par de horas después, desde la gerencia de la Liga Salteña de Fútbol (José Luis Sabarrós), se establecía la decisión del Dr, Hugo Guerra, presidente de la Divisional “B”, de dejar sin afecto la última fecha de la tercera rueda, con los cuatro equipos protagonistas en pie de igualdad. Todos con tres puntos.
Al paso de las horas todas las restantes áreas del fútbol se fueron suspendiendo como consecuencia de la lluvia que comenzó mansamente a azotar en la mañana, extendiéndose hasta el mediodía. Los casos del Consejo Único Juvenil, el fútbol de la Liga Comercial y los senior.
Por lo tanto, solo hay que aguardar lo que surja en torno a hoy domingo, desde el momento que se aguardará la evolución del clima y el estado de los campos de juego, para determinar si es posible o no disputar la novena fecha del Campeonato Clausura en la Divisional “A”.
Los pronósticos señalan “lluvia ocasional y tormentas aisladas”, por lo tanto todo es posible. La certeza en la proyección para las próximas horas no parece ser real. El objetivo en lo posible, “es tratar de jugar”, porque una suspensión impactará en el calendario.
Después de todo, entre las fechas pendientes de la segunda rueda y la tercera que vendrá, hay que hablar de OCHO en total. Dos meses potenciales. Y estamos en 16 de octubre.
Por lo tanto, en la medida que pueda jugarse, se jugará. Sobre la hora 10, se evaluará desde la dirigencia, para luego para plantearse una decisión: por sí o por no. Ayer sábado en tanto, un tapizado de melancolía, con el fútbol al margen. Como opción…el agua lo desplomó.