- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“Cuando hay crisis o cuando la cosa está fea en el país, es cuando más hay que trabajar y apuntar a ayudar al bolsillo del cliente”

Entrevista central LINK: Guillermo, Martín y Carlos Luzardo Balatti

El pasado 1° de marzo la Panadería Panonno abrió sus puertas en la Zona Este en el tradicional local que durante muchos años fue conocido como Panadería Edilrú. Tres jóvenes hermanos, Martín (Ingeniero Agrónomo, de 28 años), Guillermo (Contador Público, de 26 años) y Carlos (estudiante de Contador Público, de 22 años), con tradición comercial y con una trayectoria de sus padres de 35 años en el rubro supermercado, asumieron el desafío de iniciar una nueva marca para que de esa forma, estratégicamente las empresas “Supermercados San José” y “Panadería Panonno” se potenciasen. LINK dialogó con Guillermo, Martín y con Carlos para conocer su visión empresarial en esta nueva etapa.
- ¿De dónde viene la historia de comprar una panadería con tanta trayectoria y comenzar a trabajar en este rubro?
Guillermo- Fue una idea entre los tres y mi padre, que se dedica al comercio, desde hace 35 años que trabaja en el rubro supermercado (Supermercados San José). La idea surgió sobre cómo podíamos mejorar el supermercado, o sea, qué servicio diferencial podíamos dar en cuanto a la competencia. Lo que vimos fue que, por ejemplo, todas las IMG_0766 (1) [1]mercaderías clásicas que suelen venderse en los supermercados eso ya lo teníamos, y donde podíamos hacer la diferencia era en el tema de la elaboración, tanto de panadería como en confitería y rotisería. Fue ahí que en principio con papá empezamos a empaparnos más en el tema panadería, y abrimos una, pero solamente para elaboración, sin atención al público, solo se elaboraba para los supermercados.
Al poco tiempo surgió este negocio, que en el momento que nosotros teníamos nuestra panadería, trabajábamos con mi padre solamente Carlitos y yo, Martín trabajaba en Paysandú. Nuestra idea siempre fue que Martín se insertase en la empresa familiar. Pero como te decía, surgió entonces este negocio con la panadería, lo vimos como un muy buen emprendimiento para lanzar una marca que fuese nuestra, y a la vez afianzar la marca con los supermercados. Así que lo vimos como una oportunidad para que mi hermano (Martín) se inserte en la empresa y quede a cargo de la panadería, dando así fuerza a la marca “Panonno”. Así que al salir este negocio mi hermano se vino de Paysandú y quedó a cargo de la panadería.
- ¿Podrían contarme la historia del nombre de la panadería?
Guillermo- En realidad es una conjunción de la palabra panadería con nonno -por abuelo-, porque por parte de nuestra madre somos descendientes de italianos, entonces, en la familia de mamá a los abuelos siempre se les dijo nonno. Así que un poco por respetar la tradición familiar y haciendo también un juego de palabras, quedó Panonno, que nos gustó. Incluso, el logo que usamos es un abuelo con el pan en la mano, que además simboliza la experiencia y la tradición que nos dejaron.
- A poco más de tres meses de abrir las puertas de Panonno, ¿cómo ha sido la experiencia?
Martín- Para mí, que vengo de un rubro totalmente distinto -soy recibido de Ingeniero Agrónomo, y en Paysandú trabajaba de eso-, fue todo nuevo. Por suerte tenía el apoyo de ellos (señala a sus hermanos) que tenían algo más de experiencia en panadería y en lo que es comercio, así que bueno, sigo aprendiendo algo nuevo todos los días. Voy aprendiendo de a poco. Uno tiene que estar en cada detalle, tiene que saber lo más que pueda para así poder dar luego buenas indicaciones, porque si algo no sale bien, uno tiene que hablar con los panaderos para ver cómo podemos solucionarlo. Si es una cámara de fermentación que está andando mal, hay que buscarle la vuelta para que se arregle, todas esas cosas te llevan a meterte en el tema y en esos pequeños detalles que hacen la diferencia.
- ¿Cómo vivieron la transición de una empresa a la otra, cuando se va Edilrú y llega Panonno?
Guillermo- Desde el primer día que entramos, hicimos una reunión con todos los empleados, dijimos nuestras ideas de lo que pretendíamos, que era desarrollar la marca y explicarles cómo trabajamos, apostando a la calidad, que es donde pusimos más hincapié. Después, en cuanto a la marca, no hubo una repercusión negativa en cuanto al cambio, incluso algunos clientes comenzaron a venir de nuevo, o sea que fue una experiencia buena. Inclusive, desde el primer día que entramos ya hicimos algunos cambios en la panadería, la gente vio eso y también le gustó.
Carlos- Lo que no hicimos fue cerrar la panadería, hacer los cambios y abrir de vuelta, sino que fue un cambio con los clientes adentro del local. Ellos fueron viendo el cambio que se iba procesando. Por ejemplo, mejoramos con productos la parte de autoservicio que ya había, dejando todo lo más completo posible. También cambiamos toda la parte de heladeras, teniendo todo lo que es lácteo y bebidas bastante completo.
Martín- Con el autoservicio apuntamos a no perder la identidad de la panadería y de la confitería mejorándola, dándole un complemento a la gente de lo que son las compras diarias. Por ejemplo, si el cliente viene a comprar el pan o los bizcochos, ya tiene la leche o el yogurth y también puede llevarse el azúcar o un paquete de arroz. La idea pasó por darle una solución al cliente en el tema de las compras diarias.
- Son muy jóvenes los tres y están a cargo de todo…
Carlos- Sí, pero cuando arrancamos mi padre siempre ha estado en todo. Mi hermano (por Martín), por ejemplo la abre a las 5 y media de la mañana, está toda la mañana…
- Se nota que es agrónomo (risas)
Guillermo- Y Carlitos es el encargado de la tarde y yo, por ejemplo, vengo a las 6 y apronto los pedidos de los supermercados y hago el reparto. Somos nosotros los que estamos pero mi padre siempre nos apoya y aporta su gran cuota de experiencia.
- Le pregunto al más chico, a Carlos, ustedes tres son jóvenes y soportan en sus hombros una empresa con una trayectoria importante, ¿cómo lo sienten a eso?
Carlos- Sí, es así, pero desde que tengo memoria siempre vi a mis padres metidos en esto, laburando desde temprano, de sol a sol, y como que siempre me sentí parte de esto, entonces no lo siento como un peso ni me siento presionado por eso. Al contrario, usando la experiencia de mis padres, nosotros nos fortalecemos en el trabajo.IMG_0873 [2]
Guillermo- Es como decía Carlitos, nosotros desde chiquitos trabajamos en la empresa y aportamos nuestra cuota. Papá siempre nos inculcó lo que era trabajar y brindar un servicio al cliente. Como dijo Carlitos, papá siempre trabajó de sol a sol para dar al cliente el mejor servicio que estuviera a su alcance, y eso nos lo inculcó desde chiquitos, por eso no fue tan dificultoso asumir este desafío. Acá se presentan dificultades todos los días, y por ahí si esto lo agarraba otra persona quizás que no sabía cómo resolverlo, pero nosotros hemos estado en las vueltas desde chiquitos, sabiendo ya de entonces que nadie te regala nada y que para ganar hay que trabajar mucho.
Martín- Para mí es nuevo trabajar y estar a cargo de gente, por eso me vienen bárbaro los consejos que mi padre me da porque yo soy bastante de reaccionar a veces y a él la experiencia lo ha llevado a hablar con calma, y eso es lo que me transmite. En ese sentido nos aconseja bastante, sobre todo a mí que soy bastante nuevo en esto.
- Ustedes son muy jóvenes, da la impresión que están haciendo la base y no tienen techo, ¿cómo se ven más adelante?
Carlos- Es como dice papá, debemos tener claro cuáles son los objetivos que nos planteamos, y la forma de trabajo. Papá siempre nos inculcó que teníamos que trabajar en equipo y en familia. Si hoy nos preguntás cómo nos vemos en el futuro, yo creo que nos vemos igual que ahora, o sea, trabajando unidos, en familia, los cinco, y trabajando duro, como nos enseñó papá. Es difícil decirte si vamos a seguir en esta panadería o por ahí crecemos más, pero tengo claro que el objetivo es seguir unidos y en familia.
Martín- Tampoco es que si anda bien la panadería nos vamos a quedar solo con esto, al contrario, bueno, ya que logramos esto, vamos a tomar otro desafío y vamos a embarcarnos en algo que sea diferente, pero siempre trabajando duro y los tres para adelante, buscando las oportunidades y apostando a lo que creemos.
- Tampoco puede sacarse de la ecuación la situación económica del país, ¿eso les permite proyectar y planificar bastante en el tiempo o ir paso a paso?
Guillermo- Claro, hoy por hoy las ganas de hacer son enormes, pero la situación te lleva a ir paso a paso, apostando siempre a crecer dentro del país…
Carlos- Aparte, como dijimos, de chicos vemos a nuestros padres, cómo comenzaron y cómo estamos ahora, eso nos motiva a seguir creciendo. Como decía Guillermo, nosotros sabemos que si le metemos a esto y queremos seguir creciendo, nosotros podemos, siempre unidos y con los valores de la familia, empujando para el mismo lado, solo así vamos a poder seguir creciendo. Y en cuanto a la situación del país, papá siempre nos ha dicho que cuando hay crisis o cuando la cosa está fea, es cuando más hay que trabajar y apuntar a ayudar al bolsillo del cliente, trabajando con promociones y con ofertas, jugando con el margen de la empresa porque justamente, este es un negocio a largo plazo. O sea, no es una venta y ta, apostamos a largo plazo.
Entonces, en los momentos de crisis la empresa también tiene que adaptarse a la situación para darle al cliente una respuesta. Papá nos ha dicho que en tiempos de crisis, la situación es igual también para todos los comerciantes, y la gente va a seguir comiendo pan y consumiendo los productos, no hay que excusarse con que la situación está fea para no hacer algo, sino que hay que seguir trabajando.