Cuando la caras vuelven a verse

Años sin enfrentamientos entre Nacional y Cerro. Los albicelestes supieron de escala a la “A” en la década pasada, hasta que fueron perdiendo pie, y caer a la mismísima “C”. Hasta la recomposición de Cerro y el año pasado, en la “A” otra vez. Ahora las caras vuelven a verse con Nacional. Es de los partidos que tiene entonces, un condimento especial. De los rescatables. Trastabillando los dos, sin principio de regularidad en ninguno de los casos. Por lo tanto, el partido de esta tarde, a la medida de aprobar un nivel superior, sobre todo de mitad de cancha para arriba. Nacional, con un menú más generoso de mitad de cancha para arriba. A Cerro le cuesta más. Pero frente a la necesidad de rescate de puntos, quién por sobre quién? Se podría jugar algún boleto más a Nacional, sobre todo…por eso de la historia de los últimos años. Cerro empató en la fecha pasada, después de la merma con derrotas incluidas. Es Cerro. Y le ve la cara también.
Los vecinos. Nacional y Cerro. Cuando las decisiones están en juego. ¡Vaya que están!

Nacional-Cerro

Años sin enfrentamientos entre Nacional y Cerro. Los albicelestes supieron de escala a la “A” en la década pasada, hasta que fueron perdiendo pie, y caer a la mismísima “C”. Hasta la recomposición de Cerro y el año pasado, en la “A” otra vez. Ahora las caras vuelven a verse con Nacional. Es de los partidos que tiene entonces, un condimento especial. De los rescatables. Trastabillando los dos, sin principio de regularidad en ninguno de los casos. Por lo tanto, el partido de esta tarde, a la medida de aprobar un nivel superior, sobre todo de mitad de cancha para arriba. Nacional, con un menú más generoso de mitad de cancha para arriba. A Cerro le cuesta más. Pero frente a la necesidad de rescate de puntos, quién por sobre quién? Se podría jugar algún boleto más a Nacional, sobre todo…por eso de la historia de los últimos años. Cerro empató en la fecha pasada, después de la merma con derrotas incluidas. Es Cerro. Y le ve la cara también. Los vecinos. Nacional y Cerro. Cuando las decisiones están en juego. ¡Vaya que están!

Progreso-Salto Nuevo

La pesadilla…

El saludable arranque de Progreso, con dos imposiciones y un empate. Después, la situación para alterarse. Tres derrotas consecutivas a la cuenta del equipo en manos del “Bujía” Nieto. Casi 4 goles de promedio de goles en contra por partido. Toda una pesadilla. Con Salto Nuevo, los agravantes no faltan. Su ubicación en la tabla, lo llama a la necesidad de ir acumulando, o caso contrario, se le cierran las ventanas del futuro.

A la luz de los antecedentes, poco posible establecer favoritismo. No lo hay. No existe.

Pesadilla también en el caso de Salto Nuevo, y para colmo con ausencias. Tres puntos capaces de trascender. En caso de cuarta derrota, Progreso entra a comprometerse. Si Salto Nuevo padece nuevo traspié, se ahonda el suspenso. Es tarde de estreno para Héctor Daniel “Cacho” Blanco en la Dirección Técnica. ¿Qué para cambiar, Salto Nuevo?.

Se prepara también con miras al clasificatorio que se disputará en Maldonado el año próximo para la categoría U16.

En ese equipo está la camada de salteños que se fue a la capital y actualmente milita en Hebraica y Macabi. Ya está definido el grupo integrado por   Martín Couñago,  Facundo Grolla,  Federico Baltasar, Gonzalo Díaz, Joaquín Ortega del Río,  Santiago Pereira, Guillermo Ulery, todos provenientes de Malvin, Defensor Sporting o Biguá;  además está en el grupo el sanducero de Wanderers Esteban Dean,  Alfonso Arrillaga de Florida y los salteños Octavio Medina,  Juan Andrés Galleto, ambos formados en Salto Uruguay y Santiago Massa de formación en Nacional de Salto.

Universitario-Saladero

¿Qué es eso de ser confiable?
La irregularidad de Saladero. También de Universitario. Por ahora, ninguno de los dos confiables, pero está claro que en la medida que se asienten (¿cuándo?) son equipos de mitad de tabla para arriba. En el caso de Saladero, con bajas sensibles. Los tres volantes expulsados y Jorge Portillo acumuló la quinta tarjeta amarilla. Duda respecto a si llega o no Maicol Trindade, quien por razones laborales, transcurre la semana en otro departamento lejano a Salto. Universitario, ya sin Emilio Araújo en la Dirección Técnica y con nuevo mando. Los rojos están en condiciones de trascender más generosamente. Menos expuesto a la duda. Es la séptima fecha en juego. Ya falta menos. Y cada 90′ de jueces es ratificar o vacilar. Cabe preguntarse en qué línea de pensamiento, Saladero y Universitario. Los rojos llegan con más. Pregunta: Saladero…¿tanto menos?
River Plate – Gladiador

Eso que llaman cuesta arriba…

No es común lo de River Plate. Porque aún no ganó. Pero el hecho es que ha generado posibilidades como para hacerlo. En más de una ocasión, le nivelaron el partido más allá de los 90 minutos. En la fecha que pasó, la derrota a manos de Salto Uruguay. No solo los tres puntos resignados, sino también las expulsiones de Edgard Sequeira y Ángelo Sagradini, más la denuncia a Nicolás Jorge. Por lo tanto, tres ausencias capaces de gravitar. Todo apunta  a la titularidad de Freddy Arias. Gladiador, igualmente con la misma realidad: llega después del traspié en casa propia frente a Salto Uruguay.
Bien concretos: a los dos les viene costando y el cuesta arriba se fue profundizando. ¿Pesa la localía para el River Plate de Eduardo Mazzarino? Se podrá argumentar la sintonía superior de Gladiador de mitad de cancha para arriba? Quizás, quizás, quizás…