Cuando los criterios van por la pendiente

Es un domingo especial, porque no es cosa de todos los tiempos, en que cuatro equipos del fútbol salteño (tres de ellos de la Liga Salteña de Fútbol), jueguen en una misma tarde y a la misma hora. Ferro Carril-Pirata, Nacional-San José de Rincón de Valentín y Universitario-Wanderers a la misma hora.
Ese es el punto: ¡los tres a la misma hora!
La prolongación de una tendencia suicida: LA DE NO EXPLOTARSE LA CONDICIÓN DE ESPECTÁCULO QUE EL FÚTBOL IMPLICA PARA CONSUMO DEL AFICIONADO.
Los tres juegos a partir de las 15 y 30′, produce un hecho sin más giros: optar. Por uno o por otro.
No se posibilita que ese mismo aficionado, se procure una doble posibilidad de asistencia.
Pregunta: ¿tan complejo haber pactado uno de esos partidos a las 14 y otros a las 16 horas?
Si ello se hubiese plasmado, genera igualmente una cobertura más acentuada desde los propios medios periodísticos y entonces, no quedará menos que entrecortarse todo, que fraccionarse todo, que superponerse todo.
Queda en claro que los criterios en situaciones como estas, se van olímpicamente por la pendiente. La renuncia al sentido común. El mismo sentido común que no deja de sobrevivir, entre inexistente y moribundo.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-