Cuando se juega por nada, pasa esto…

Deportivo Artigas 0 – Universitario 0

Universitario y Deportivo Artigas empataron 0 a 0. Cuando no hay nada en juego, si no por la obligación de jugar por el calendario, es posible que se encuentren partidos de este tipo. Que no dejan mucho para rescatar y nada para el recuerdo.

Los dos a mitad de tabla, los dos sin chance de entrar en la Liguilla que definirá el campeonato y sin problemas de descenso. Miramos la planilla del encuentro que puede ser el «termómetro» que deja un diagrama del encuentro y vemos mínimas anotaciones en lo que a buenas jugadas u opciones de gol se refiere.

Los dos con algunas caras nuevas como para darle chance de mostrarse a los que juegan poco durante el año. El regreso de Burgartd al arco, algún chispazo de Fernando Pintos que no tuvo acompañamiento y por ambos lados, cuando llegaron con pelota dominada definieron tan mal que la gente miró para otro lado. De esa forma se cierra la primera parte sin goles y la mayoría ya palpitaba que solo un error de las defensas, podría quebrar el cero.

Esperábamos que la segunda parte mostrara «algo más». Que los técnicos aprovecharan el intervalo para intentar cambiar y buscar los tres puntos que estaban en juego. Nada de eso . El segundo tiempo mostró a Universitario con el balón y queriendo hacer «algo más», pero volvimos a los errores de la primera parte. Equipos deambulando en la mitad de la cancha, pases al contrario, defensas que cuando las apuraron mostraron falencia que no fueron aprovechadas por el contrario. Sin pena ni gloria y entre la seguidilla de cambios, el partido se fue terminando y el gol no apareció. Un punto para cada uno no le hizo mal a ninguno, pero lo cierto es que ninguno hizo algo en serio para llevarse los tres puntos. Empate, mitad de tabla para ambos y a una fecha de terminar todo.

(Colaboración de Enrique  Tourn)