Cuando se presentan mejores condiciones climáticas para el ovino, presentaron el proyecto “Más valor a la producción ovina”

En la oficina del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), se realizó ayer la presentación del llamado “Más valor a la producción ovina”.
En la oportunidad el director de la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) José Olascuaga explicó que se trata de un llamado que busca promover la incorporación de tecnología en el rubro ovino para productores familiares y 12 5 16 073medianos, agrupados y que también estas innovaciones en la etapa de producción tanto de carne ovina como de lana, se vean acompañadas por procesos de mejora de cómo se insertan los productores en la cadena, mejoras no solo en la etapa de producción sino en las etapas de comercialización, transporte, acopio, generando la posibilidad de mayores ingresos a los productores.
Olascuaga agregó que el objetivo es que hayan mejoras en los procesos productivos, los procesos de comercialización o que incorporen tecnologías en el tipo de producto que se logra, de manera de que estos productores agrupados y con el respaldo de organizaciones – en este llamado se busca también que las organizaciones de productores actúen en estos procesos-.
El llamado se realizó en Salto teniendo en cuenta que el departamento tiene amplia tradición en la producción ovina, por lo que desde el MGAP se entendió que es parte de su trabajo, hacer llegar esta propuesta en los lugares donde realmente ocurren las cosas.
El proyecto apunta a que los productores incorporen tecnología conocida y validada en el Uruguay para la producción

Director General de Desarrollo Rural (DGDR) José Olascuaga

Director General de Desarrollo Rural (DGDR) José Olascuaga

ovina, hay instituciones como el SUL (Secretariado Uruguayo de la Lana) que apoyan permanentemente y tienen capacidades técnicas, la Universidad de la República que también ha generado mucho conocimiento en cuanto a la producción ovina, y otras instituciones como el INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria).
El director de la DGDR, manifestó que Uruguay tiene una institucionalidad que genera conocimiento en torno a los temas productivos y que trata de transmitirlo a los productores, y el MGAP trata de estimular a los productores a adoptar estas tecnologías, no sólo en la forma de producir sino también en la forma cómo ese producto llega a los consumidores, al mercado, lo que además hace que el productor se beneficie de mejor forma.

APOYO ECONÓMICO
Olascuaga explicó que el programa consiste en un apoyo económico no reembolsable que es de hasta 8 mil dólares por productor, puede cubrir hasta el 50% de los costos de la propuesta y apunta también a las organizaciones de productores que faciliten estos procesos que también pueden tener un apoyo económico de hasta 20 mil dólares.

REQUISITOS
Los requisitos son: presentar perfiles de propuestas, los productores deben estar agrupados (mínimo 5), el grupo

Dr. Adolfo Casaretto, técnico del SUL

Dr. Adolfo Casaretto, técnico del SUL

debe estar conformado al menos en un 70% por productores familiares registrados y los demás pueden ser productores pequeños y medianos no familiares. El perfil es evaluado primariamente y una vez aprobado se pasa a la construcción del proyecto definitivo con apoyo tanto de los técnicos del MGAP como de los técnicos del SUL o de otras instituciones para lograr una buena calidad de proyecto.
El proyecto debe ser presentado por un técnico habilitado en conjunto con los productores. El costo del técnico, parte es solventado con costos del proyecto y muchas de las jornadas técnicas de acompañamiento o implementación de las tecnologías pueden estar incluidas como costo del proyecto.
Olascuaga destacó el apoyo para el proyecto del SUL y el Instituto Nacional de Colonización a nivel nacional y a nivel local, de la intendencia y CALSAL.

BUEN MOMENTO
Por su parte el Dr. Adolfo Casaretto, técnico del SUL se mostró satisfecho con lo que va a ser este programa de subsidio llevado a cabo por la dirección del MGAP. En diálogo con EL PUEBLO manifestó que en lo previo el proyecto fue un consensuado con el SUL, por lo que la institución está comprometida y va a dar apoyo, y destacó que el mismo llega en un muy buen momento.
“Va a acompañar los tiempos biológicos del ovino porque se espera que los fondos estén disponibles para fin de año y en el verano poder estar operativo”.
Resaltó que el mismo tiene una serie de virtudes que ya se han experimentado en otros programas ganaderos y en otras líneas de subsidios como esta, “ojalá podamos interesar a la profesión liberal de agrónomos, veterinarios, técnicos agropecuarios que van a ser los dinamizadores de estos grupos de productores que accederán a este subsidio”.
Casaretto aseguró que “vienen tiempos para el ovino”, ya que considera que los rubros competitivos no tienen la lucidez de otros tiempos (tanto la cadena vacuna, como la lechería, la agricultura) que pesó mucho en el ánimo de los productores al momento de tomar decisiones, “hoy el rubro ovino es competitivo, creo que se vienen condiciones –de acuerdo a los especialistas-climáticas más favorables para la producción ovina”. Añadió que estadísticamente es muy probable que después de este fuerte “El Niño”, venga temporadas con menor pluviosidad lo que hace más fácil y más alentador la producción ovina y se desenvuelve mejor que otras, sobre todo en campos marginales y en el basalto.
“Estamos construyendo escenarios todos positivos para el ovino que con líneas de subsidios de estos para el pequeño productor, no necesita estimularlo que puede tener demanda”.