Cuatro hombres y una mujer fueron procesados en un fin de semana agitado para los juzgados penales

Tres de las cinco personas terminaron en la cárcel

Cuatro hombres y una mujer resultaron procesados el fin de semana, tras ser encontrados culpables de distintos delitos. Los cinco implicados concurrieron al juzgado penal de turno entre sábado y domingo, donde se les tomó declaración, antes de que el magistrado actuante decidiera dictar sus procesamientos.
EL PADRASTRO
ABUSADOR
El caso más impactante fue el del padrastro acusado de abusar sexualmente de su hijastra. Dicho sujeto terminó en la cárcel por reiterados delitos de atentado violento al pudor.
Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, este individuo había sido denunciado por su pareja (la madre de la víctima), quien sospechaba lo que estaba ocurriendo en su casa.
A través de la denuncia, tomó cartas en el asunto la Unidad Especializada de Violencia Doméstica de la Policía, quien detuvo al acusado para que se le practicaran las pericias de rutina. Con esas pruebas y las aportadas por los testimonios de la niña abusada y su madre, el magistrado tuvo los suficientes elementos como para procesar con prisión al susodicho.
A LA CÁRCEL POR
SUMINISTRO DE DROGA
Un hombre de 22 años, quien tenía antecedentes penales, volvió a prisión por suministro de estupefacientes. Este delincuente, incluso, tiene otras denuncias en su contra que están en curso. Por eso el viernes pasado los funcionarios de la seccional 3a realizaron un intenso procedimiento en pos de dar con su paradero.
Tras varias averiguaciones, la Policía obtuvo la información de que el sujeto en cuestión retornaba ese día a nuestra ciudad en un ómnibus de transporte interdepartamental. Para capturarlo, se dispuso un control especial frente a la Subcomisaría de las Termas del Daymán, donde se detuvo a todos los buses que tenían a Salto como destino, hasta que se dio con el hombre buscado.
Tras ser trasladado a la sede policial, se le incautó al sujeto dos envoltorios conteniendo marihuana, por lo que quedó detenido. El sábado fue interrogado en el juzgado penal de turno, donde ayer tuvo que presentarse nuevamente para ser procesado con prisión.
El mismo delincuente también es investigado por el robo de dos rejas de hierro de una vivienda del barrio Minervini, el hurto de una motocicleta y amenazas a un funcionario policial.
El robo de las rejas de hierro (de tres metros por 0.80 centímetros) fue en perjuicio de una mujer de 57 años y sucedió el 27 de setiembre de 2013; las amenazas ocurrieron el pasado 30 de enero, cuando el malhechor fue hasta la casa de un agente de policía y lo amenazó; y el hurto de la motocicleta tuvo como damnificado al mismo efectivo policial y ocurrió el miércoles 5 del presente mes.
OTRO PROCESADO
CON PRISIÓN
Un joven de iniciales M. R. terminó en la cárcel por un delito de receptación en grado de tentativa, ya que poseía antecedentes penales. Este sujeto fue detenido por funcionarios de la seccional 1a, luego de que fuera denunciado el robo de una radio de auto desde el interior del vehículo que estaba estacionado en la calle Brasil al 500.
El móvil policial realizaba un patrullaje de rutina en la madrugada del sábado, cuando al llegar a las inmediaciones de 19 de Abril y Julio Delgado divisó a dos adolescentes que se encontraban junto a un sujeto, mayor de edad, que vive en la zona, quien al ver a la patrulla ingresó a su casa dejando solo a los dos menores. Estos llevaban consigo una radio desmontable de auto y al ser indagados, adujeron que la habían encontrado tirada.
Los efectivos procedieron a detener al hombre mayor de edad, dado que los comercios cercanos aportaron videos donde se veía a los tres malhechores intentando vender la radio en cuestión.
MADRE E HIJO
PROCESADOS
Los otros dos procesados del fin de semana fueron un joven y su madre, ambos sin prisión. El adolescente fue procesado por un delito de receptación, al tiempo que su progenitora fue procesada por un delito de violencia privada en reiteración real.
ROBO EN EL CENTRO
Una casa de fotografía sita en calle Larrañaga entre Uruguay y Artigas fue víctima de los ladrones en la madrugada del sábado. Los malhechores rompieron el vidrio principal (de importantes dimensiones) del comercio y se llevaron varias cámaras de fotos y filmadoras.

Cuatro hombres y una mujer resultaron procesados el fin de semana, tras ser encontrados culpables de distintos delitos. Los cinco implicados concurrieron al juzgado penal de turno entre sábado y domingo, donde se les tomó declaración, antes de que el magistrado actuante decidiera dictar sus procesamientos.

EL PADRASTRO ABUSADOR

El caso más impactante fue el del padrastro acusado de abusar sexualmente de su hijastra. Dicho sujeto terminó en la cárcel por reiterados delitos de atentado violento al pudor.

Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, este individuo había sido denunciado por su pareja (la madre de la víctima), quien sospechaba lo que estaba ocurriendo en su casa.

A través de la denuncia, tomó cartas en el asunto la Unidad Especializada de Violencia Doméstica de la Policía, quien detuvo al acusado para que se le practicaran las pericias de rutina. Con esas pruebas y las aportadas por los testimonios de la niña abusada y su madre, el magistrado tuvo los suficientes elementos como para procesar con prisión al susodicho.

A LA CÁRCEL POR SUMINISTRO DE DROGA

Un hombre de 22 años, quien tenía antecedentes penales, volvió a prisión por suministro de estupefacientes. Este delincuente, incluso, tiene otras denuncias en su contra que están en curso. Por eso el viernes pasado los funcionarios de la seccional 3a realizaron un intenso procedimiento en pos de dar con su paradero.

Tras varias averiguaciones, la Policía obtuvo la información de que el sujeto en cuestión retornaba ese día a nuestra ciudad en un ómnibus de transporte interdepartamental. Para capturarlo, se dispuso un control especial frente a la Subcomisaría de las Termas del Daymán, donde se detuvo a todos los buses que tenían a Salto como destino, hasta que se dio con el hombre buscado.

Tras ser trasladado a la sede policial, se le incautó al sujeto dos envoltorios conteniendo marihuana, por lo que quedó detenido. El sábado fue interrogado en el juzgado penal de turno, donde ayer tuvo que presentarse nuevamente para ser procesado con prisión.

El mismo delincuente también es investigado por el robo de dos rejas de hierro de una vivienda del barrio Minervini, el hurto de una motocicleta y amenazas a un funcionario policial.

El robo de las rejas de hierro (de tres metros por 0.80 centímetros) fue en perjuicio de una mujer de 57 años y sucedió el 27 de setiembre de 2013; las amenazas ocurrieron el pasado 30 de enero, cuando el malhechor fue hasta la casa de un agente de policía y lo amenazó; y el hurto de la motocicleta tuvo como damnificado al mismo efectivo policial y ocurrió el miércoles 5 del presente mes.

OTRO PROCESADO CON PRISIÓN

Un joven de iniciales M. R. terminó en la cárcel por un delito de receptación en grado de tentativa, ya que poseía antecedentes penales. Este sujeto fue detenido por funcionarios de la seccional 1a, luego de que fuera denunciado el robo de una radio de auto desde el interior del vehículo que estaba estacionado en la calle Brasil al 500.

El móvil policial realizaba un patrullaje de rutina en la madrugada del sábado, cuando al llegar a las inmediaciones de 19 de Abril y Julio Delgado divisó a dos adolescentes que se encontraban junto a un sujeto, mayor de edad, que vive en la zona, quien al ver a la patrulla ingresó a su casa dejando solo a los dos menores. Estos llevaban consigo una radio desmontable de auto y al ser indagados, adujeron que la habían encontrado tirada.

Los efectivos procedieron a detener al hombre mayor de edad, dado que los comercios cercanos aportaron videos donde se veía a los tres malhechores intentando vender la radio en cuestión.

MADRE E HIJO

PROCESADOS

Los otros dos procesados del fin de semana fueron un joven y su madre, ambos sin prisión. El adolescente fue procesado por un delito de receptación, al tiempo que su progenitora fue procesada por un delito de violencia privada en reiteración real.

ROBO EN EL CENTRO

Una casa de fotografía sita en calle Larrañaga entre Uruguay y Artigas fue víctima de los ladrones en la madrugada del sábado. Los malhechores rompieron el vidrio principal (de importantes dimensiones) del comercio y se llevaron varias cámaras de fotos y filmadoras.