D.T. de Arsenal de Futsal ofreció

En la tarde del lunes pasado se presentó en Diario EL PUEBLO el Sr. Ruben Maurno, director técnico del equipo de futsal del Atlético Arsenal, con el fin de dar su versión acerca de lo sucedido el domingo anterior en el gimnasio de Universitario luego de finalizado el partido entre Ferro Carril y su equipo, información que brindáramos en sus detalles en el comentario del encuentro.

“Mi nombre es Ruben Maurno y soy y director técnico de Arsenal, y delegado suplente que a veces cumplo las funciones de titular. Hemos hecho una campaña muy grande con Arsenal para poder mejorar con respecto al año pasado, para poder ponerlo en la zona de competencia que está ahora. El domingo enfrentamos a Ferro Carril, partido que sabíamos iba a ser muy difícil. Ferro Carril nos superó ampliamente, con claridad y el resultado fue merecido. Una vez finalizado el partido saludé a los dos jueces como me parece correspondía y a todos los amigos y compañeros de Ferro, con quienes compartimos muchas cosas aparte del Futsal; los felicité sin ningún problema porque el resultado final del partido lo decía todo y no cabía ninguna protesta a juez alguno por la circunstancia que fuera. Ferro Carril ganó bien, y ningún error que haya habido en la cancha de parte de alguno de los jueces a nuestro favor o en contra, hubiese cambiado el resultado.

Durante la semana se dieron unas cuantas diferencias en las prácticas con mis jugadores ya que fueron sólo tres a una y cuatro a otra, por lo que jugaron jugadores que no tenían que haber jugado y formamos el equipo de una manera impensada. Al finalizar el partido hubo algunos jugadores que se fueron enojados y en el banco de suplentes sostuve una discusión con cuatro de mis jugadores, totalmente ajeno a todo lo que sucedía. En ese momento, uno de los jueces se acerca hacia el lugar donde estábamos y le advierte a uno de mis jugadores sobre las canilleras puesto que no las tenía puestas, lo que es correcto. Pero creo que se debe ser ubicado y si cuatro personas o cinco están discutiendo no tiene sentido generar una circunstancia agresiva. Ante esto le dije: “Está bien, termínala Anildo”, se lo dije de una forma seca. Él insistió sobre las canilleras y le dije “Anildo, hubieras cobrado eso y hubieras cobrado la plancha que no cobraste, cuando el partido estaba dos a dos que fue penal o falta técnica  en el borde del área o dentro del área y que derivó en el gol a favor del equipo contrario. Hubieras cobrado eso”. Él me contestó que no lo había visto, entonces le contesté: “Como siempre contra nosotros no la ves nunca.” Él respondió algo y le dije: “Bueno terminala y ándate, ándate para la mesa”. Sé que fui grosero y se lo dije de mala manera, pero no amerita que este juez me dijera: “No, esto no termina acá” y me pone el dedo en la cara diciéndome: “Quién te crees que sos, qué te pasa, te voy a romper la cabeza”, contestándole: “No te hagas el vivo porque sabés que acá no puedo tener ningún problema contigo porque me suspenden por dos años” y él me dice “Yo te rompo la cara, acá, afuera y en cualquier lado y vos sos un cagón. Además yo mando acá y yo soy el personaje del espectáculo y vos no sos nadie”.  Sé que en un principio no lo trate adecuadamente o le dije que se fuera en forma grosera, pero era un momento en el que estaba discutiendo bastante fuerte con mis jugadores. Eso no lo vio nadie.  Yo en ningún momento le pegué pero el juez fue totalmente desubicado. Además no tiene que hacer nada en el banco de nosotros.

Pasan diferentes circunstancias, Miguel Gallo y Nicolás Baratta me sacan. Y yo vuelvo y le pregunto a Miguel que habían puesto en el formulario, porque tengo derecho a verlo. No me lo quieren mostrar, entonces le digo a Miguel: “Si a mí me suspenden, que lo suspendan a él por diez partidos también porque fue él que me incitó a pelear y me patoteó.” Entonces después de eso me fui, esperé a que terminara el segundo partido y volví a Universitario, y le dije que le daba la oportunidad de decirme todo lo que me había dicho, sin insultarlo ni nada por el estilo. Le dije que le estaba dando la oportunidad de que hiciera todo lo que él me había dicho. Es todo lo que tengo para decir. No tengo ningún problema personal con el juez ni nada por el estilo. Yo soy una persona de trabajo, una persona que la mayoría de la gente del ambiente del Futsal aprecia, jamás tuve un problema con un contrario, ni con un compañero, ni con ningún técnico de otro equipo.

Agradezco a EL PUEBLO la oportunidad de hacer mis descargos.”