De copete levantado y un “papal” en la senda

Con el Nacional de Ramón Romero, el copete levantado. Tanto a nivel local, como en la Copa de Clubes. Del nivel de producción a los goles como consecuencia y la imposición aflorando. Los que estaban jugando y respondiendo, pero también ahora, el «Tito» Pereira para ser uno más en los metros finales. Nacional fue plasmando el equilibrio.
Es el orden y la resolución.
En su senda, se le cruza un”papal”. Bella Vista de Paysandú prevaleció en su llave. Tiene la Dirección Técnica de Ramón de los Ángeles.
Será un rival durísimo.
Los que lo vieron, coinciden en un Bella Vista que «defiende bien y pega en los momentos justos en materia ofensiva». De todas maneras, habrá que calibrar a Bella Vista al paso de los minutos, y sobre todo, la actitud con que asume la acción. Si es de espera o se atreve. Dispone de un jugador clave como Mauro Carate. Un zurdo constructor de fútbol y con mágica pegada.
Lo bueno de Nacional: tiene sustento goleador. Y no solo por Ricardo Laforcada. Nacional ofrece variantes.
No se repite en los metros finales. Jugando en su cancha, un aliado más.
Igualmente como Universitario, es la obligación de victoria.
Los rojos, también la tienen.