De la lluvia al barro en las canchas: suspensión

Al filo de las 17 horas de la víspera, desde la Liga Salteña de Fútbol el anuncio sin más dilaciones: la suspensión de la fecha pactada para hoy, tanto en la «A» como en la «B».
Los casi 70 milímetros que llovieron en la ciudad cuando fue mediando la semana, implicaron el factor que se suponía de riesgo. Para colmo de males, el paso de las jornadas con una acentuada humedad ambiente, sin que alguna aireación en los campos de juego fuese posible. Se fue precipitando la decisión inminente. Se aguardó hasta las 17 horas, para vislumbrar algún mejoramiento del tiempo, finalmente no concretado.
En el mediodía, la mayoría de las canchas con agua y barro acumulado. Desde el presidente de la Liga, Juan Ramón Guarino, la consulta puntual a dirigentes de clubes propietarios de cancha. Todos fueron trasmitiendo la realidad de una situación adversa para jugar. En la misma medida los pronósticos no reseñaban cuestiones a favor, por lo que se optó por la suspensión.
Ni la «A», ni la «B». Inexorable decisión. Habrá que aguardar una semana más para que se incorpore a escena, la tercera fecha de la primera rueda en cada una de las dos divisionales.