De la mano de Ricardo Darín, llegó a Salto el thriller de intriga político “La cordillera”

Ricardo Darín llegó a una etapa profesional de su vida que puede darse el lujo de elegir qué trabajos hacer y cuáles no, o darle un portazo a Hollywood, como ha hecho.

No hay película en la que participe Darín que no despierte el interés del público. Es así que se lo ha visto en papeles destacados y magistrales, así como también en algunas películas menores, pero actores como Darín hoy pueden darse ese lujo, en el que los malos resultados en alguna película no logra opacar su condición de buen actor, despegándose hace rato de aquella inicial carrera de galancito carilindo o de novio de Susana Giménez.la cordillera.2
En esta oportunidad, Darín alcanza la presidencia argentina, teniendo que lidiar con fuertes conflictos familiares y de poder en medio de una cumbre de mandatarios latinoamericanos. Se trata de un thriller político y psicológico con inesperadas derivaciones que, tras su estreno en el último Festival de Cannes, promete ser uno de los grandes éxitos comerciales del Río de la Plata.
“La cordillera” es una coproducción con Francia y España de casi 6 millones de dólares de costo con un elenco estelar y distribución local e internacional de Warner Bros.
Darín es Hernán Blanco, un provinciano campechano, un político en principio no demasiado destacado ni carismático, pero que acaba de ganar las elecciones y tiene como primer desafío importante participar en una cumbre de mandatarios latinoamericanos en plena cordillera de Los Andes, donde se discutirá la posibilidad de establecer una alianza petrolera a nivel continental.
Es casi inevitable caer en la tentación de compararlo en varios pasajes de la película con Mauricio Macri aunque -más allá de ciertos parecidos físicos y políticos- las similitudes no resultan tan obvias.
Las cosas no se presentan fáciles para el inexperto presidente, ya que su par brasilero (al que todos conocen como El Emperador) parece dominar la escena y eclipsar a los demás. Para colmo de males, aflora una vieja denuncia de corrupción contra su partido a cargo de su ahora ex yerno que amenaza con hacer tambalear aún más su ya precaria situación. Así, hará que su conflictiva hija Marina (Dolores Fonzi) sea llevada directamente a la cumbre.
Entre reuniones de funcionarios y asesores, la trastienda de la Casa Rosada de madrugada, preparativos, viajes en el avión presidencial, reuniones estratégicas y actividades protocolares, arranca este thriller político coescrito por Santiago Mitre (además de director, quien dirige con buen pulso y convicción) y Mariano Llinás.
Una joyita que se guarda la película, y que cuento porque no es ningún secreto, incluso se ve en algún tráiler. Se trata de la participación en la cinta del reconocido actor norteamericano Christian Slater, quien protagoniza a un representante del gobierno estadounidense quien jugará un papel destacado intentando que fracase la unión petrolera, algo conocido para quienes vivimos en este lado del mundo.
Si bien la crítica argentina no recibió a esta película con una buena impresión, no deja de ser una película hecha a la medida de Darín, aunque como el mismo actor dijo en alguna entrevista, no tenía pensado participar de la misma, pero que la insistencia de su amiga Dolores Fonzi (pareja del director), lo terminó por convencer.

ANABELLE 2
Para sacudirse de las críticas de la anterior entrega de la muñeca diabólica, esta secuela se reinventó delante y detrás de cámaras. Si bien mantuvo a su guionista y James Wan sigue como productor, el sueco David F. Sandberg asumió la dirección.
Sandberg, quien ya se había anotado un éxito en el cine de terror el año pasado con “Cuando las luces se apagan”, fue el encargado de traer la sutileza de regreso a la historia, enfocándose más en la tensión que en la pirotecnia y los efectos especiales.
Se trata de una precuela de la primera parte -que a su vez se desarrolla antes que “El Conjuro”- retrocediendo hasta los orígenes de la infame muñeca. En la historia, se muestra que esta fue creada por un juguetero en los años 40, que junto a su mujer perdieron a su hija en un accidente.
Engañados por un demonio, ambos dejan que la muñeca sea poseída, y la encierran en un armario con la esperanza de mantener a la presencia contenida. Así se mantiene por 12 años, hasta que el matrimonio le permite a una monja y seis niñas huérfanas hospedarse en su hogar. Como suele suceder en el género, los niños abren puertas que no deberían…







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...