De los Santos: ¿ por qué le pasó lo que le pasó?

La desaprobada noche del infortunio

Pocas veces como en esta ocasión, la coincidencia ganó espacios y se niega a dudar: EL MAL ARBITRAJE de José Gabriel de los Santos, en el control del partido Universitario-Ferro Carril. Más allá de las tres jugadas capitales, lo del árbitro fue igualmente blando, confuso y vacilante en materia técnica y disciplinaria. Lo de siempre: frente a una misma situación, resoluciones opuestas. Si es la misma circunstancia de juego, ¿por qué se altera la decisión, por ejemplo a la hora de las tarjetas amarillas?
De arranque nomás, la amonestación a Christian Cavani. El tema es que al paso de los minutos, otras situaciones más acentuadas respecto a la actitud del zaguero de Ferro Carril y que sin embargo, pasaron de largo.
Es solamente un hecho puntual. Claro está, que la detonación mayor, guarda relación con los tres penales. Cuestionados los tres, porque simplemente…NO LO FUERON.
En el primero, la infracción de Albano, CLARAMENTE fuera del área. En el penal a favor de Ferro, nadie de Universitario para incurrir en infracción. De última, el zaguero de Ferro llega antes que George dos Santos y decreta el segundo penal a favor de la “U”.
Nada al margen del reglamento y De los Santos concluyó en la sanción.
Una noche olvidable, para quien no le faltan aptitudes. Esta vez: las derrumbó.