Del miedo hasta la pulseada que gana el “no te metas”

Días atrás en el local de la Liga Salteña de Fútbol. El encuentro de representantes del comando de Jefatura de Policía, neutrales y delegados, más cronistas deportivos. Un tema: seguridad en los campos de juego. Pero además, el rol de quienes tienen relación con la estrategia a aplicar. Esto es, agentes de policía y funcionarios de la empresa privada contratada. La delegación de Nacional fue concreta: “No queremos hacer el trabajo de las personas a las que le estamos pagando”, en alusión a funcionarios de la empresa. Todo a partir de quienes optan por colarse o ya en el escenario, asumir actitudes que bien pueden convertirse en focos de violencia. La coincidencia a nivel de algunos delegados es que los funcionarios aludidos, “miran el partido, en vez de mirar y calibrar las actitudes de la gente”. Desde la empresa y sus representantes en la ocasión, los conceptos de réplica, “porque no pocas veces nos faltan el respeto. O simplemente no nos respetan”. A su vez, delegados para tener en cuenta en una segunda confluencia de pareceres: “Les decimos lo que a veces pasa y prolongan la omisión. No nos llevan el apunte. La palabra omisión los define”.
UNA CUESTIÓN
ELEMENTAL
De lo que no parecen existir dudas, es que quienes TIENEN Y DEBEN CUSTODIAR LA SEGURIDAD EN LOS ESPECTÁCULOS (que para eso se les paga), no siempre son fieles y leales a ese fin. En algunos casos puntuales, el miedo parece gobernarlos y la función se transforma en cuestión secundaria. Da la sensación que algunos de los funcionarios, simplemente PARECEN NO APTOS PARA EL EJERCICIO DEL OBJETIVO PARA EL QUE SON CONTRATADOS. Pero a su vez, irrumpe en escena y de hecho, otro aspecto candente y bien sabido: el “no te metás”. Porque de eso también se trata. No en pocos ámbitos, el “no te metás” gana la pulseada. ¿En las canchas igualmente?. Al fin de cuentas, compromiso o no para el desarrollo de una gestión.
Que cada cual lo asuma. Y el que no lo asuma, debiera admitir que la puerta no tiene candado. La libertad no solo para entrar. Sino también para salir. E irse.
ELEAZAR JOSÉ SILVA

Días atrás en el local de la Liga Salteña de Fútbol. El encuentro de representantes del comando de Jefatura de Policía, neutrales y delegados, más cronistas deportivos. Un tema: seguridad en los campos de juego. Pero además, el rol de quienes tienen relación con la estrategia a aplicar. Esto es, agentes de policía y funcionarios de la empresa privada contratada. La delegación de Nacional fue concreta: “No queremos hacer el trabajo de las personas a las que le estamos pagando”, en alusión a funcionarios de la empresa. Todo a partir de quienes optan por colarse o ya en el escenario, asumir actitudes que bien pueden convertirse en focos de violencia. La coincidencia a nivel de algunos delegados es que los funcionarios aludidos, “miran el partido, en vez de mirar y calibrar las actitudes de la gente”. Desde la empresa y sus representantes en la ocasión, los conceptos de réplica, “porque no pocas veces nos faltan el respeto. O simplemente no nos respetan”. A su vez, delegados para tener en cuenta en una segunda confluencia de pareceres: “Les decimos lo que a veces pasa y prolongan la omisión. No nos llevan el apunte. La palabra omisión los define”.

UNA CUESTIÓN

ELEMENTAL

De lo que no parecen existir dudas, es que quienes TIENEN Y DEBEN CUSTODIAR LA SEGURIDAD EN LOS ESPECTÁCULOS (que para eso se les paga), no siempre son fieles y leales a ese fin. En algunos casos puntuales, el miedo parece gobernarlos y la función se transforma en cuestión secundaria. Da la sensación que algunos de los funcionarios, simplemente PARECEN NO APTOS PARA EL EJERCICIO DEL OBJETIVO PARA EL QUE SON CONTRATADOS. Pero a su vez, irrumpe en escena y de hecho, otro aspecto candente y bien sabido: el “no te metás”. Porque de eso también se trata. No en pocos ámbitos, el “no te metás” gana la pulseada. ¿En las canchas igualmente?. Al fin de cuentas, compromiso o no para el desarrollo de una gestión.

Que cada cual lo asuma. Y el que no lo asuma, debiera admitir que la puerta no tiene candado. La libertad no solo para entrar. Sino también para salir. E irse.

ELEAZAR JOSÉ SILVA







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...