Delincuentes robaron un caballo que era la mascota de una familia y lo faenaron, vendiendo la carne puerta a puerta

Un caballo que fue robado días pasados desde un establecimiento fue hallado posteriormente faenado y sus partes estaban en un descampado de la zona sur de la ciudad, según informaron a este diario fuentes policiales.
El comunicado proveniente de la Jefatura de Policía establece que el pasado sábado 8, el personal del Departamento de Seguridad Rural fue informado de que en la zona de Nueva Hespérides, que es jurisdicción de Seccional 3ra., habían hurtado un caballo, por lo cual intervinieron de manera inmediata procurando ubicar al animal.
Él fue localizado tiempo después faenado en las proximidades de la cancha de fútbol del Club Tigre el pasado día domingo, por lo cual concurrió hasta el lugar el denunciante, reconociéndolo como el caballo que le habrían hurtado.
Continuando con las averiguaciones, pudieron saber que no estarían ajenos al hecho dos hombres mayores de edad, que serían del barrio Horacio Quiroga y del Nueva Esperanza.
Por tal motivo, el pasado lunes los funcionarios policiales concurrieron hasta la casa de uno de ellos donde incautaron carne con hueso y posteriormente fue detenido por la Policía, uno de ellos confesando la autoría del caso, logrando incautar 19,800 kilogramos de carne en distintos domicilios de los barrios antes mencionados, ubicando a tres compradores de la carne producto de una faena antirreglamentaria, cuya carne los autores la habían comercializado puerta a puerta manifestando que con el dinero recaudado por este caso, que fue un total de $ 800 pesos consumieron bebidas y cigarrillos.
Finalizadas las instancias judiciales en la sede penal, el Magistrado actuante dispuso el procesamiento de seis personas, dos de ellas con prisión de iniciales J.L.S.DS. (poseedor de antecedentes penales) y J.A.L.S. como presuntos autores de un delito de hurto especialmente agravado por la pluriparticipación y un delito de abigeato especialmente agravado en reiteración real.
Además, otras cuatro personas fueron procesadas sin prisión, las mismas son las de iniciales N.E.S.A., D.A.P.A., S.N.E.W. y J.H.U.R. por un delito de receptación (ya que fueron los compradores de la carne) quienes deben presentarse una vez por semana en la seccional correspondiente a su domicilio.
Cabe agregar que el animal era una mascota de una familia con niños menores, quienes convivían diariamente con el mismo. En dicho procedimiento también participó el Departamento de Seguridad Rural a cargo del Oficial Principal Jairo Jacques y del Cabo Diego Vega, que es el Jefe de Destacamento Zona I DSR.