“Dennos la oportunidad durante 5 o 10 años, y estoy seguro que van a vivir en otro país”, dijo el joven dirigente blanco

Armando Castaingdebat –Presidente de la Juventud Nacionalista

En la gira denominada “Juventud en la Cancha”, visitaron nuestra ciudad dirigentes a nivel nacional de la juventud blanca. EL PUEBLO dialogó con el Presidente de la Juventud Nacionalista, Armando Castaingdebat, quien manifestó que los jóvenes de su partido, hoy, constituyen un factor de unidad en la vieja colectividad.
¿Cuáles son los objetivos de la Juventud Nacionalista en este período electoral, en un Partido Nacional que le ha dado un importante protagonismo?
Estamos en campaña electoral ya, así se ve, así estamos trabajando. La juventud del Partido Nacional decidió emprender esta aventura, entre comillas, porque salir de gira por todo el país es algo que nosotros nunca lo habíamos hecho, ni como juventud, ni en lo personal, si bien alguna vez habíamos acompañado a la fórmula o al candidato; con una idea que es tener nuestra propia agenda juvenil, que salga de la gente, de los compañeros que opinan, que nos hacen sus planteos, sus demandas, las que recogemos y estudiamos con técnicos; y, tener cuatro o cinco puntos en común. Ese es el fin de esta gira. Un ida y vuelta. Más de vuelta que de ida, porque nosotros escuchamos más de lo que decimos. Creo que, a esta altura de nuestra carrera política, la que recién empieza, tenemos mucho más para escuchar y para aprender, que para comunicar o decir.
A la gira le pusimos “Juventud en la Cancha”, porque creo que es donde tenemos que estar nosotros, los jóvenes, haciéndonos sentir. Tu decías que nos daban espacio, protagonismo, y sí, así es, nos lo dan, pero, nos lo ganamos, también. Trabajamos duro para seguir ascendiendo. Creo que, si bien el partido le da oportunidades a los jóvenes, todavía le falta; todavía precisamos tener más representación en el Parlamento, en las juntas, en las intendencias.
Los hombres y las mujeres tenemos que seguir trabajando en conjunto, apoyándonos mutuamente, todo tenemos que estar espalda con espalda, para defender, por ejemplo, a un compañero joven que quiera ser candidato en Salto, al que hay que darle para adelante, porque se necesita esa evolución en el sistema político, y creo que, los jóvenes del Partido Nacional están trabajando en consecuencia.
Nosotros, cuando empezamos con el trabajo de la juventud, nos abocamos, al principio del año pasado, ya que esta Comisión hace un año y pico que está trabajando, a la formación de jóvenes. Anduvimos acá en Salto y en el resto del país, habiendo formado, el año pasado, arriba de los 1.100 jóvenes, en distintos talleres de capacitación. Y. este año, militancia. Salir a recorrer, en la cancha. Viendo las cosas de primera mano; o sea, que nadie nos cuente qué pasa en Salto, en Artigas o en Paysandú, por ejemplo, sino que, nosotros vengamos a escuchar a la gente.
Esto es lo lindo que tiene la política. Conocés gente, aprendés, aprendés, aprendés; conocés la realidad.
Tenemos que mirar cara a cara a la gente, levantar las propuestas en un mano a mano; por eso creo que, esta actividad histórica que está haciendo la juventud, la que nunca antes se hizo, a parte, por nuestros propios medios, es un gran esfuerzo que se valora. Valer la pena, va a valer la pena el esfuerzo y va a valer la pena el ganar. Va a valer la pena llevar nuestras propuestas al gobierno, porque es eso lo que queremos, llevarlas al gobierno para que se hagan, se ejecuten, y que cambien la realidad de los jóvenes. Como decía Wilson: “ganar sí, pero que valga la pena”.
Podemos ver a jóvenes de diferentes sectores, ¿eso significa que la juventud blanca es un factor de unidad en la colectividad?
Ni que hablar. Nosotros tenemos que trabajar por encima de cualquier bandera sectorial, por encima de cualquier candidato, porque, como decía recién, lo primero es el país, luego el partido, y, después, los sectores y los candidatos.
Y, presentar este proyecto después de la elección interna, también tiene ese fin, demostrar que, nosotros, los jóvenes, estamos todos encolumnados con tal o cual candidato o candidata, y trabajamos juntos, antes de la interna, para armar la agenda; y, después de la interna, con esa nuestra agenda, que deseamos que sea común. Ahí no se puede hablar más de precandidatos, sino de partido y del proyecto.
¿Qué mensaje le daría a la juventud, forme parte de un partido o de ninguno, para que opte por el Partido Nacional?
Creo más que mensaje, pedirles que se metan en política; que cambien las cosas desde adentro. Sea en el Partido Nacional, en el Frente Amplio, en el Partido Colorado o en cualquier otro partido, pero, que tengan en cuenta que los grandes cambios, van por el sistema político. Yo quiero invitarlos a que se metan en política, que opinen, a que critiquen con respeto, obviamente, y que traten de tomar decisiones. Creo que el Partido Nacional, y ahora sí los invito a votarlo, está en su mejor momento para darle al país; el Uruguay está pasando por una crisis económica, social, hoy, el Frente Amplio tiene más ganas de quedarse con el poder, para tener el poder mismo, y no como herramienta para cambiarle la calidad de vida a la gente. El Partido Nacional, viene con todo, tenemos ganas, se nota en nuestros precandidatos, que andan permanentemente en la vuelta, no están metidos detrás de un escritorio; nos asesoramos con los mejores técnicos, no opinamos al azar; sino que, tenemos líderes que estudian y que proponen, con previo estudio, repito, y asesoramiento. Tenemos jóvenes, quienes queremos hacernos cargo, con el respaldo de una elección en la que nos respaldaron 70.000 gurises, los que ya están en la cancha trabajando. Tenemos mucho por ofrecer. Dennos la oportunidad para demostrar, de que hay que tener un gobierno de cambio, ya que al Frente Amplio se le terminó el cumpleaños, como dice un amigo. Dennos la oportunidad durante 5 o 10 años, y estoy seguro que van a vivir en otro país.