Denunciaron a un joven por tener fotos “comprometedoras” con una adolescente

Una denuncia por un caso de fotografías con presuntos desnudos de una adolescente, fue presentada ante la Policía por los padres de la joven implicada y ante esto, los funcionarios actuaron, llevando a cabo un procedimiento en una casa de familia de la Zona Este, donde estarían almacenadas las imágenes. Las mismas irían a ser subidas a Internet para su circulación.
El hecho dio lugar a la incautación por parte de los funcionarios actuantes de una computadora con diverso material que comprometería al dueño de casa y ayer, todo esto fue remitido al juzgado penal de 2º Turno, a cargo de la Dra. Ivón Olivera, donde se cumplieron las actuaciones.
Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, los efectivos continúan trabajando en este hecho y en la presente jornada, el joven implicado, sería trasladado al juzgado para comparecer ante la jueza penal de turno, con la finalidad de prestar declaraciones.
Anoche mismo, los funcionarios policiales especializados en delitos informáticos, se encontraban cumpliendo tareas de inspección de los materiales incautados. Se trataban particularmente de fotografías entre una pareja joven.
MAS DECLARACIONES
Por otro lado, también comparecieron ayer ante el juzgado penal de turno, otra tanda de los funcionarios policiales que revisten funciones en la cárcel departamental, los que vienen siendo investigados por la fuga de los dos reclusos argentinos, el pasado domingo 11 de agosto.
En total, según pudo saber EL PUEBLO, ya habrían prestado declaraciones cerca de 20 funcionarios policiales que cumplen servicio en la unidad carcelaria local.
La idea de la magistrada que tiene a su cargo el caso es investigar a todos los policías que trabajan en el lugar, y a las ex autoridades de ese recinto, para conocer en detalle los movimientos que se llevaron a cabo ese día.
De esta manera, la usía pretende demostrar que el caso se trató de una “entrega” y no de una fuga por motus propio de parte de los argentinos, pese a que se trataba de dos reclusos con profusos antecedentes y reconocidos en el ambiente delictivo en Argentina.
Las actuaciones judiciales se cumplieron ayer hasta la hora 20 aproximadamente, donde la jueza actuante, Ivón Olivera, estaba tomando declaraciones  a los funcionarios citados. Hasta el momento no hay información oficial sobre el asunto y solamente se esperan las resultancias judiciales sobre el asunto.
g

Una denuncia por un caso de fotografías con presuntos desnudos de una adolescente, fue presentada ante la Policía por los padres de la joven implicada y ante esto, los funcionarios actuaron, llevando a cabo un procedimiento en una casa de familia de la Zona Este, donde estarían almacenadas las imágenes. Las mismas irían a ser subidas a Internet para su circulación.

El hecho dio lugar a la incautación por parte de los funcionarios actuantes de una computadora con diverso material que comprometería al dueño de casa y ayer, todo esto fue remitido al juzgado penal de 2º Turno, a cargo de la Dra. Ivón Olivera, donde se cumplieron las actuaciones.

Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, los efectivos continúan trabajando en este hecho y en la presente jornada, el joven implicado, sería trasladado al juzgado para comparecer ante la jueza penal de turno, con la finalidad de prestar declaraciones.

Anoche mismo, los funcionarios policiales especializados en delitos informáticos, se encontraban cumpliendo tareas de inspección de los materiales incautados. Se trataban particularmente de fotografías entre una pareja joven.

MAS DECLARACIONES

Por otro lado, también comparecieron ayer ante el juzgado penal de turno, otra tanda de los funcionarios policiales que revisten funciones en la cárcel departamental, los que vienen siendo investigados por la fuga de los dos reclusos argentinos, el pasado domingo 11 de agosto.

En total, según pudo saber EL PUEBLO, ya habrían prestado declaraciones cerca de 20 funcionarios policiales que cumplen servicio en la unidad carcelaria local.

La idea de la magistrada que tiene a su cargo el caso es investigar a todos los policías que trabajan en el lugar, y a las ex autoridades de ese recinto, para conocer en detalle los movimientos que se llevaron a cabo ese día.

De esta manera, la usía pretende demostrar que el caso se trató de una “entrega” y no de una fuga por motus propio de parte de los argentinos, pese a que se trataba de dos reclusos con profusos antecedentes y reconocidos en el ambiente delictivo en Argentina.

Las actuaciones judiciales se cumplieron ayer hasta la hora 20 aproximadamente, donde la jueza actuante, Ivón Olivera, estaba tomando declaraciones  a los funcionarios citados. Hasta el momento no hay información oficial sobre el asunto y solamente se esperan las resultancias judiciales sobre el asunto.