Denunció a su hijo por violencia doméstica, luego de agredir a un hermano con un fierro

Una dama denunció a su pareja por hechos de violencia doméstica y logró que la justicia dispusiera el retiro del hombre del hogar que compartían. La mujer, que quedó a cargo de sus cinco hijos menores de edad, pensó que con dicha medida se había acabado la violencia en su finca, pero lejos estaba de tener razón.
La salida del padre de la familia derivó en que su hijo mayor, de 18 años, se sintiera “dueño de la casa”, queriendo “mandar a toda la familia”, a quien “agrede en forma verbal”, según expresó su propia madre al presentarse nuevamente en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica, ya no para denunciar a su expareja, sino a su propio vástago.
La susodicha aseguró que el incidente que desbordó el vaso ocurrió hace pocos días, cuando el joven de 18 años “le pegó a uno de sus hermanos con un fierro en la espalda”, lo que provocó la reacción de la madre, pero cuando ésta quiso intervenir, el denunciado “la mandó a callarse la boca”, según contó la propia mujer a los funcionarios policiales.
Por dicho motivo, la susodicha solicita el cese de agresiones del hijo mayor hacia el resto de la familia. Enterado el juez de Familia, dispuso que Policía Comunitaria se presente en el hogar durante cinco días para luego realizar un informe, para volver a ser enterado al respecto.
ROBO EN CASA
DE FAMILIA
En plena madrugada, personas extrañas ingresaron a una finca sita en calle 6 de Abril al 900, tras dañar la reja de una ventana e ingresar a través de la misma. Los malvivientes se llevaron una mochila grande de color negro con vivos verdes, un bolso tipo morral con varios cierres de color celeste, un bolso de color rosad0 con un dibujo de Barbie, un par de lentes de niño y dos celulares: un Samsung Galaxy S de color blanco y un Sony Ericsson X10 mini de color verde.
Dentro de la mochila había útiles escolares, un libro, un cuaderno amarillo y una cartuchera negra, y en el interior del morral había 1.500 pesos uruguayos, una billetera de color azul con un dibujo de una pelota, un monedero negro y varias monedas.
El hecho fue denunciado en la seccional 5ª, donde se practican las averiguaciones del caso.
HURTO DE ANIMALES
Una mujer denunció en la seccional 3ª que de su vivienda ubicada en avenida Patulé al 1700 alguien le robó un can raza Yorkie Mini, de color marrón claro con negro. El pequeño perro tenía dos meses de edad. Los efectivos policiales realizan la investigación de rigor en pos de identificar al ladrón.
ROBO EN EL
ESTACIONAMIENTO
DEL HOSPITAL
Una dama concurrió al Hospital y dejó su motocicleta en el estacionamiento de Varela y 18 de Julio, entregándole su casco protector a un cuidacoches que había en el lugar.  Al retornar, la mujer descubrió que el casco de color azul con visera (tipo motocross) había desaparecido, según denunció en la seccional 1ª. Al consultar al cuidacoches, éste respondió que había ido al baño, dejando a otra persona a cargo del casco, pero dicho individuo había desaparecido sin dejar rastros. El perjuicio económico fue valuado en 1.900 pesos.
HURTO DE
MOTOCICLETA
Un joven mayor de edad denunció el hurto de su motocicleta Vital, de color gris, matrícula HKY 121, que había dejado en el estacionamiento de la Escuela de Administración, sita en calle Juan Carlos Gómez. El hecho fue denunciado en la seccional 1ª, donde se realizan las averiguaciones del caso.
ROBO DE CELULAR
EN COMERCIO
Una pareja con una pequeña niña en brazos se presentó en un comercio ubicado en el barrio Ceibal para ofrecer mates y carteras de dama, lo que fue rechazado por la dueña del mismo. Pero en un descuido de ésta, los sujetos se adueñaron del celular Samsung Galaxy Ace 4 que se encontraba sobre el mostrador.

Una dama denunció a su pareja por hechos de violencia doméstica y logró que la justicia dispusiera el retiro del hombre del hogar que compartían. La mujer, que quedó a cargo de sus cinco hijos menores de edad, pensó que con dicha medida se había acabado la violencia en su finca, pero lejos estaba de tener razón.

La salida del padre de la familia derivó en que su hijo mayor, de 18 años, se sintiera “dueño de la casa”, queriendo “mandar a toda la familia”, a quien “agrede en forma verbal”, según expresó su propia madre al presentarse nuevamente en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica, ya no para denunciar a su expareja, sino a su propio vástago.

La susodicha aseguró que el incidente que desbordó el vaso ocurrió hace pocos días, cuando el joven de 18 años “le pegó a uno de sus hermanos con un fierro en la espalda”, lo que provocó la reacción de la madre, pero cuando ésta quiso intervenir, el denunciado “la mandó a callarse la boca”, según contó la propia mujer a los funcionarios policiales.

Por dicho motivo, la susodicha solicita el cese de agresiones del hijo mayor hacia el resto de la familia. Enterado el juez de Familia, dispuso que Policía Comunitaria se presente en el hogar durante cinco días para luego realizar un informe, para volver a ser enterado al respecto.

ROBO EN CASA DE FAMILIA

En plena madrugada, personas extrañas ingresaron a una finca sita en calle 6 de Abril al 900, tras dañar la reja de una ventana e ingresar a través de la misma. Los malvivientes se llevaron una mochila grande de color negro con vivos verdes, un bolso tipo morral con varios cierres de color celeste, un bolso de color rosad0 con un dibujo de Barbie, un par de lentes de niño y dos celulares: un Samsung Galaxy S de color blanco y un Sony Ericsson X10 mini de color verde.

Dentro de la mochila había útiles escolares, un libro, un cuaderno amarillo y una cartuchera negra, y en el interior del morral había 1.500 pesos uruguayos, una billetera de color azul con un dibujo de una pelota, un monedero negro y varias monedas.

El hecho fue denunciado en la seccional 5ª, donde se practican las averiguaciones del caso.

HURTO DE ANIMALES

Una mujer denunció en la seccional 3ª que de su vivienda ubicada en avenida Patulé al 1700 alguien le robó un can raza Yorkie Mini, de color marrón claro con negro. El pequeño perro tenía dos meses de edad. Los efectivos policiales realizan la investigación de rigor en pos de identificar al ladrón.

ROBO EN EL ESTACIONAMIENTO DEL HOSPITAL

Una dama concurrió al Hospital y dejó su motocicleta en el estacionamiento de Varela y 18 de Julio, entregándole su casco protector a un cuidacoches que había en el lugar.  Al retornar, la mujer descubrió que el casco de color azul con visera (tipo motocross) había desaparecido, según denunció en la seccional 1ª. Al consultar al cuidacoches, éste respondió que había ido al baño, dejando a otra persona a cargo del casco, pero dicho individuo había desaparecido sin dejar rastros. El perjuicio económico fue valuado en 1.900 pesos.

HURTO DE MOTOCICLETA

Un joven mayor de edad denunció el hurto de su motocicleta Vital, de color gris, matrícula HKY 121, que había dejado en el estacionamiento de la Escuela de Administración, sita en calle Juan Carlos Gómez. El hecho fue denunciado en la seccional 1ª, donde se realizan las averiguaciones del caso.

ROBO DE CELULAR EN COMERCIO

Una pareja con una pequeña niña en brazos se presentó en un comercio ubicado en el barrio Ceibal para ofrecer mates y carteras de dama, lo que fue rechazado por la dueña del mismo. Pero en un descuido de ésta, los sujetos se adueñaron del celular Samsung Galaxy Ace 4 que se encontraba sobre el mostrador.