Desarticulan fábrica clandestina en Canelones

A raíz de información obtenida acerca de un laboratorio clandestino que estaría elaborando alcohol en gel, el Área de Investigaciones de Las Piedras puso en marcha una investigación. Durante la misma se interceptó una camioneta H1 en el puente de La Paz, desde donde se incautaron varias botellas de este producto y se detuvo a cuatro hombres y una mujer.
Por otra parte, cuando los efectivos policiales se disponían a realizar el allanamiento de una vivienda ubicada próximo a la intersección de las Calles 3 y Vivian Trías, que funcionaría como laboratorio, observaron que una camioneta se retiraba del lugar y procedieron a detenerla. Allí encontraron que transportaba recipientes con alcohol en gel, algunos de los cuales tenían etiquetas en apariencia apócrifas. Todo esto fue incautado y se detuvo al conductor del vehículo. Posteriormente, al ingresar a la casa, los efectivos policiales encontraron a dos hombres: uno se encontraba preparando el producto, así como también varias botellas y bidones conteniendo los insumos y vacíos, con etiquetas con logo de farmacia en apariencia apócrifas, todo lo cual fue incautado al tiempo que se detuvo a las dos personas. Sumando los diferentes operativos fueron incautados aproximadamente 500 litros de esta sustancia similar al alcohol en gel, dinero en efectivo, teléfonos celulares, dos vehículos, etiquetas y objetos varios. Puestos a disposición de la Justicia, la Dra. Sánchez, fiscal de 4º turno de Las Piedras, dispuso que las dos personas detenidas en la vivienda declaren hoy en Fiscalía, mientras las restantes fueron emplazadas sin fecha. La Jueza Letrada de 8º turno, Dra. Gato, dispuso la condena de “Á.Y.C.P. y M.Á.C.S., como coautora y autor respectivamente de reiterados delitos de ofrecimiento comercial o venta de sustancias peligrosas para la salud, falsificadas, adulteradas o desnaturalizadas y reiterados delitos de contrabando especialmente agravado, los que concurren entre sí, en régimen de reiteración real, a la pena de 12 meses de prisión, en régimen de libertad vigilada bajo la supervisión de OSLA, además de residir en un lugar que puedan ser controlados, concurrir una vez por semana a la seccional de su domicilio, prohibición de realizar cualquier transacción o compra en droguería del país”. Fuentes: Jefatura de Policía de Canelones y Dirección Nacional de Policía Científica.