Desde Almeida al “Maño” Ruiz y terminando en el “Lolo” Aguirre

El “Lolo” Aguirre la tenía escondida a la carta. Sabía que se estaba definiendo el futuro de Fabricio Bassa y que el DT lo iría a tener en cuenta. Bassa fue el entrenador de Salto Uruguay en el 2014, alcanzó la condición de vicecampeón, tras aquella final ante Universitario (3 de diciembre), para que en el comienzo del 2015 asumiera en San Eugenio de Artigas. Determinadas situaciones hicieron que Bassa y el Ayudante de Campo “naranjero”, concluyeran casi abruptamente el ciclo. Bassa no es de los que anda con vueltas. Cuando un plano adverso se marca, sabe lo que hacer.
Pero el hecho es que el Guaraní de Paraguay lo habló y el acuerdo se plasmó. El equipo de aquel país será uno más en la próxima edición de la Copa Libertadores de América. El desafío subyuga a Bassa. Lo compromete. Llega a una escena, acaso impensada.
EL TERCERO EN LA NÓMINA
Pero igualmente para el fútbol de Salto, no es un hecho menor. Es la tercera vez en la historia que en un entrenador salteño se suma al fútbol de Paraguay. El primero no fue otro que Éver Hugo Almeida, que en 1993 asumió la Dirección Técnica de Olimpia.
A su vez, en 1979 y 1982, Aníbal “Maño” Ruiz fue uno más en el Cuerpo Técnico de Olimpia, encabezado por el sanducero Luis Alberto Cubilla.
Ahora la realidad no admite dobleces y como quien no quiere la cosa, el destino es capaz de generar sorpresas. Esta por ejemplo, de Rodolfo “Lolo” Aguirre en la estructura de mando que lidera Fabricio Bassa. Cuando llegó Bassa a Salto, Aguirre fue clave en varios aspectos.
Más allá de cuestiones futbolísticas, naciendo el afecto entre ambos. Un principio de amistad sin fisuras. Bassa y “Lolo” fueron coincidiendo en los planos sustanciales.
Ahora Guaraní, con objetivo de Copa.
El “Lolo” no se guardó tres palabras en EL PUEBLO: “Es un sueño”.