Desde la palabra escrita, la compleja misión de informar

Liga Salteña, fútbol y suspensiones

Es seguro que el año deportivo que va concluyendo (falta todavía), ingresará en la historia por tantos vericuetos que ha transitado la Liga Salteña de Fútbol, a niveles concretos. A partir de una división notoria al tiempo de elección para ungir a Juan Ramón Guarino como Presidente, todo un camino desandado, con el tapiz de zozobras, aguijones, marchas y contramarchas, con la pretendida armonía de partes, siempre lejana. Fatalmente lejana.
**********
En tanto, las suspensiones de las fechas, parte misma de situaciones escabrosas. Hubo algunas que se cancelaron ya el viernes. Otras, el sábado al mediodía. Otras, el sábado en la tarde-noche. Otras, el domingo de mañana. Hubo una vez en que la Divisional «B» resolvió no jugar a la hora 23 de un día sábado. La ausencia de criterio ha sido real. Todo oscilante. Y en buen romance los diarios y toda aquella vía periodística que guarde relación con la palabra escrita, padeciendo sofocones reales. Establecer una información en una página y en otra rectificar la información, porque aquella primera página fue parte de un pliego que en tiempo y forma debió imprimirse.
AL AGITADO FIN DE SEMANA
Salto Nuevo-Gladiador, pactado inicialmente para el viernes a la noche, en el despegue de la tercera rueda en la «A». Suspendido. Ya en sábado después del mediodía, para jugarse como cierre de la triple jornada el domingo a las 19.30′. Más después se decidió que ese partido se dispute a las 20 horas. Finalmente a las 17.10′ se resolvió la suspensión: la triple jornada postergada.
El sábado a su vez, sobre las 19 horas, el apunte del vice presidente de la Divisional «C», Gustavo García a EL PUEBLO: «vamos a esperar hasta el sábado a mediodía y ver cómo están las canchas».
Dos horas después, el presidente de la «C». Mario Altamiranda, procedía a suspender la cuarta fecha de la primera rueda en el menor de los círculos del fútbol salteño.
EL CRITERIO VACÍO
El hecho es uno: frente a la opción de suspender, la certeza parece bambolearse en quienes deben pronunciarse. Los medios periodísticos se convierten en vehículo para que al aficionado sea notificado: elemental. Ese aficionado que también pasa a admitir la vulnerabilidad en las convicciones previas a una suspensión, simplemente porque el criterio es cosa faltante. La misión de informar a veces, parece convertirse en un peligroso juego de equilibrismo. Porque nunca se sabe, cuándo la variación inmediata tocará la puerta, para entrar sin vueltas nomás. Con el más absoluto desparpajo.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...