«Desdramatizar» al fútbol: esa cuestión

La terminante imposición de River Plate sobre Independiente, para avanzar a las semifinales de la Copa Libertadores de América. Fue 3 a 1 a la cuenta de los millonarios.
Noche amarga para el «Diablo» del salteño Gastón Silva. Tras el partido, habló entre otros, el Director Técnico de Independiente, Ariel Holán, de quien Pablo Bernasconi supo reconocer en EL PUEBLO las aptitudes humanas del DT (edición del pasado lunes).
Escuchar a Holán a través de los medios, una manera de comprobar que EL FÚTBOL ES CAPAZ DE DESDRAMATIZARSE. Y que en este caso a los orientadores técnicos LES CABE UNA RESPONSABILIDAD, UNA MISIÓN.
Mucho más allá de las pasiones, el equilibrio debiese ganar su propio espacio.
Haber escuchado al DT de Independiente, un placer auditivo y argumental.
Sin caer en expresiones destempladas.
Sin apelar a acusaciones que orillen lo chabacano.
Holan fue la síntesis de la mesura, la tolerancia, la ponderación, más allá de su riqueza expositiva para invocar los distintos aspectos que hicieron a un partido de fútbol y a su producto final.
El caso Holan. Y ojalá que cobre resonancia por estos lares salteños también, donde no son pocos los que se paran en la vereda de enfrente.
Los mismos que pasan a sostener que el fútbol es capaz de alejarse de la condición de juego, para convertirse en un blanco predilecto de enconos tan torpes como básicamente innecesarios.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-