Desvalijaron un kiosco

Un kiosco situado en barrio Calafí fue desmantelado en horas de la noche. El hurto fue denunciado por la propietaria del mismo, quien señaló que mediante la rotura de dos candados, desconocidos ingresaron al mismo llevándose numerosos artículos.
Entre éstos enumeró: pañales, bufandas, guantes, medias de lana, galletitas saladas y rellenas, wafles, sacos de te, cocoa, azúcar, mayonesa, paté, harina, yerba, jabón en polvo, 10 litros de vino, refrescos, manteca y tabaco criollo.
AUTO ABANDONADO
Un “fitito” apareció abandonado en la vía pública días atrás y transcurridas algunas jornadas sin que nadie lo reclamara, menores de las inmediaciones (Juncal y Paraguay), hasta han intentado incendiarlo, según expresaron algunos vecinos.
La Policía procuró ubicar al dueño, sin éxito hasta el momento, motivo por el cual el vehículo fue a parar a la seccional 5ª de policía en depósito.