DETENCIÓN POR FLAGRANCIA.

Al mediodía de ayer la Policía concurrió hasta la calle Sarandi al 50 donde se estaba registrando un hurto en proceso en un kiosco. Rápidamente en el lugar una patrulla motorizada del PADO divisó a un hombre, mayor de edad, en un delito flagrante, hurtando golosinas varias desde el interior de un kiosco, siendo detenido.
La Policía ubicó al propietario del mencionado local quien realizó la denuncia en una seccional. Puesto en conocimiento Fiscalía de Turno dispuso: «Se da por enterado, que el detenido continúe como tal y trámites pertinentes». Lo que se dio cumplimiento. Trabaja personal de la Dirección de Investigaciones.