Diabéticos en tratamiento nutricional

1) “Nutrición y ejercicios, deberían ser una sola palabra”

No tenemos ningún parentesco con personas afectadas de diabetes, sin embargo, muchas veces, se nos declara la enfermedad.

Desconocemos cómo cuidarnos para que no nos pase. Nos alimentamos de tal forma, creyendo que es lo correcto.

Hay hábitos de alimentación que los acarreamos de mucho tiempo sin darnos cuenta adónde nos lleva. El tiempo pasa y tampoco realizamos ningún tipo de ejercicios, como no lo creemos tan importante pensamos: “tengo que hacer algo”, “el lunes comienzo a caminar”. Y no lo hacemos.

Cargados de malos hábitos, puede pasar un buen tiempo. Y el mismo es esencial.

Por otro lado, cuando somos familiar de un diabético, lo estamos acompañando, convivimos con él,  el mismo diabético nunca

Con la Licenciada  en Alimentación: Carla Piastri.

termina de conocer su forma de alimentarse,  de cómo sobrellevar en su totalidad la enfermedad y sus consecuencias.

Recurrimos a una excelente profesional en el tema, la Licenciada Carla Piastri, para que nos señale algunas indicaciones, mejorando la calidad de vida de las personas que padecen diabetes.

¿Al recibir a un paciente con diabetes, tiene mucho que ver la edad para determinar un tratamiento?

“Sí. Hay tres diferentes tipos de diabetes: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional.

La diabetes tipo 1, es cuando aparece de chiquito. Está muy influenciada la genética generalmente, y son los que necesitan insulina dependiente.

Puede nacer con alguna deficiencia, pero se lo descubre más adelante.

Puede desencadenarlo algún factor específico como puede ser el nacimiento de un hermano, mientras es chiquito, o algún problema familiar, entre otros.

La diabetes tipo 2, que no necesariamente se necesita de la insulina y es la que se encuentra en la mayoría de las personas, y esta siendo una epidemia. Se encuentra muy ligada a los hábitos de vida.

Alimentación, ejercicios, estrés, etc. Y tiene más prevalencia a partir de los cuarenta años.

Luego está la diabetes gestacional, que aparece en las embarazadas. Muchas veces si no se controla, puede seguir después del embarazo. Controlándose, no va a tener problema luego del parto.

¿Por qué se consulta tanto por la diabetes tipo 2?

Porque algunas personas, llegan a los cuarenta o cincuenta años, comienza a darles mucha hambre, ganas de orinar, sed, se levantan de noche a beber agua muchas veces, mucho apetito. Se come mucho y se adelgaza. Terminan consultándolo a un médico, resulta el azúcar en la sangre muy elevada, y luego de dos o tres diagnósticos, se les declara diabetes tipo 2.

¿Qué cambia a partir de allí?

A partir de ese momento, el páncreas, se siente afectado y nunca más puede volver a trabajar como antes. Es por eso, que tanto insistimos con la prevención de enfermedades desde la niñez.

Estas personas por lo general, no consumen mucha frutas y verduras.

Tienen una alimentación excedida en carnes, en grasas, en harinas, con mucho pan, incluso en el almuerzo, galletitas, refrescos en cantidades industriales, terminan consultando a un nutricionista, porque está muy ligado a los malos hábitos a no realizar ejercicios, entonces es allí donde se desencadena la enfermedad.

Mucha gente me dice, que no consume demasiado azúcar, no son de lo dulce, sin embargo tienen diabetes. Pero no tiene nada que ver, que no la consuma.

¿Tiene siempre que ver el acceso de azúcar en la sangre?

Una vez que tenemos diabetes, tenemos que controlar el azúcar. Sí o sí. Pero hoy en día, más que esa cosa dulce, como postres, caramelos, dulces en general, no viene solo por ahí.

El exceso de grasa, panes, harinas, arroz, fideos, refrescos, unidos totalmente a la falta de ejercicios, es lo que lleva a la diabetes.

Una vez que la diagnostican a la enfermedad, no hay vuelta atrás.

Se podrá controlar, disminuir el azúcar en la sangre, pero nunca va a funcionar mejor o como antes el páncreas.

¿Se puede sobrellevar un tratamiento sin medicamentos?

Son muy pocas, pero hay personas que sí lo hacen. Lo pueden controlar solamente con ejercicios. Es una enfermedad crónica y es muy difícil retirar el medicamento.

¿Cuáles son los límites de azúcar en sangre?

Debe tener entre 070 y  1.10 ml de glucosa por litro de sangre.

Aunque hay gente que consulta con 5 y hasta 7ml. Es muy alto.

¿También pasa en niños?

Por lo general comienza el problema en el adolescente, durante la niñez está más cuidado.

¿Por qué se llega a las amputaciones?

Por lo general, una enfermedad mal cuidada desencadena en este tipo de problemas: el paciente viene manteniendo mala circulación periférica.

Principalmente se lo ve en los dedos del pie, luego abarca el pie, la pierna entera, porque están más propensos a no cicatrizar y comienzan las infecciones.

Se tiene que comenzar con un especialista en pies de diabéticos, para tener muy bien cuidados los pies, ya que una uña que lastime de alguna forma el miembro, puede ser fatal.

Por eso es importante de que la persona diabética tenga el control, no solamente  de la higiene de mantener las uñas cortas y muy limpias, sino en general. Porque si durante un buen periodo de unos años  no se controla, comienzan incluso a aparecer problemas en la vista, renales, de circulación, un problema cardiaco también.

Escucho a personas decir, “por ahora no me cuido, cuando me aparezca la diabetes, ya veré lo qué hago”.

Pero es que no entienden, que muchas veces la diabetes llega a los cuarenta años y queda mucho por vivir, tal vez cuarenta años más. Y hay que vivir bien. Ojalá se dieran cuenta de la importancia.

También está la otra parte de la población, que cuando se le diagnostica, me dice “me hubiese cuidado antes”.

2) La diabetes unida a los malos hábitos

“La diabetes, por el solo hecho de estar unida a los malos hábitos, hace que la obesidad, sea una pandemia”

La obesidad es uno de los principales desencadenantes de la diabetes.

Si hablamos de alimentación, tratemos de consumir  menos harinas, o en cantidades controladas.

Utilizar harina integral, para obtener una buena respuesta metabólica.

En cuanto a verduras crudas:

Recomendaciones nutricionales:

Hacer todas las comidas: Desayuno, almuerzo, merienda y cena.

En lo posible hacer dos colaciones diarias, como puede ser a media mañana una fruta o por la tarde una barrita de cereal.

Hay que concientizarse de que el desayuno es la comida principal del día.

Un buen desayuno para diabéticos:

Un lácteo descremado, un panificado con harina  integral, (no refinada), mermeladas y dulces aptas para diabéticos, y un queso, si es magro mejor. Refrescos, solamente light,  algún día en la semana. Consumir preferentemente agua.

Aclaremos que cuando hablamos de productos light, son reducidos en calorías. O sea que se le quita un poco de grasa y azúcar, pero igualmente siguen  teniendo grasas y azúcar.

Pero  sin embargo, si hablamos de productos “daihets”, aptos para diabéticos, son sin azúcar. Es lo único que nos importa para un diabético, que tiene que aprender a leer las etiquetas antes de consumir algunos productos. Tiene que cuidarse, y tener conducta.

Al principio cuesta, pero se aprende a sobrellevar.

Tratar de no consumir miel en el desayuno porque  eleva bastante el azúcar en la sangre.

A media mañana una fruta.

Almuerzo: se prefiere carne blanca, y una sola vez al día.

Consumir por lo menos dos veces pescado ya que contiene omega 3, grasa que es muy positiva para el diabético, el pollo dos veces y una sola vez en la semana carne roja.

Verduras crudas, se pueden consumir todas. Cocidas, en cantidades reguladas también tratar de consumir todas, al igual que las frutas.

Solo que hay que tener cuidado con ellas por  el contenido de fructosa, que es el azúcar que contiene la  misma. Pero tener cuidado con la cantidad.

No es lo mismo tomarse un licuado de tres frutas, o comérselas de corrido, que comerse una. Porque hay frutas que elevan menos el azúcar en la sangre que otras.

Merienda, similar al desayuno. Puede ser un trozo de una torta con harina integral.

Cena: liviana, más bien basada en frutas verduras, en todo caso podríamos repetir un poquito de carne en una ensalada. Como puede ser un poquito de pollo desmenuzado, atún al natural o un jamón magro.

De vez en cuando se puede comer arroz, fideos, intentando que estén unidos a verduras y que sean integrales.

Hay que comenzar a encontrar la forma de cocinar de otra manera, sin problemas de que se mezclen las frutas con las verduras.

No consumir frituras: Deberíamos eliminarla todas las personas.

Además mi consejo para el diabético, para una mejor calidad de vida,  es que debe  realizar algún tipo de ejercicio diario, aunque sea una caminata. Es muy importante.”

maryssabel11@hotmail.com

Mary Olivera.