Dieron la orden de vencer

Universitario vs. Ferro Carril

Las complejidades que padece Universitario a la hora del gol. Le cuesta demasiado al equipo del “Lolo” Aguirre. En el último partido ante Gladiador, ausencia de cultores de mitad de cancha para arriba. Los tres goles de Gladiador el miércoles a la noche, impactaron en la tabla si de los rojos se trata. Universitario cayó a la séptima escala en el fútbol de la “A” y si hoy no le gana a Ferro Carril en su cancha, comienza a limitarse su ilusión liguillera. Varios lo superaron, después de alcanzar la tercera colocación. Es acaso, el tiempo de mayores dudas en Universitario, si del futuro se trata. Ferro Carril es el poder vigente. Lo tiene. No le falta. A Ferro Carril también le dieron la orden de vencer, sobre todo si Nacional gana y el miércoles próximo acusa complicaciones ante Ceibal. Los 37 puntos de Ferro. Los 23 de Universitario. Pero además, la diferencia argumental. El gol que Ferro tiene y que a los rojos le falta. Resta saber si en una secuencia como esta, Universitario es capaz de truncar la lógica, acaso herirla y quedarse con un resultado que lo vuelva a templar, más allá de la ausencia de Gabriel Ximeno en el arco. Si la lógica es quien abre la puerta, entonces los tres puntos se alojan en el corazón de Ferro.

D. Artigas-S. Uruguay:
¡la llamarada decana!
***************************
De golpe y porrazo, Gladiador con 6 puntos de menos. Bajó de 19 a 13 unidades. Cómo no suponer que a esta altura de los hechos, lo anímico a restaurar es parte principalísima en el equipo de Julio Argain?. Dentro de todo, un aspecto a favor: hoy juega en su cancha. Y en su cancha ante Salto Uruguay, debiera hacerse fuerte y jugarse todos los naipes a los tres puntos. La instancia no es fácil. Después de todo, el rival es Salto Uruguay. El decano de la llamarada auténtica, con evolución en la tabla y sentido de la oportunidad: ante Ceibal dio el campanazo y se quedó con tres puntos esenciales.
Por eso es uno más en la misión de ingreso a la liguilla. Al equipo de Daniel Moreira y Ramón Vela no le faltan goles desde Bruno-Dos Santos y además frente a Ceibal, la exposición de aspectos tácticos a la manera de la exigencia actual. Después de todo, en el orden de Salto Uruguay, las razones para que simplemente no deje de creer.
De los partidos de gravitación declarada. Uno arriba. Otro abajo. Los dos saben de qué se trata el nuevo capítulo. No es precisamente un capítulo más en la nueva historia.

D. Artigas-S. Uruguay:

¡la llamarada decana!

De golpe y porrazo, Gladiador con 6 puntos de menos. Bajó de 19 a 13 unidades. Cómo no suponer que a esta altura de los hechos, lo anímico a restaurar es parte principalísima en el equipo de Julio Argain?. Dentro de todo, un aspecto a favor: hoy juega en su cancha. Y en su cancha ante Salto Uruguay, debiera hacerse fuerte y jugarse todos los naipes a los tres puntos. La instancia no es fácil. Después de todo, el rival es Salto Uruguay. El decano de la llamarada auténtica, con evolución en la tabla y sentido de la oportunidad: ante Ceibal dio el campanazo y se quedó con tres puntos esenciales.

Por eso es uno más en la misión de ingreso a la liguilla. Al equipo de Daniel Moreira y Ramón Vela no le faltan goles desde Bruno-Dos Santos y además frente a Ceibal, la exposición de aspectos tácticos a la manera de la exigencia actual. Después de todo, en el orden de Salto Uruguay, las razones para que simplemente no deje de creer.

De los partidos de gravitación declarada. Uno arriba. Otro abajo. Los dos saben de qué se trata el nuevo capítulo. No es precisamente un capítulo más en la nueva historia.

Parque Solari-Ceibal: retornar a ese camino

La caída de Ceibal a manos de Salto Uruguay. En su cancha. Resignó tres puntos el equipo del “Gringo” Cavani, pero en nada descartó su chance de búsqueda con la mira puesta en la liguilla. Desde la solvencia defensiva, a Ceibal se le trabó la frecuencia de ataque. A veces el equipo condiciona demasiado su opción ofensiva, al dictado goleador de Pablo González. No todos los volantes a la hora señalada. ¿Qué debiera pasar con Ceibal esta tarde frente Parque Solari en el Parque Humberto Forti?. Retornar a ese camino de las fechas anteriores, donde localizó fórmulas y escaló en la tabla, hasta tornarse brioso y vital protagonista. Parque en tanto, le complicó la noche a River Plate en varios pasajes. Fue digno en la actitud, a despecho de su escaso vuelo de mitad de cancha para arriba, aunque un par de chances también dispuso. La perspectiva superior a la cuenta de Ceibal, hasta por una cuestión de motivaciones. Pero que Ceibal apueste las fichas con la mayor energía posible. Simplemente por las dudas.

Gladiador-Salto Nuevo: se jura repetir la historia

En un determinado pasaje de la primera rueda, los fantasmas resultaron puntuales en el caso de Gladiador. Sin dar el equipo, con la tecla de su más generosa aptitud. Pero no es menos cierto que ahora el equipo de Richard Albernaz entró a recomponerse. Volvieron los que no estaban y ante la “U”, la resolución de última para alcanzar el inapelable 3 a 0. Se metió en la conversación. Es uno más para pretender y se jura repetir la historia. Esto es, ser otra vez campeón. Así de simple. Gladiador sabe de qué se trata la pretensión y cual es el rumbo a seguir. Admite que los que lo superan en puntos, pueden resignarlos y entonces venciendo Gladiador, es una manera de capitalizarlos. Con Salto Nuevo, y sus 16 puntos, una manera de prolongar la remada a favor de evitar el descenso. Tres puntos más que Progreso y Deportivo Artigas. Si rescatase por lo menos un punto del Barrio Artigas, no sería precisamente mala siembra. Un punto para quien está situado en esa posición, no es un punto que deje de trascender. Si en la “A”, todos los partidos aseguran trascendencia en la antesala, Gladiador y Salto Nuevo, simplemente lo es. Con un Gladiador más a la medida de un ganador. En su casa y con su porte vigente.

Saladero-Progreso: ¡fuego bien al sur!
La evolución de Saladero en la tabla de la “A. Sus 14 puntos. Y después de todo, es parte del lote de vanguardia. Tiene la chance latente, más allá de la derrota padecida ante Ferro Carril el miércoles a la noche. Una noche en que ratificó que a veces ataca bien, pero defiende mal. No por nada, los tres goles en su arco, por más que Mezza y Trindade arriba, reportaron la certeza de ejecución. Con Progreso y sus 13 puntos, el suspenso en cuanto a su permanencia. Es foco de duda. No hay dudas.
Para colmo de males, el equipo suele mermar en el plano físico en la media hora final y asiste a imperfecciones notorias de control. No por nada, 13 goles en los dos últimos partidos. Un derrumbe concreto que el equipo de Alfredo Viera debe superar, con la urgencia básica. Son los últimos 18 puntos. 6 fechas finales. Con Deportivo Artigas equilibrando en esa posición. Por lo demás, toda la tensión-pasión. Son barrios en duelo.
Bravos los dos. Por eso…fuego bien al sur. Por eso, un favorito: ese es Saladero.
River Plate vs. Nacional: consigna sin dobleces
River Plate quiere embalarse más de la cuenta. A 8 puntos de Ceibal, cuarto en el acumulado y a falta de 18 puntos. Con el Prof. Eduardo Mazzarino, la creencia en que el equipo puede jugarse al intento. Después de todo, el partido de hoy, bien que puede marcar esa chance. La tiene. No está demás tenerla en cuenta, porque después de todo en su campo de juego y con Nacional enfrente, es la ocasión espléndida de limitar distancia. Con el Nacional de Jorge Noboa, las bajas que hoy padece y después de la apretada imposición ante Parque Solari, la hora de no bajarse de una obsesión: cuestionarle a Ferro Carril la primera escala del acumulado. Son después de todo los candidatos naturales. Por eso, uno 37 y el otro 34. Jugando en el Parque Carlos Ambrosoni, seguramente con su gente para tributarle aliento más que nunca. El 2 a 1 ante Parque Solari. Desde el penal de Pablo Bernasconi, la imposicón problemática pero definitivamente justa, por eso de querer más. De persistir más. La entonación ganadora a la medida de este River Plate que asiste a las vueltas de Marcelo Cavani y Angelo Sagradini. Nacional sabe que es una visita riesgosa. Este River Plate, no parece ser definitivamente un rival más.