Difunden en Salto los beneficios de CEREMA, un centro de rehabilitación de tercer nivel para adultos en Maldonado

CEREMA es un Centro de Rehabilitación en un nivel terciario dedicado a la asistencia de jóvenes y adultos con discapacidades de alta complejidad. Se trata de un centro que se encuentra ubicado en el departamento de Maldonado y es gestionado por una asociación civil sin fines de lucro, que con el apoyo de la comunidad y el trabajo de un equipo profesional interdisciplinario, desarrolla acciones para mejorar la calidad de vida de personas en situación de discapacidad.

CEREMA  - Daniel Martínez y Martina Camacho

CEREMA – Daniel Martínez y Martina Camacho

Dos de los integrantes de la comisión de CEREMA, Daniel Martínez y Martina Camacho visitaron la redacción de EL PUEBLO para dar a conocer cómo funciona está centro porque según dijeron hay muy poca información sobre el tema y es de su interés que se difunda su existencia para llegar a más personas que padecen casos complejos y requieren una rehabilitación de tercer nivel.
El centro nace en el año 2010 y su atención está enfocada a personas de 15 años en adelante. Según explicaron, la fortaleza de este centro está en el equipo de profesionales interdisciplinario con gran vocación de servicio y específica formación en rehabilitación médica, comprometido con la tarea, los pacientes, familias y toda la comunidad, así como la tecnología aplicada a la rehabilitación que se ha ido incorporando gradualmente.

SE ATIENDEN ENTRE 50
Y 70 PERSONAS POR MES
El objetivo de CEREMA es constituirse en un centro de referencia en rehabilitación a nivel nacional, basado en los estándares internacionales de la rehabilitación médica, con humanismo en las prestaciones y un fuerte compromiso con la calidad de atención a pacientes y sus familias.
El predio donde funciona fue donado por la Intendencia de Maldonado y esta aporta parte del dinero para su financiación anual, además del aporte de quienes van a atenderse y aportes de la sociedad en general.
Allí, hay dos tipos de problemas que atienden con más frecuencia, las secuelas de los siniestros de tránsito en jóvenes y las dificultades que padecen los adultos mayores. Se atienden entre 50 y 70 pacientes por mes. En lo que tiene que ver al personal que allí trabaja, se trata de especialistas uruguayos que en su mayoría se especializaron en el exterior del país.

FONOAUDIÓLOGOS,
FISIATRAS, Y OTROS
ESPECIALISTAS
“En este centro la gente no queda internada, allí se concurre a realizar el tratamiento y son atendidos por fonoaudiólogos, fisiatras, realizan tratamientos con aparatos que son únicos en el país o van a realizar ejercicios a la piscina. La continuidad con que concurran al centro depende de cada paciente y en el caso de que hayan pacientes que viven más lejos del centro se busca coordinar fechas más próximas para evitar muchos viajes. Nosotros comprendemos a la gente que vive en otros departamentos y que a veces prefieren viajar una vez y permanecer allí dos o tres días y no estar viajando dos o tres veces a la semana, por eso tratamos de arreglar las fechas de los tratamientos en estos casos”, explicó Martínez.

SECUELAS POR
SINIESTROS DE
TRÁNSITO
“Lamentablemente tenemos cada vez más jóvenes con secuelas por siniestros de tránsito y todas las consecuencias que se dan con eso. Hay jóvenes que quedan en sillas de ruedas, con secuelas en la columna que dificultan su movilidad o problemas en las extremidades inferiores. Es muy relativo, porque desgraciadamente aumentan los accidentes de tránsito y sus secuelas en la salud. En lo que tiene que ver a las discapacidades motrices, antes era algo que se ocultaba y ahora cada vez es más visible, hay normas que llevan a su inclusión en el trabajo y en otros ámbitos, pero todavía falta. También están los problemas de los adultos mayores y las secuelas que quedan con los ACV (accidente cerebro vascular)”, señaló Martínez.

PROGRAMAS Y
METODOLOGÍAS
Por su parte, Camacho se refirió a las tres áreas en que trabajan en CEREMA, médica, psicológica y social.
Los programas de atención refieren a rehabilitación de patologías discapacitantes, física y motora de moderada y alta complejidad, programas de orientación e intervención para patologías discapacitantes severas y progresivas, programas de reacondicionamiento físico y funcional, consultorías sobre ergonomía, equipamiento y ayudas técnicas especiales, adiestramiento del familiar directo o cuidador de la persona con discapacidad.
En cuanto a la metodología de trabajo en el centro se da una valoración diagnóstica del estado clínico y funcional del paciente por equipo interdisciplinario especializado, utilizando las escalas de valoración funcional apropiadas a la situación del paciente. Un establecimiento de objetivos en cada una de las áreas asistenciales. Confección de plan terapéutico personalizado dirigido a los objetivos previamente establecidos y desarrollo del programa terapéutico con controles periódicos y adecuaciones del mismo a la evolución. Información, formación y entrenamiento del paciente, familia o cuidador respecto a cuidados pertinentes a la situación clínica y evaluación final de los objetivos alcanzados, valoración funcional y elaboración de un informe clínico.