Diplomático iraní fue retirado tras una advertencia informal del gobierno

Diplomático iraní se fue de Uruguay tras pedido informal del gobierno. El servicio de inteligencia de Israel detectó actividades sospechosas del funcionario y le solicitó a la cancillería uruguaya que tomara medidas. El diplomático iraní –sospechoso de haber dejado un artefacto explosivo sin detonador en las cercanías de la nueva embajada israelí en las cercanías del World Trade Center- abandonó Uruguay hace dos semanas luego  de una advertencia informal del gobierno uruguayo. La información, que fue difundida este jueves por el diario Haaretz de Jerusalén, puso en una situación incómoda a la administración de José Mujica. Según dijo a El Observador una fuente oficial uruguaya y otra cercana a la comunidad judía en el Uruguay, el diplomático iraní fue visto pasar por el servicio de inteligencia de Israel (Mossad) en Montevideo pocos minutos antes de que fuera detectado el aparato explosivo sin detonador. El gobierno –que ante los periodistas ha optado por el silencio- desmiente dos elementos del relato de Haaretz: que las cámaras de seguridad tengan filmado al funcionario iraní y que se lo haya expulsado, algo que en términos diplomáticos es la sanción más extrema que se puede aplicar a un diplomático.