Directivos de la Lista 4 llegaron a Salto buscando apoyo en elecciones que se cumplirán el miércoles

Directivos de la Lista 4 llegaron a Salto buscando  apoyo en elecciones que se cumplirán el miércoles
El médico y actual presidente del directorio de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales del Uruguay, Ignacio Olivera, acompañado del Contador y Secretario actual del directorio de la caja, Álvaro Correa, ambos además integrantes del equipo de la lista número 4 que intentará el próximo miércoles 31 del presente mes renovar su compromiso a través de lograr la mayoría de los votos en las elecciones de la caja de profesionales, llegaron a Salto en la jornada del viernes último, con la intención entre otras cosas, de brindar información acerca de los logros que se han conseguido desde la actual administración en la caja, a lo largo de los últimos cuatro años, pero además, con la intención de solicitar el respaldo de los profesionales de nuestro medio local, para que el próximo 31 de julio manifiesten su voto en el acto de elecciones para elegir a los próximos representantes.
Dicho acto, del cual además participaron importantes profesionales de nuestro medio, se llevó a cabo en el Centro de Diálisis del Centro Médico el viernes durante las primeras horas de la noche.
Es importante destacar, que si bien los actuales jerarcas de la caja, alentaron el voto por la lista que integran, también evacuaron las dudas de algunos presentes y hablaron de los logros obtenidos.
En ese orden manifestaron que “hace 4 años cuando empezamos este proyecto, participamos en una vocación de cambio de la caja con FEMI, en una elección que inicialmente era más complicada, y en la  que compartimos el lema con los abogados y los odontólogos, y decidimos ir a la caja porque teníamos una convicción de que tenía una serie de dificultades en su funcionamiento y en su vida a mediano y largo plazo y que podían poner en riesgo su sostenibilidad”, señaló Olivera.
Dijo además en ese orden, que entendían que era necesario realizar una serie de cambios en la forma de llevar adelante la gestión. Así que decidieron  participar de ese proceso electoral en conjunto con el apoyo de las gremiales, porque para esos colectivos, la caja era extremadamente sensible, “y entendíamos que por la historia de esos gremios, por la cantidad de personas que involucran a la caja, por su protagonismo en los aportes a la caja y la cantidad de personas cubiertas, correspondía un liderazgo histórico para poder encontrar esas salidas. Participamos de esa elección, y sacamos de allí 3 miembros de los cuatro activos que hay”. Es importante destacar, que el directorio tiene 4 activos, un representante de los jubilados, y un representante del poder ejecutivo. En la elección se eligen los cuatro activos y el jubilado. “Nosotros participamos dentro del lema activos”, señalaron
“Participamos de esa elección, obtuvimos tres candidatos, y después nos fuimos encontrando con un proceso de gestión del directorio y del trabajo, nos encontramos con otros grupos de profesionales que originalmente no estaban allí como el propio contador que estaba participando como secretario por otras circunstancias, y nos dimos cuenta de que pensábamos parecido, y entendíamos que había que hacer cosas en común, y en base a eso es que en definitiva empezamos a recorrer este camino de 4 años que han tenido una serie de desafíos y de cambios, y que nos llevaron a que en esta elección, a ese lema que originalmente nucleaba  a esos grupos profesionales, se agregara definitivamente el colegio de contadores, administradores y economistas del Uruguay y la asociación de ingenieros. Básicamente hoy tenemos 6 gremios importantes, y 5 profesiones que nuclean la caja, agregaron.
Dijeron también que han resuelto darle una continuidad a la gestión que han venido realizando, ya que creen que aún queda mucho por hacer, y mucho camino por recorrer.
“Lo interesante  de ver es cómo en el ejercicio de las funciones del directorio, todos coincidimos en un camino que era muy importante y creo que lo que nos distingue es una visión muy sólida, pero también muy prudente de cómo encarar los esfuerzos para lograr el crecimiento de la caja y obtener beneficios. De alguna manera compartir los esfuerzos nos ha hecho transitar juntos diversos caminos”, señaló Correa.
Encontramos una institución compleja y que era a nuestro juicio como un paciente joven  que tiene un accidente en una situación crítica.
“Nosotros estábamos convencidos de que la caja tenía mucha potencialidad, pero que estaba viviendo algunas situaciones de crisis importantes, y que si uno lograba componerla podía tener una vida sana y completa, pero que precisaba recomponerse y que tenía las condiciones para hacerlo. Entendíamos que había que hacer una modernización de la gestión, desde el punto de vista de la profesionalización del trabajo gerencial en materia de inversiones” dijo Olivera.
Señalaron también que el actual directorio llevó adelante dos grandes procesos de cambio como fue por ejemplo la gestión de las inversiones en el caso de los campos. “Ustedes saben que la caja tiene 18 mil hectáreas. Una parte de ellas importante, forestadas que eran parte de un problema político muy importante en el instituto desde hace muchos años porque no existía un rumbo de cómo resolver esa inversión y eso generaba que el retorno de esa inversión no fuera el adecuado, y no había un rumbo estratégico para cuidar esa inversión de la caja que era muy importante. La caja no tenía una administración propia, no tenía claro un negocio definitivo con eso. Nosotros llevamos adelante un proceso que trataba de demostrar que la caja puede hacer cosas distintas. Dicho proceso consistió en un negocio que para el mundo forestal en Uruguay fue innovador porque es un negocio que le deja a la caja a lo largo de 30 años 80 millones de dólares, y que le permitirá que esas 18 mil hectáreas puedan ser recuperadas luego de ese período, y además reforestadas esas tierras” agregaron.
Por último, invitaron a todos los profesionales a impartir su voto, ya que la caja profesional es de todos, y es necesario que cada uno elija la línea y el representante que desee.

El médico y actual presidente del directorio de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales del Uruguay, Ignacio Olivera, acompañado del Contador y Secretario actual del directorio de la caja, Álvaro Correa, ambos además integrantes del equipo de la lista número 4 que intentará el próximo miércoles 31 del presente mes renovar su compromiso a través de lograr la mayoría de los votos en las elecciones de la caja de profesionales, llegaron a Salto en la jornada del viernes último, con la intención entre otras cosas, de brindar información acerca de los logros que se han conseguido desde la actual administración en la caja, a lo largo de los últimos cuatro años, pero además, con la intención de solicitar el respaldo de los profesionales de nuestro medio local, para que el próximo 31 de julio manifiesten su voto en el acto de elecciones para elegir a los próximos representantes.

Dicho acto, del cual además participaron importantes profesionales de nuestro medio, se llevó a cabo en el Centro de Diálisis del Centro Médico el viernes durante las primeras horas de la noche.

Es importante destacar, que si bien los actuales jerarcas de la caja, alentaron el voto por la lista que integran, también evacuaron las dudas de algunos presentes y hablaron de los logros obtenidos.

En ese orden manifestaron que “hace 4 años cuando empezamos este proyecto, participamos en una vocación de cambio de la caja con FEMI, en una elección que inicialmente era más complicada, y en la  que compartimos el lema con los abogados y los odontólogos, y decidimos ir a la caja porque teníamos una convicción de que tenía una serie de dificultades en su funcionamiento y en su vida a mediano y largo plazo y que podían poner en riesgo su sostenibilidad”, señaló Olivera.

Dijo además en ese orden, que entendían que era necesario realizar una serie de cambios en la forma de llevar adelante la gestión. Así que decidieron  participar de ese proceso electoral en conjunto con el apoyo de las gremiales, porque para esos colectivos, la caja era extremadamente sensible, “y entendíamos que por la historia de esos gremios, por la cantidad de personas que involucran a la caja, por su protagonismo en los aportes a la caja y la cantidad de personas cubiertas, correspondía un liderazgo histórico para poder encontrar esas salidas. Participamos de esa elección, y sacamos de allí 3 miembros de los cuatro activos que hay”. Es importante destacar, que el directorio tiene 4 activos, un representante de los jubilados, y un representante del poder ejecutivo. En la elección se eligen los cuatro activos y el jubilado. “Nosotros participamos dentro del lema activos”, señalaron

“Participamos de esa elección, obtuvimos tres candidatos, y después nos fuimos encontrando con un proceso de gestión del directorio y del trabajo, nos encontramos con otros grupos de profesionales que originalmente no estaban allí como el propio contador que estaba participando como secretario por otras circunstancias, y nos dimos cuenta de que pensábamos parecido, y entendíamos que había que hacer cosas en común, y en base a eso es que en definitiva empezamos a recorrer este camino de 4 años que han tenido una serie de desafíos y de cambios, y que nos llevaron a que en esta elección, a ese lema que originalmente nucleaba  a esos grupos profesionales, se agregara definitivamente el colegio de contadores, administradores y economistas del Uruguay y la asociación de ingenieros. Básicamente hoy tenemos 6 gremios importantes, y 5 profesiones que nuclean la caja, agregaron.

Dijeron también que han resuelto darle una continuidad a la gestión que han venido realizando, ya que creen que aún queda mucho por hacer, y mucho camino por recorrer.

“Lo interesante  de ver es cómo en el ejercicio de las funciones del directorio, todos coincidimos en un camino que era muy importante y creo que lo que nos distingue es una visión muy sólida, pero también muy prudente de cómo encarar los esfuerzos para lograr el crecimiento de la caja y obtener beneficios. De alguna manera compartir los esfuerzos nos ha hecho transitar juntos diversos caminos”, señaló Correa.

Encontramos una institución compleja y que era a nuestro juicio como un paciente joven  que tiene un accidente en una situación crítica.

“Nosotros estábamos convencidos de que la caja tenía mucha potencialidad, pero que estaba viviendo algunas situaciones de crisis importantes, y que si uno lograba componerla podía tener una vida sana y completa, pero que precisaba recomponerse y que tenía las condiciones para hacerlo. Entendíamos que había que hacer una modernización de la gestión, desde el punto de vista de la profesionalización del trabajo gerencial en materia de inversiones” dijo Olivera.

Señalaron también que el actual directorio llevó adelante dos grandes procesos de cambio como fue por ejemplo la gestión de las inversiones en el caso de los campos. “Ustedes saben que la caja tiene 18 mil hectáreas. Una parte de ellas importante, forestadas que eran parte de un problema político muy importante en el instituto desde hace muchos años porque no existía un rumbo de cómo resolver esa inversión y eso generaba que el retorno de esa inversión no fuera el adecuado, y no había un rumbo estratégico para cuidar esa inversión de la caja que era muy importante. La caja no tenía una administración propia, no tenía claro un negocio definitivo con eso. Nosotros llevamos adelante un proceso que trataba de demostrar que la caja puede hacer cosas distintas. Dicho proceso consistió en un negocio que para el mundo forestal en Uruguay fue innovador porque es un negocio que le deja a la caja a lo largo de 30 años 80 millones de dólares, y que le permitirá que esas 18 mil hectáreas puedan ser recuperadas luego de ese período, y además reforestadas esas tierras” agregaron.

Por último, invitaron a todos los profesionales a impartir su voto, ya que la caja profesional es de todos, y es necesario que cada uno elija la línea y el representante que desee.