Director Nacional de Policía considera que la lucha contra el “microtráfico” de drogas es clave para la Policía

El director nacional de la Policía, Julio Guarteche, dijo que “generalmente” detrás de las rapiñas, los homicidios y los ajustes de cuentas se encuentra el tráfico de drogas a pequeña escala, por lo que apostó por impulsar una política más fuerte contra el denominado “microtráfico”.
En un comunicado del Ministerio del Interior, el jerarca valoró el trabajo policial efectuado por las unidades operativas que a diario combaten el crimen organizado en sus más amplias acepciones y de las acciones emprendidas contra el tráfico de drogas.
“La idea es tener una política mucho más fuerte de centralización del combate de drogas cada vez más en la Dirección Nacional de Tráfico Ilícito de Drogas, no solamente de las grandes operaciones como lo hace habitualmente, sino también en el microtráfico”, explicó Guarteche.
De esa manera, a su juicio, se podrá tener más información y más especialización en el combate a ese delito.
Como objetivos para los próximos cinco años de gobierno, que comenzarán el próximo 1º de marzo con la asunción de Tabaré Vázquez como presidente del país, el director de la Policía apostó por “la formación y capacitación permanente” y un “acercamiento continuo con la realidad”.
“Y después recuperar la tranquilidad de la gente tratando de neutralizar todos aquellos delitos que están preocupando a la ciudadanía hoy, teniendo una mayor efectividad contra la rapiña, contra el hurto y contra los homicidios que no son aclarados porque especialmente están relacionados a ajustes de cuentas”, agregó.
Según recientes encuestas, la seguridad pública es el problema más acuciante para el 36 % de los uruguayos, solo sobrepasada por el tema de la educación, que preocupa al 41 % de la población.
“Lo que estamos tratando de neutralizar es la importancia que tiene el tráfico y el consumo de drogas en el fomento de otro tipo de delitos. Cada vez que vemos las rapiñas, cada vez que vemos los homicidios, los ajustes de cuenta, detrás está la droga y no la droga con grandes cargamentos sino que generalmente, el microtráfico”, expresó Guarteche.
Para ello, el jerarca reconoció la necesidad de que haya jueces y fiscales especializados para poder tener una “correspondencia” en el sistema judicial que permita tener “más agilidad” a la hora de obtener órdenes de allanamientos u otro tipo de medidas contra esos grupos.
“Nosotros trabajamos en una política de neutralizar blancos, blancos sensibles, individuos que están manejando realmente el mercado. Atacarlos rápidamente para evitar que se organicen es nuestro objetivo”, explicó con respecto a la operativa contra el narcotráfico.
Aunque Uruguay “no es productor de drogas”, el jefe policial consideró que hay grupos que “se han fortalecido” pero también grupos que “han sido neutralizados”, algo que es “una tarea constante”.

El director nacional de la Policía, Julio Guarteche, dijo que “generalmente” detrás de las rapiñas, los homicidios y los ajustes de cuentas se encuentra el tráfico de drogas a pequeña escala, por lo que apostó por impulsar una política más fuerte contra el denominado “microtráfico”.

En un comunicado del Ministerio del Interior, el jerarca valoró el trabajo policial efectuado por las unidades operativas que a diario combaten el crimen organizado en sus más amplias acepciones y de las acciones emprendidas contra el tráfico de drogas.

“La idea es tener una política mucho más fuerte de centralización del combate de drogas cada vez más en la Dirección Nacional de Tráfico Ilícito de Drogas, no solamente de las grandes operaciones como lo hace habitualmente, sino también en el microtráfico”, explicó Guarteche.

De esa manera, a su juicio, se podrá tener más información y más especialización en el combate a ese delito.

Como objetivos para los próximos cinco años de gobierno, que comenzarán el próximo 1º de marzo con la asunción de Tabaré Vázquez como presidente del país, el director de la Policía apostó por “la formación y capacitación permanente” y un “acercamiento continuo con la realidad”.

“Y después recuperar la tranquilidad de la gente tratando de neutralizar todos aquellos delitos que están preocupando a la ciudadanía hoy, teniendo una mayor efectividad contra la rapiña, contra el hurto y contra los homicidios que no son aclarados porque especialmente están relacionados a ajustes de cuentas”, agregó.

Según recientes encuestas, la seguridad pública es el problema más acuciante para el 36 % de los uruguayos, solo sobrepasada por el tema de la educación, que preocupa al 41 % de la población.

“Lo que estamos tratando de neutralizar es la importancia que tiene el tráfico y el consumo de drogas en el fomento de otro tipo de delitos. Cada vez que vemos las rapiñas, cada vez que vemos los homicidios, los ajustes de cuenta, detrás está la droga y no la droga con grandes cargamentos sino que generalmente, el microtráfico”, expresó Guarteche.

Para ello, el jerarca reconoció la necesidad de que haya jueces y fiscales especializados para poder tener una “correspondencia” en el sistema judicial que permita tener “más agilidad” a la hora de obtener órdenes de allanamientos u otro tipo de medidas contra esos grupos.

“Nosotros trabajamos en una política de neutralizar blancos, blancos sensibles, individuos que están manejando realmente el mercado. Atacarlos rápidamente para evitar que se organicen es nuestro objetivo”, explicó con respecto a la operativa contra el narcotráfico.

Aunque Uruguay “no es productor de drogas”, el jefe policial consideró que hay grupos que “se han fortalecido” pero también grupos que “han sido neutralizados”, algo que es “una tarea constante”.