- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Disparó su arma y retuvo a quien entró a buscar una pelota

Además dos niños están heridos al caerse de un caballo

Un octogenario retuvo a un joven que estaba en el fondo de su casa, disparando dos tiros al aire con su arma de fuego. Este dijo que había entrado a buscar la pelota de fútbol porque estaban jugando un picado con unos amigos en un campito lindero y se les cayó la pelota. Pero el dueño de casa, que aduce que le han entrado varias veces, no contempló las explicaciones del joven y lo encerró hasta que vino la Policía.

Además, un policía resultó herido tras intentar disuadir una trifulca. Ocurrió en un local bailable el pasado fin de semana. En otros hechos, varios robos se registraron en las últimas horas en el interior de diferentes viviendas de la ciudad, en momentos que los dueños de casa no se encontraban.

PLATA

Pasadas las diez y veinte de la noche del lunes un hombre de 54 años de edad que vive en la calle José Pedro Varela a la altura del 1100, denunció ante la Seccional Primera de Policía que entre las dos de la tarde y las cinco, en el momento en que sus padres se encontraban durmiendo en la planta alta de la finca, cuando ellos se despertaron de la siesta, constataron que algunos delincuentes habrían ingresado por el fondo de la casa, abrieron el ventanal que da hacia el interior de la misma, ingresando él o los autores, a un dormitorio de la planta alta, dejándolo en completo desorden.

Desde ese lugar, los delincuentes pudieron llevarse la suma de cinco mil pesos uruguayos que se encontraba guardada en el lugar.

NO LO DEJO IR

Es que estaba cansado de que entraran a su casa sin permiso. Y muchas veces podrían hacerlo con otras intenciones. A las dos de la madrugada del pasado lunes la policía fue alertada por una llamada recibida al 911 y concurrió hasta una finca de la calle Agraciada a la altura del 2100, ya que en el lugar había una persona armada, la cual portaba un arma de fuego y en dicho lugar había ingresado una persona a su predio. Al arribo de la Policía, se detuvo a un hombre de 22 años de edad, el cual fue trasladado hasta la Seccional Segunda para las averiguaciones del caso.

Al rato también fue conducido desde esa casa, un hombre de 82 años de edad, a quien se le incautó un revolver marca Colt, calibre 32 largo, con 4 proyectiles vivos y 2 capsulas detonadas, ya que efectuó disparos en su finca.

Según pudo establecer la Policía en base a las indagatorias realizadas a los involucrados y a los testigos que estaban en la zona, la persona de 22 años de edad conjuntamente con otras más, se encontraban jugando un partido de fútbol en la cancha que está ubicada en la calle Arregui entre 8 de Octubre y Agraciada, sobre la plazoleta Midland.

Cuando de repente, la pelota cayó hacia un terreno lindero que da hacia la calle Agraciada, y al ir a buscarla, salió el propietario desde el interior de la finca con un revolver y efectuó dos disparos al aire, dando aviso de lo que estaba ocurriendo a la  Policía, deteniendo al sujeto en el interior de la finca.

La Policía puso en conocimiento del hecho al Juez Penal de Turno quien dispuso: “Incautación del arma de fuego por parte de Policía técnica, que se realicen pericias para ver si dicha arma fue detonada, indagar las partes involucradas y se eleven los antecedente”.

AGREDIDO

Un policía que estaba cumpliendo servicios como cantinero en un local bailable, fue agredido a golpes de puño cuando intentó disuadir un problema entre dos personas que había pasado a mayores. Hubo detenidos en relación a este caso.

Sobre la una menos veinte de la madrugada del lunes, un funcionario policial de 31 años de edad, denunció ante la Seccional Cuarta de Policía que había sido agredido.

Expresó en ese momento que cuando se encontraba desempeñándose como cantinero en el local bailable El Quincho, ubicado en el Barrio Artigas, fue agredido por otra persona, la cual estaba promoviendo desorden junto a alguien más y al ir a separarlo, éste lo agrede lanzándole golpes de puño en la cabeza, dándole uno de ellos en la zona del pómulo y otro en la nuca.

El agresor pudo ser detenido en el lugar del hecho y fue conducido en calidad de detenido un joven de 16 años de edad, por promover desorden y haber agredido físicamente al policía en mención.

APEDREO

Las pedreas contra los móviles policiales son una constante en los diferentes barrios de la ciudad. En este caso, ocurrió cuando uno de los móviles de la Seccional Cuarta de Policía se encontraba patrullando en plena tarde, sobre las dos y media, por la zona del barrio Caballero.

Allí, el personal policial fue víctima de varios apedreos, sufriendo el impacto de un trozo de hormigón que dio en el señalero trasero del lado derecho del móvil, rompiendo el acrílico que lo cubre. La Policía hizo recorridas por las inmediaciones pero no logró dar con los autores del hecho.

HERIDOS

Dos niños pequeños que andaban a caballo resultaron lesionados cuando el animal los tiró cuando presuntamente se asustó. Los dos niños fueron hospitalizados de inmediato y uno de ellos debió someterse a distintos análisis.

Ocurrió el pasado lunes cuando la enfermera de la Policlínica de la localidad de Campo de Todos, denunció ante la Policía que dos menores de edad habían caído de un caballo en el Paraje Sauce Chico y que se encontraban lesionados.

Ambos niños fueron trasladados en el móvil Oficial hasta la ruta 31, donde efectuaron un trasbordo con la ambulancia del Hospital Regional Salto. A uno de los pequeños de iniciales J.J.S.G. de 5 años de edad, se le diagnosticó “golpe en la cara, sangrado de boca, pérdida de conocimiento pasa a tomógrafo”.

Mientras que a quien fue identificado con las iniciales V.N.S.G.  de 4 años de edad y hermano del niño anterior, se le diagnosticó “traumatismo parietal derecho, traumatismo de pierna izquierda con excoriaciones varias”. Consultada en primera instancia la madre de los menores, manifestó que los niños andaban a caballo cerca de sus casas y de repente el animal se asustó y los tiró al suelo resultando lesionados. Se puso el hecho en conocimiento de la justicia competente.