Divisional “A” – Previas

Salto Uruguay-Gladiador
Atrapan por aquí
y atrapan por allá

Salto Uruguay-Gladiador

Atrapan por aquí y atrapan por allá

Los 13 puntos de Salto Uruguay. Al igual que Universitario, pero los decanos plasmando un juego más. Gladiador asiste con 7 unidades, a igual número de juegos que Salto Uruguay. ¿Es acaso el partido que ofrece mayor resonancia? Sí. Porque además, los dos arriban al pleito tras vencer. Salto Uruguay desparramó a Saladero y Gladiador se quedó con el 1 a 0 ante Ferro Carril. Ese antecedente marca tiempo y alienta a los dos, en esa proyectada tentativa del protagonismo. Si lo de Gladiador ante Ferro no fue hecho casual, llegó la hora de demostrarlo. Salto Uruguay en tanto no ahorra facultades de mitad de cancha para arriba. Es Jonathan dos Santos, pero también la frescura general de un fútbol al que no le faltan propiedades y una brújula más que apta en el paraguayo Mora.

Con este Salto Uruguay, se afianza una cuota de chance superior. De todas maneras, ello no implica nublar la perspectiva de Gladiador. Una perspectiva que no le falta.

Es el partido central. Demasiado en juego. Y los dos: bien que lo saben.

Ferro Carril-Saladero

Es el todo de una necesidad a cuesta

Los dos resignando los tres puntos en la fecha pasada. Por eso, con Ferro Carril y Saladero en el juego de segunda hora en el Parque Luis T. Merazzi, es el todo de una necesidad a cuesta. Después de perder: ganar. En el caso de Ferro Carril, cuesta admitir tan poca cuota de eficacia. Solo 4 en 5 juegos. Menos de un gol por partido. En la medida que recupere el fuego (Vera-Patriti-Lairihoy), hay que suponer que Ferro Carril es capaz de ser lo que puede ser. O en alguna medida el que fue. Saladero igualmente en mitad de tabla. Los cinco goles que padeció frente a Salto Uruguay. Hizo agua en el fondo. Sin polos de resistencia en zona de volantes. A partir de esas flaquezas, los decanos fulguraron y Saladero fue incluso la imagen de la no reacción. Richard Usuca conoce a Ferro Carril. No es cuestión menor. Jugando en su casa, al que Ferro no le es ajena, asiste acaso con chance mayor. Sobre todo si recupera ese fuego a partir del tridente de mitad de cancha para arriba. Alerta Saladero.

Chaná-Nacional

La pendiente duda bien de par en par

De última, la imposición de Nacional sobre Ceibal. En aquella noche de miércoles en el Dickinson, apareciendo un equipo renovado en el espíritu y en la verdad desde lo táctico.

Por eso Nacional fue 2 a 1 y siente que puede ir escalando. Subiendo la cuesta en la “A”, tras el arranque a media luz. De todas maneras, Nacional debe admitir que la duda está pendiente: saber cuál es el techo de este equipo. Otro tanto sucede con el Chaná del “Quique” Bruno, que sin embargo reviste un aspecto no menor: la potencia ofensiva traducida en goles (14). Es de los partidos salientes. A todas luces. En esa medida, el equilibrio en las posibilidades. En el Parque Forti, generar espacios no siempre es posible. Y cuando se generan capitalizarlos. El “Portugués” Marcelo Soria sabe de estas historias.

¿Es definitivamente la llave que abre el partido? Es posible. Es posible…

Ceibal-Universitario.

Si pasa esta escala, sabrá que puede…

Para el Universitario de Ramón Rivas, no hay caso: Ceibal es una escala especial. Porque Ceibal es local y porque después de su eliminación de la Copa Nacional de Clubes, la apuesta tiene relación con el fútbol doméstico. Los cuatro partidos de Ceibal y sin victorias a su cuenta. Pero además, 11 goles en contra. Tampoco ha defendido con solidez. Queda en claro que sus imperativos son puntuales. Universitario es la contracara. El invicto conservado. Los 13 puntos. La condición de puntero. Y por sobre todo la “U”, validez de una propuesta que pasa por el equilibrio. No hay caso: los puestos cubiertos a manera del fin, pero además, con lo que implica la nueva hora de Alexander Píriz. A la cuenta roja, un partido con riesgo. Ceibal es capaz de proponer y Universitario lo sabe. Ceibal es una escala especial en el trayecto de los rojos. ¿Cuesta establecer favoritismo? Claramente: cuesta. Aunque la estabilidad de Universitario en materia de rendimiento sea superior.

Almagro-Deportivo Artigas

No queda otra: hay  que salir a buscar

Los 5 puntos de Almagro. Los 6 de Deportivo Artigas. De mitad de tabla para abajo los dos. De última, el empate de Deportivo Artigas frente a Chaná y la caída de Almagro ante River Plate. Les ha costado a los dos. Por eso es que hoy, no les queda otra: tienen que salir a buscar. Las complicaciones de Deportivo Artigas, manifiestas en materia de gol.

Uno cada 150 minutos. El final de ciclo de Martín “Tincho” Bordenave, impactando cuando el equipo debe alcanzar protagonismo de ataque y sobre todo llegada con ejecutividad incluida.  Almagro en tanto, es parte de la irregularidad y dista de producir un nivel saliente. No es de los partidos con más “gancho”. Hay que admitirlo, sobre todo por la tibieza a la cuenta del gol. Almagro tiene más poder en esa dirección y los números no lo desmienten: lo ratifican.

Si la teoría se convierte en práctica, entonces los rojiverdes son parte vital de la misión de vencer. Pregunta: ¿cuál es la fórmula para que Deportivo Artigas sea más de lo que ha sido? Así de simple. Y así de complejo.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...