Docente de Literatura Inglesa brindó charla en el IPOLL sobre textos de Shakespeare

Lindsey Cordery  es Profesora Agregada de Lengua y Culturas Inglesas en la carrera de Traductorado de la UdeLar.
Es docente de Literatura Inglesa y de Literaturas Anglófonas (existentes en todas las partes del mundo donde la lengua materna es el inglés).
Está radicada en Montevideo y Trabaja en la Facultad de Humanidades.
El pasado lunes brindó una charla sobre Shakespeare en el Liceo No. 1 Ipoll, en el marco de los festejos de los 139 años de la fundación de la institución y en torno a los 100 años de la Sanción de la Ley de Categorización como Liceo Departamental.
La iniciativa se desarrolló dentro de las  Jornadas Académicas organizadas para los festejos.
Cordery ha participado como organizadora, editora y con ponencias y artículos desde su inicio en el 2002, en el Proyecto “Montevideana” del Departamento de Letras Modernas de dicha facultad.
Allí se propone re – lecturas, cruces y diálogos desde el sur, con obras y autores del “norte”, como por ejemplo Charles Dickens, Joyce, Faulkner, Conrad, Melvilla y Hudson.
En la actualidad, está editando el volumen 7 de la serie Montevideana: Voyaging in, voyaging out, Virginia Wolf y América Latina.
“Cuando se me pidió que hablara sobre Shakespeare, automáticamente pensé en dos textos, que a mi entender no son obras que se den comúnmente en Secundaria” – reveló la disertante.
Desde su óptica “La Tempestad” es una obra que puede motivar lecturas que interesan a la gente joven de América, pues se vincula mucho con el continente.
Entonces, en una lectura post colonialista se advierte el significado de la obra desde la perspectiva latinoamericana.
El otro texto es tal vez más conocido, Othello, donde Shakespeare construye esos “otros”.
Tanto el moro, el negro, el judío, la mujer pueden ser tomados como “otros”.
Lo textual sigue siendo lo más importante, pues es lo que permite estás lecturas, “donde no se le agrega ni se extrae nada… hay que leerlo cuidadosa y respetuosamente”.
Cabe indicar que no son textos para ser representados. Shakespeare no buscaba una lectura, pero tiene todo el poder considerado “texto espectacular”.
Desde su experiencia en la Literatura Inglesa y sus figuras, la docente considera que Shakespeare fue un genio, a tal punto que a cien años después de su muerte se presentaron teorías acerca de la autoría de la obra.
No se sabe demasiado sobre su vida, si bien no tuvo contacto con las grandes esferas.
Por ello hay quienes dicen que nunca pudo haber escrito esas obras, se postulan entonces varios candidatos, entre ellos el Conde de Oxford.
Este año salió un libro nuevo de un académico estadounidense (Lames Shapiro) que estudia todas esas teorías y demuestra que son falsas.
SHAKESPEARE,
NUESTRO
CONTEMPORÁNEO
William Shakespeare (1564 – 1616) vivió en un período que conocían los europeos estaba en pleno proceso de expansión, tanto en su cambiante y maravillosa geografía como en los imaginarios de sus pobladores y en consecuencia, en el desarrollo y transformación de los lenguajes que los expresaban.
Las obras de Shakespeare representan esa época de oro inglesa y constituyen una dramaturgia de corte tanto intelectual como popular que en lo novedoso, lo apenas imaginado y los conflictos personales de grandes personajes interrogan y cuestionan al tiempo que celebran o rechazan el comportamiento del ser humano.
La obra shakespeareana es pues de su tiempo, pero también de otros tiempos.
Es así que dialoga con nuestra posmodernidad, la interroga y como veremos incluso la representa en textos que han sido re leídos a través de los tiempos desde ópticas variadas.
Para esta presentación se hará especial atención en las obras The Tempest (La Tempestad) y Othello, fundamentalmente, per también se verán otros aspectos de “Anthony and Cleopatra” y “The Merchant of Vence”, que presentan “otredades” de las teorías post colonialistas, por ejemplo otredades que Shakespeare parece señalarnos en  lo que podríamos imaginar como una deliberada interactuación de nuestra contemporaneidad.

Lindsey Cordery  es Profesora Agregada de Lengua y Culturas Inglesas en la carrera de Traductorado de la UdeLar.

Es docente de Literatura Inglesa y de Literaturas Anglófonas (existentes en todas las partes del mundo donde la lengua materna es el inglés).

Está radicada en Montevideo y Trabaja en la Facultad de Humanidades.

El pasado lunes brindó una charla sobre Shakespeare en el Liceo No. 1 Ipoll, en el marco de los festejos de los 139 años de la10 9 12 038fundación de la institución y en torno a los 100 años de la Sanción de la Ley de Categorización como Liceo Departamental.

La iniciativa se desarrolló dentro de las  Jornadas Académicas organizadas para los festejos.

Cordery ha participado como organizadora, editora y con ponencias y artículos desde su inicio en el 2002, en el Proyecto “Montevideana” del Departamento de Letras Modernas de dicha facultad.

Allí se propone re – lecturas, cruces y diálogos desde el sur, con obras y autores del “norte”, como por ejemplo Charles Dickens, Joyce, Faulkner, Conrad, Melvilla y Hudson.

En la actualidad, está editando el volumen 7 de la serie Montevideana: Voyaging in, voyaging out, Virginia Wolf y América Latina.

“Cuando se me pidió que hablara sobre Shakespeare, automáticamente pensé en dos textos, que a mi entender no son obras que se den comúnmente en Secundaria” – reveló la disertante.

Desde su óptica “La Tempestad” es una obra que puede motivar lecturas que interesan a la gente joven de América, pues se vincula mucho con el continente.

Entonces, en una lectura post colonialista se advierte el significado de la obra desde la perspectiva latinoamericana.

El otro texto es tal vez más conocido, Othello, donde Shakespeare construye esos “otros”.

Tanto el moro, el negro, el judío, la mujer pueden ser tomados como “otros”.

Lo textual sigue siendo lo más importante, pues es lo que permite estás lecturas, “donde no se le agrega ni se extrae nada… hay que leerlo cuidadosa y respetuosamente”.

Cabe indicar que no son textos para ser representados. Shakespeare no buscaba una lectura, pero tiene todo el poder considerado “texto espectacular”.

Desde su experiencia en la Literatura Inglesa y sus figuras, la docente considera que Shakespeare fue un genio, a tal punto que a cien años después de su muerte se presentaron teorías acerca de la autoría de la obra.

No se sabe demasiado sobre su vida, si bien no tuvo contacto con las grandes esferas.

Por ello hay quienes dicen que nunca pudo haber escrito esas obras, se postulan entonces varios candidatos, entre ellos el Conde de Oxford.

Este año salió un libro nuevo de un académico estadounidense (Lames Shapiro) que estudia todas esas teorías y demuestra que son falsas.

SHAKESPEARE, NUESTRO CONTEMPORÁNEO

William Shakespeare (1564 – 1616) vivió en un período que conocían los europeos estaba en pleno proceso de expansión, tanto en su cambiante y maravillosa geografía como en los imaginarios de sus pobladores y en consecuencia, en el desarrollo y transformación de los lenguajes que los expresaban.

Las obras de Shakespeare representan esa época de oro inglesa y constituyen una dramaturgia de corte tanto intelectual como popular que en lo novedoso, lo apenas imaginado y los conflictos personales de grandes personajes interrogan y cuestionan al tiempo que celebran o rechazan el comportamiento del ser humano.

La obra shakespeareana es pues de su tiempo, pero también de otros tiempos.

Es así que dialoga con nuestra posmodernidad, la interroga y como veremos incluso la representa en textos que han sido re leídos a través de los tiempos desde ópticas variadas.

Para esta presentación se hará especial atención en las obras The Tempest (La Tempestad) y Othello, fundamentalmente, per también se verán otros aspectos de “Anthony and Cleopatra” y “The Merchant of Vence”, que presentan “otredades” de las teorías post colonialistas, por ejemplo otredades que Shakespeare parece señalarnos en  lo que podríamos imaginar como una deliberada interactuación de nuestra contemporaneidad.