Docentes alemanes de Derecho Penal proponen a Mujica para el Premio Nobel de la Paz 2014

Encandilados con el estilo del presidente José Mujica y la reciente aprobación de la ley que despenaliza el comercio de la marihuana, un grupo de profesores de derecho penal de la Universidad de Bremen de Alemania envió una carta al comité de Noruega para solicitar se postule al premio Nobel de la paz 2014 al mandatario uruguayo.
Los 115 profesionales que ya firmaron la misiva, entre docentes, criminólogos y catedráticos de la Justicia penal de Alemania, se reunieron con el Parlamento de ese país para solicitar se tome el camino de Uruguay con la legalización de la marihuana, informó Frans Bronkhorst a El Observador, director del organismo que agrupa a los docentes.
“José Mujica debería ser galardonado con el premio por sus méritos en la consecución de los derechos humanos, la seguridad humana y el desarrollo sostenible en su país, así como en América del Sur en general”, dice la carta entregada al premio Nobel.
Activistas holandeses ya habían postulado a Mujica para el premio 2013.
LA CARTA DE LOS
DOCENTES A NORUEGA
A continuación, el texto de la carta:
El Comité Nobel de Noruega
Estimados señoras y señores:
Por la presente los abajo firmantes, profesores universitarios alemanes, les gustaría nombrar a José Alberto (“Pepe”) Mujica Cordano (nacido el 20 de mayo de 1935 en Paso de la Arena, Montevideo, Uruguay), actualmente elegido Presidente de Uruguay (República Oriental del Uruguay), para el Premio Nobel de la Paz en 2014.
José Mujica debería ser galardonado con el premio por sus méritos en la consecución de los derechos humanos, la seguridad humana y el desarrollo sostenible en su país, así como en América del Sur en general.
En los últimos años, el Sr. Mujica se ha convertido en motivador y modelo a seguir no solo para los jóvenes de este planeta, sino para todos nosotros. Existen al menos tres razones para ello:
-Su auténtico y efectivo cambio de un miembro de la Guerrilla de los Tupamaros a un protagonista de la paz, la democracia, derechos humanos y el imperio de la ley; además, jugó un papel central para la transformación de los Tupamaros en un grupo político legal su humilde estilo de vida (“más humilde líder del mundo”), que incluye su rechazo de la riqueza individual y el consumismo excesivo, así como su profesión como criador de flores; es una contradicción agradable al estilo de vida libertino, tanto en términos de riqueza y poder, de otros líderes políticos y económicos
-Su valiente abordaje de una política de drogas progresista y con base científica, que se encuentra en fuerte oposición al fallado régimen prohibicionista vigente mundialmente.
-El Sr. Mujica pasó varios años en la cárcel, sufrió de aislamiento prolongado y fue amenazado con ejecución extralegal. En lugar de estar lleno de amargura o en busca de venganza violenta, se convirtió en un verdadero demócrata y el presidente electo de Uruguay.
En 2013, José Mujica, firmó una ley que legaliza el comercio controlado y regulado de marihuana en Uruguay. Esta ley ha sido creada para reducir la delincuencia y la violencia en su país, por lo tanto apunta a una reducción de las amenazas a la población, la salud pública y el orden público. Su estrategia no es la de trocar la libertad por la seguridad, sino la de mejorar la seguridad por medio de la libertad. Esta estrategia incluye el reconocimiento y la aprobación de la libre determinación en contra de la criminalización y sus efectos secundarios, como la aparición de mercados negros, la formación de pandillas y los cárteles, el lavado de dinero, la corrupción, la violencia, el hacinamiento en las cárceles y otros problemas sociales. Al mismo tiempo esta ley mejora las posibilidades de un uso de drogas más sensato, de una prevención y un tratamiento mejores.
Esta es una insólita, pero valiente y enérgica estrategia que es probable que constituya un nuevo paradigma en la política de seguridad y salud pública, sobre todo en una región del mundo que sufre de efectos secundarios devastadores de la prohibición de las drogas, que incluyen decenas de miles de homicidios y secuestros violentos, así como la destrucción y contaminación de amplias zonas de la naturaleza. Este nuevo enfoque de la política de drogas es del más alto interés para otras naciones de América del Sur y del mundo entero y tiene el apoyo de antiguos y actuales líderes de varias naciones. Por lo tanto, el enfoque del Sr. Mujica está diseñado para ayudar a los gobiernos a romper el círculo vicioso de la violencia, la corrupción y la represión desproporcionada que se asocia con las formas tradicionales de la prohibición.
En suma, estamos firmemente convencidos de que José Mujica es un excelente candidato para ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2014.

Encandilados con el estilo del presidente José Mujica y la reciente aprobación de la ley que despenaliza el comercio de la marihuana, un grupo de profesores de derecho penal de la Universidad de Bremen de Alemania envió una carta al comité de Noruega para solicitar se postule al premio Nobel de la paz 2014 al mandatario uruguayo.

Los 115 profesionales que ya firmaron la misiva, entre docentes, criminólogos y catedráticos de la Justicia penal de Alemania, se reunieron con el Parlamento de ese país para solicitar se tome el camino de Uruguay con la legalización de la marihuana, informó Frans Bronkhorst a El Observador, director del organismo que agrupa a los docentes.

“José Mujica debería ser galardonado con el premio por sus méritos en la consecución de los derechos humanos, la seguridad humana y el desarrollo sostenible en su país, así como en América del Sur en general”, dice la carta entregada al premio Nobel.

Activistas holandeses ya habían postulado a Mujica para el premio 2013.

LA CARTA DE LOS

DOCENTES A NORUEGA

A continuación, el texto de la carta:

El Comité Nobel de Noruega

Estimados señoras y señores:

Por la presente los abajo firmantes, profesores universitarios alemanes, les gustaría nombrar a José Alberto (“Pepe”) Mujica Cordano (nacido el 20 de mayo de 1935 en Paso de la Arena, Montevideo, Uruguay), actualmente elegido Presidente de Uruguay (República Oriental del Uruguay), para el Premio Nobel de la Paz en 2014.

José Mujica debería ser galardonado con el premio por sus méritos en la consecución de los derechos humanos, la seguridad humana y el desarrollo sostenible en su país, así como en América del Sur en general.

En los últimos años, el Sr. Mujica se ha convertido en motivador y modelo a seguir no solo para los jóvenes de este planeta, sino para todos nosotros. Existen al menos tres razones para ello:

-Su auténtico y efectivo cambio de un miembro de la Guerrilla de los Tupamaros a un protagonista de la paz, la democracia, derechos humanos y el imperio de la ley; además, jugó un papel central para la transformación de los Tupamaros en un grupo político legal su humilde estilo de vida (“más humilde líder del mundo”), que incluye su rechazo de la riqueza individual y el consumismo excesivo, así como su profesión como criador de flores; es una contradicción agradable al estilo de vida libertino, tanto en términos de riqueza y poder, de otros líderes políticos y económicos

-Su valiente abordaje de una política de drogas progresista y con base científica, que se encuentra en fuerte oposición al fallado régimen prohibicionista vigente mundialmente.

-El Sr. Mujica pasó varios años en la cárcel, sufrió de aislamiento prolongado y fue amenazado con ejecución extralegal. En lugar de estar lleno de amargura o en busca de venganza violenta, se convirtió en un verdadero demócrata y el presidente electo de Uruguay.

En 2013, José Mujica, firmó una ley que legaliza el comercio controlado y regulado de marihuana en Uruguay. Esta ley ha sido creada para reducir la delincuencia y la violencia en su país, por lo tanto apunta a una reducción de las amenazas a la población, la salud pública y el orden público. Su estrategia no es la de trocar la libertad por la seguridad, sino la de mejorar la seguridad por medio de la libertad. Esta estrategia incluye el reconocimiento y la aprobación de la libre determinación en contra de la criminalización y sus efectos secundarios, como la aparición de mercados negros, la formación de pandillas y los cárteles, el lavado de dinero, la corrupción, la violencia, el hacinamiento en las cárceles y otros problemas sociales. Al mismo tiempo esta ley mejora las posibilidades de un uso de drogas más sensato, de una prevención y un tratamiento mejores.

Esta es una insólita, pero valiente y enérgica estrategia que es probable que constituya un nuevo paradigma en la política de seguridad y salud pública, sobre todo en una región del mundo que sufre de efectos secundarios devastadores de la prohibición de las drogas, que incluyen decenas de miles de homicidios y secuestros violentos, así como la destrucción y contaminación de amplias zonas de la naturaleza. Este nuevo enfoque de la política de drogas es del más alto interés para otras naciones de América del Sur y del mundo entero y tiene el apoyo de antiguos y actuales líderes de varias naciones. Por lo tanto, el enfoque del Sr. Mujica está diseñado para ayudar a los gobiernos a romper el círculo vicioso de la violencia, la corrupción y la represión desproporcionada que se asocia con las formas tradicionales de la prohibición.

En suma, estamos firmemente convencidos de que José Mujica es un excelente candidato para ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2014.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...