Dos delincuentes dieron cuatro golpes en pocas horas rompiendo puertas blindex en comercios de la ciudad

Fueron más los daños causados que el botín con el que pudieron alzarse

Cuatro comercios del centro de la ciudad fueron dañados en sus vidrieras por los delincuentes que al final de cuentas, generaron más destrozos en los locales que atacaron que el botín que pudieron llevarse. Los hechos ocurrieron en el centro de la ciudad en horas de la madrugada y el último de los casos se registró anoche.

El propietario del comercio observa azorado el daño causado en el local

El propietario del comercio observa azorado el daño causado en el local

En todos los casos, rompieron puertas con sistema blindex, que al parecer, ya no son resistencia para los malvivientes.
EN AVENIDA BARBIERI
Según informó ayer la Policía, sobre las 6:15 de la mañana de ayer, los efectivos concurrieron al comercio ubicado en Barbieri al 400 donde la alarma del mismo aún se encontraba activada.
En el lugar, el personal policial constató los daños y la rotura del marco de la puerta Blindex, donde él o los autores se habrían llevado la caja registradora, dejando una computadora, scanner y Pos electrónico dispersados en el suelo.
El propietario del local se hizo presente y formuló la denuncia, expresando que a la hora 6:00 una vecina le dio aviso de que el local habría sido objeto de hurto. A su arribo constata la rotura del marco y la puerta abierta hacia afuera y la falta de la caja registradora que contenía aproximadamente la suma en efectivo de $ 3.500 (tres mil quinientos pesos uruguayos).
Realiza avalúo total entre daños y hurto en $ 12.500 (doce mil quinientos pesos uruguayos). Policía Científica realizó revelamiento del lugar. Se entrevistó a una testigo que manifestó que alertada por los ladridos de su perro, escucha la alarma activada en el local y se pone en comunicación con el propietario. No vio a él o los autores del hecho. Intervino Seccional 2da.
DAÑO EN COMERCIO
A la hora 4:20 la Policía concurrió al local comercial ubicado en calle Amorín entre Uruguay y Brasil, donde en el lugar se hizo presente el propietario quien radicó una denuncia por daños. El mismo expresó que personas extrañas ingresaron al local dañando la puerta de Blindex de medidas 2.20 m x 1.40 m y en su interior había un gran desorden.
Los efectivos de la Policía Científica realizaron un relevamiento en la zona donde se entrevistó a un testigo quien manifestó que momentos antes de llegar la Policía, diviso a dos individuos y escuchó el estallido de la puerta del local y al gritarles, estos se dan a la fuga en una moto por calle Amorín al Norte. Intervino Seccional 1ra.
HURTO COMERCIO
Al rato, seguramente los mismos individuos que robaron en el primer comercio, ya que fue sobre las cinco menos cinco de la mañana aproximadamente, una media hora después del primer robo, en momentos que el móvil policial realizaba recorridas por zona de calle Asencio entre calles Uruguay y Brasil, divisaron que en un local comercial de ese enclave, la puerta Blindex estaba totalmente dañada.
En el lugar se hizo presente la propietaria quien realizó la denuncia, manifestando que hora 05:35 concurrió al local comercial y constata el daño de la puerta principal de blindex de medidas 2 m x 1.20 m, además del hurto de $ 100 (cien pesos uruguayos) en monedas. Avalúa en U$S 1000 (mil dólares americanos). Policía Científica realizó relevamiento. Intervino Seccional 2ra.
EL DE ANOCHE
El último de los casos ocurrió anoche cuando aparentemente dos sujetos fueron los que rompieron la puerta blinde de la carnicería ubicada en avenida Barbieri y Córdoba, donde ingresaron para querer alzarse con la caja registradora del lugar.
Los sujetos huyeron en pocos segundos y la alarma se activó al instante. La Policía estaba en el lugar intentando encontrar huellas dactilares con el fin de poder dar con los rompe vidrieras que en pocas horas dieron cuatro golpes fulminantes a los comercios locales.
ADVERTIDOS
El problema de los rompevidrieras se viene manejando desde hace tiempo por parte de los comerciantes salteños, quienes se reunieron con las autoridades policiales solicitándoles mano dura y mayor patrullaje en los lugares de mayor concurrencia, con el fin de terminar con este tipo de casos. Tiempo atrás, consultado por este diario, uno de los directivos del Centro Comercial había manifestado que a nivel institucional habían optado por confiar en las tareas que realiza la Policía antes de empezar a realizar una contratación masiva de guardias privados. El tema fue cuestionado por otros socios quienes dijeron que la Policía no daba abasto con su tarea por la escasez de personal, lo que en cierta medida generaba riesgos para aquellos comerciantes que no habían colocado medidas de seguridad en sus locales.
Lo de ayer fue una muestra en la que dos personas, cometieron cuatro delitos similares en pocas horas, ya que la Policía considera que por la modalidad delictiva empleada se trata de los mismos delincuentes.