Dos personas fueron a la cárcel por distintos delitos, uno andaba en una moto robada

Dos personas fueron procesadas con prisión en las últimas horas al ser los responsables de haber cometido distintos hechos delictivos. Uno de los casos es el resultado de un procedimiento policial originado en la mañana del domingo.
El hecho se registró cuando un sujeto tras romper una reja que cubría una ventana en una finca de la calle Vilardebó al 1000, robó desde la finca una mochila que tenía en su interior diversos efectos. Alertado por la situación el duelo de casa se comunicó con la Policía para dar aviso delo que había sucedido.
Por tal motivo, los funcionarios procedieron de inmediato a realizar un rastrillaje por la zona donde ocurrió el hecho ilícito y fue en el interior del Parque Harriague, ubicado a dos cuadras desde donde se perpetró el robo, que pudieron dar con el autor del delito.
Se trata de un sujeto de iniciales A.G.A. De 23 años de edad, poseedor de antecedentes penales, quien fue remitido al juzgado ayer por la tarde, donde la justicia lo procesó con prisión por un delito de hurto especialmente agravado.
OTRO
En otro caso, en la madrugada de ayer lunes, sobre las 5 y 30 aproximadamente, dos sujetos fueron detenidos por la policía por estar circulando en un vehículo en forma sospechosa. Los individuos, su bien residían en la zona sur de la ciudad, andaban por la calle Viera entre 19 de Abril y Agraciada, observando el movimiento de la zona.
Al ser detenidos por la Policía, se pudo comprobar que andaban circulando en una moto Yasuky tipo cross, la cual estaba requerida por haber sido robada desde un estacionamiento del centro de la ciudad el pasado 29 de noviembre.
Al ser indagados en relación a este caso, el sujeto dijo a la Policía que la “había comprado a una persona cuyos datos desconocía a un bajo precio”. Por lo cual, los funcionarios lo trasladaron ante el juez penal de turno, quien dictó el procesamiento y prisión para la persona de iniciales C.J.O de 31 años de edad, por un delito de receptación.
Esta persona tenía profusos antecedentes penales y el hecho de haber comprado una moto a un desconocido y a bajo precio, le daba a entender que la misma tenía un origen ilícito.

Dos personas fueron procesadas con prisión en las últimas horas al ser los responsables de haber cometido distintos hechos delictivos. Uno de los casos es el resultado de un procedimiento policial originado en la mañana del domingo.

El hecho se registró cuando un sujeto tras romper una reja que cubría una ventana en una finca de la calle Vilardebó al 1000, robó desde la finca una mochila que tenía en su interior diversos efectos. Alertado por la situación el duelo de casa se comunicó con la Policía para dar aviso delo que había sucedido.

Por tal motivo, los funcionarios procedieron de inmediato a realizar un rastrillaje por la zona donde ocurrió el hecho ilícito y fue en el interior del Parque Harriague, ubicado a dos cuadras desde donde se perpetró el robo, que pudieron dar con el autor del delito.

Se trata de un sujeto de iniciales A.G.A. De 23 años de edad, poseedor de antecedentes penales, quien fue remitido al juzgado ayer por la tarde, donde la justicia lo procesó con prisión por un delito de hurto especialmente agravado.

OTRO

En otro caso, en la madrugada de ayer lunes, sobre las 5 y 30 aproximadamente, dos sujetos fueron detenidos por la policía por estar circulando en un vehículo en forma sospechosa. Los individuos, su bien residían en la zona sur de la ciudad, andaban por la calle Viera entre 19 de Abril y Agraciada, observando el movimiento de la zona.

Al ser detenidos por la Policía, se pudo comprobar que andaban circulando en una moto Yasuky tipo cross, la cual estaba requerida por haber sido robada desde un estacionamiento del centro de la ciudad el pasado 29 de noviembre.

Al ser indagados en relación a este caso, el sujeto dijo a la Policía que la “había comprado a una persona cuyos datos desconocía a un bajo precio”. Por lo cual, los funcionarios lo trasladaron ante el juez penal de turno, quien dictó el procesamiento y prisión para la persona de iniciales C.J.O de 31 años de edad, por un delito de receptación.

Esta persona tenía profusos antecedentes penales y el hecho de haber comprado una moto a un desconocido y a bajo precio, le daba a entender que la misma tenía un origen ilícito.