Dr. Carlos Albisu: “Vamos a golpear puertas hasta que se nos gasten los nudillos”

Hay muchos temas en los cuales la ciudadanía, cada vez que hacemos una recorrida o una reunión, nos expresa el fracaso en la gestión en la que han resultado los actuales gobiernos que tenemos, tanto a nivel Nacional como Departamental. Y podríamos pasar horas hablando sobre eso y seguramente pocos podrían discutir que nos asiste la razón, o mejor dicho, que a la gente le asiste la razón. Sin embargo, entre todos esos temas, si hay uno que nos genera una singular empatía, y que afecta a todo el país, pero muy especial e increíblemente a nuALBISUZONAestro departamento, es el fantasma del desempleo, que por más que la quieran dibujar, hoy ronda el 20% en Salto. Por ello, teniendo la firme convicción de que vamos a golpear puertas hasta que se nos gasten los nudillos, y siendo consecuentes con el reclamo que venimos haciendo desde hace ya un buen tiempo a nuestro Intendente; hace unos días atrás viajamos a Montevideo a reunirnos con el Cr. Orlando Dovat, uno de los empresarios más exitosos de nuestro país, titular entre otros, de “ZONAMERICA URUGUAY”, desde donde los uruguayos tenemos el sereno orgullo de producir trabajo para todo el mundo, empresa que fuera calificada en 2012 por la Asociación de Zonas Francas de América, como la mejor zona franca de toda América; pero además un hombre que posee actualmente similares emprendimientos en Colombia y China, y cuenta con una vastísima experiencia de carácter empresarial tanto a nivel nacional como internacional. Allí escuchamos, aprendimos y anotamos, pero principalmente, presentamos a Salto y sus potencialidades, hoy desaprovechadas en gran medida, como principal atractivo para futuras inversiones que traigan un aire fresco a nuestro departamento, un poco de oxígeno, entendiendo que la generación de empleo genuino, a través del motor de la inversión privada, complementado por el motor de una gestión pública ágil, moderna y transparente, es la única manera de salir de este oscuro camino en el cual nos han introducido casi sin darnos cuenta hasta llegar lamentablemente a lugares antes inimaginados para los salteños. Y en esa nos van a seguir encontrando, viajando, formándonos, reuniéndonos con otros intendentes como ya lo hemos hecho en varias oportunidades, pero también con otros empresarios que tengan la suficiente visión de futuro que redunde en la sustitución de este círculo vicioso del que este gobierno no sabe cómo salir, o mejor dicho, cómo sacarnos; por un círculo virtuoso en el cual nuestros potenciales atraigan inversiones, éstas generen empleo, el empleo aumente el consumo y el consumo haga atractivo nuevos emprendimientos. Para eso estamos en la actividad política, y no vamos a descansar hasta alcanzar los lugares que nos permitan mejorar la calidad de vida de todos los salteños.