Ediles plantearon visiones encontradas sobre la gestión municipal en Cementerio y el Hogar del Adulto Mayor

Los ediles de nuestra Junta Departamental suelen utilizar la media hora previa para realizar planteos de interés general. En este caso, la edil del Partido Colorado, María de los Ángeles Márquez destacó un problema grave de gestión en el Cementerio Central, donde una familia de bajos recursos del interior del departamento no pudo velar a un familiar. Por otro lado, el edil del Frente Amplio Carlos Beasley refirió a la buena gestión municipal en mejorar la calidad de atención en el Hogar del Adulto Mayor.
PARA QUE NO PASE
DE NUEVO
“El pasado 15 de abril -comenzó diciendo la edil Márquez-, aproximadamente a las 22 horas, fallecía la señora Isolina Rodríguez. Una familia de bajos recursos, y por eso solicitaron a la Intendencia Municipal la sala velatoria que les juntadepartamentalcorresponde, para poder velarla durante la noche y enterrarla al día siguiente, que tenían horario al mediodía. Una sala que todos recordamos, se refaccionó en el gobierno anterior, haciéndola a nuevo, haciéndola digna, justamente como corresponde a las circunstancias estas que nadie quiere pasar”.
“Una familia numerosa: ocho hermanos, siete nietos, muchos amigos, venidos todos de Tomás Gomensoro. Una familia rural que viajó varios kilómetros para pasar este duro momento”.
“La empresa velatoria que estaba de guardia lleva el cuerpo de la señora pero no lo pudo colocar en la sala velatoria municipal porque nadie encontró la llave esa noche”, por lo que “al no tener solución y la llave sin aparecer, se tuvo que pedir a la empresa que se lleve el cuerpo a depósito nuevamente”.
“En definitiva, la señora Isolina pudo ser velada solamente cuatro horas, de 8 de la mañana a 12 del mediodía, hora en que fue enterrada”.
“La violencia simbólica que implicó este momento tremendo para la familia, que tuvieron que vivir los hijos y los nietos, en una instancia más que sensible, la falta de acción, de sensibilidad, de responsabilidad, de gestión. No puedo imaginarme tanta ineptitud y tanta tristeza juntas”.
Podrán “responder a algún pedido de informes de este edil. Pero lo más importante es que deberían responder a la familia, mínimamente pedirle disculpas”.
“La humildad de su hijo Roque cuando en esta Junta Departamental nos describió los acontecimientos, las lágrimas cuando recordaba los hechos, ¿y sabe lo único que pidió? Que nunca más una familia tuviera que pasar por un momento similar”.
“Y nos enteramos luego de haber hecho público este caso, que ya ha pasado varias veces. No puede pasar más esta barbaridad”, concluyó.
SOBRE HOGAR DEL
ADULTO MAYOR
El edil Beasley planteó la realidad sobre el Hogar del Adulto Mayor de la Intendencia de Salto. “Hogar que hace poco más de dos años, en una primera inspección, constataba condiciones edilicias no adecuadas para el desarrollo de la vida de los abuelos que ahí residen, un relacionamiento entre los internos y los funcionarios a cargo del hogar que no era el adecuado ni el indicado por los técnicos en la materia, que carecía absolutamente de una regulación de ingreso y funcionamiento del mismo».
“El servicio de alimentación era deficiente por falta de pago a la empresa que había ganado la licitación y, por esto, la misma no proveía los alimentos que se dictaban en las cartillas del nutricionista”. Además de escasas tareas de esparcimiento y recreación.
“Es un tema de interés general –agregó- y de sensibilidad absoluta cuidar y velar por la vida y la dignidad de quienes viven los últimos años de su vida en un hogar para adultos mayores. Y esto, se soluciona no solamente con un diagnóstico sino que se soluciona con gestión, con voluntad política, con asignación de recursos económicos para subsanar los errores existentes, con la ejecución de los planes previstos”.
Fue así que “se pagó el servicio de alimentación y la nutricionista volvió a programar las cartillas, y la comida fue llegando expresamente por orden de un nutricionista a cada uno de los internos. Se generaron servicios por actividades de esparcimiento y recreación combinadas y coordinadas con la formación, como lo es la creación de una sala de inclusión informática”.
“La sensibilidad y la dignidad en la atención de quienes viven los últimos años de su vida abandonados muchas veces por la familia, sin recursos para estar en otro lugar y que tienen que llegar a un hogar del adulto mayor, deben ser contempladas; no debe ser solo para la foto sino que debe tener gestión y debe tener presupuesto”.
Recordando por último que existe en la Junta Departamental un proyecto de reglamentación interna para estar acorde a la ley nacional, y que se encuentra a estudio, solicitando que se agilice el mismo.