EEUU cree que estadounidenses que se unieron al Estado Islámico regresaron al país

El FBI está investigando el tema; preocupa que planeen atentados en ese territorio. Lo mismo ocurre con los combatientes europeos en sus países de origen.
El Gobierno de Barack Obama cree que parte de los alrededor de cien estadounidenses que viajaron a Oriente Medio para unirse a las filas del grupo yihadista Estado Islámico (EI) han regresado a EE.UU., dijo hoy un alto funcionario de la Casa Blanca.
Estados Unidos calcula que unos cien estadounidenses se han unido a las filas del EI en Irak y Siria, dentro de un total de alrededor de 15.000 combatientes extranjeros entre los que hay además unos 2.000 europeos, recordó el funcionario, que pidió el anonimato, en una conferencia de prensa con medios estadounidenses.
La cifra de cien estadounidenses «incluye a aquellos que han ido (a la región), aquellos que han intentado ir, y algunos que han regresado y a los que el FBI está examinando», indicó la fuente, según informa la revista Time en su edición digital.
Estados Unidos y Europa están preocupados por la posibilidad de que esos combatientes extranjeros usen sus pasaportes para regresar a sus países de origen y planeen atentados en esos territorios.
Este miércoles, Obama presidirá una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU a nivel de jefes de Estado y de Gobierno que se centrará en la amenaza de esos individuos de países de todo el mundo que han viajado a Irak y Siria para sumarse al EI.
EE.UU. ya ha circulado de cara a esa cita un borrador de resolución para contener el flujo de combatientes extranjeros, y la Casa Blanca pronostica que se aprobará por unanimidad.
«(La resolución) aumentará las obligaciones de los Estados para tratar de prevenir y evitar el flujo de combatientes extranjeros. También imprimirá un nuevo énfasis al reto de contrarrestar el extremismo violento», dijo este viernes la asesora de seguridad nacional de Obama, Susan Rice.
El FBI está investigando el tema; preocupa que planeen atentados en ese territorio. Lo mismo ocurre con los combatientes europeos en sus países de origen.
El Gobierno de Barack Obama cree que parte de los alrededor de cien estadounidenses que viajaron a Oriente Medio para unirse a las filas del grupo yihadista Estado Islámico (EI) han regresado a EE.UU., dijo hoy un alto funcionario de la Casa Blanca.
Estados Unidos calcula que unos cien estadounidenses se han unido a las filas del EI en Irak y Siria, dentro de un total de alrededor de 15.000 combatientes extranjeros entre los que hay además unos 2.000 europeos, recordó el funcionario, que pidió el anonimato, en una conferencia de prensa con medios estadounidenses.
La cifra de cien estadounidenses «incluye a aquellos que han ido (a la región), aquellos que han intentado ir, y algunos que han regresado y a los que el FBI está examinando», indicó la fuente, según informa la revista Time en su edición digital.
Estados Unidos y Europa están preocupados por la posibilidad de que esos combatientes extranjeros usen sus pasaportes para regresar a sus países de origen y planeen atentados en esos territorios.
Este miércoles, Obama presidirá una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU a nivel de jefes de Estado y de Gobierno que se centrará en la amenaza de esos individuos de países de todo el mundo que han viajado a Irak y Siria para sumarse al EI.
EE.UU. ya ha circulado de cara a esa cita un borrador de resolución para contener el flujo de combatientes extranjeros, y la Casa Blanca pronostica que se aprobará por unanimidad.
«(La resolución) aumentará las obligaciones de los Estados para tratar de prevenir y evitar el flujo de combatientes extranjeros. También imprimirá un nuevo énfasis al reto de contrarrestar el extremismo violento», dijo este viernes la asesora de seguridad nacional de Obama, Susan Rice.