Efectivos de la Policía Comunitaria de la Jefatura de Salto visitaron campamento Scout de la Obra Social Don Bosco

El pasado 30 de junio y con el aval del Comando de la Jefatura de Policía de Salto, los operadores Comunitarios de la Policía de Salto, visitaron el Campamento del Movimiento Scout, Grupo “Padre Agustín Aschieri”, en la casa de Retiro Blandengues, que está ubicada en la zona de Parada Daymán, en el Departamento de Paysandú.
En el marco del Programa “Miguel Magone” de la Obra Don Bosco, adonde son derivados  asiduamente por la Justicia jóvenes que se encuentran en situaciones reñidas con la ley, además de otros niños y adolescentes, los policías interactuaron con unos 50 chicos y 11 educadores.
Tallado en piedra
arenisca y la real
dimensión de un taller
Los funcionarios policiales concurrieron al lugar con el escultor Antonio Perillo, que en colaboración con los Policías Comunitarios, brindó un taller instruyendo cómo trabajar la piedra, primero conociendo el origen, la naturaleza y las vetas de la misma, luego con herramientas básicas manuales, utilizó la modalidad de expresión libre partiendo de la forma de cada trozo.
Cada participante dejó volar la imaginación y en pocos minutos las piquetas y discos de desbaste fueron descubriendo diversas figuras, fruto de la creatividad.  Prontas las obras, con la satisfacción de haberlas creados con sus propias manos, algunas de ellas fueron obsequiadas en el juego del “amigo secreto” en el campamento y las restantes viajaron a los diferentes hogares.
Es notable la profunda riqueza y potencialidad de los niños y jóvenes, y la sociedad toda debe luchar para preservarla y ofrecerle posibilidades de enriquecimiento. La interacción y los diferentes enfoques sirven para comprender, cuestionar y dinamizar los conocimientos y asumir compromisos entre todos.
La óptica del “orientador” en cada taller, será construirlo en forma interactiva, buscando que cada integrante pueda expresarse en forma cómoda y natural. Donde se da la interacción, el intercambio de opiniones y saberes, es donde se produce el aprendizaje realmente significativo. Aprendemos jugando, recreándonos, estando en contacto con las ideas de otros y así se da lo que se llama la construcción del conocimiento, o sea que lo construimos entre todos.
Héctor Menéndez -
Responsable del
Grupo Scout Padre
Agustín Aschieri-
Por su parte, el referente del Movimiento Scout Padre Agustín Aschieri, Héctor Menéndez, dijo que el Movimiento Scout Mundial es la organización de niños, jóvenes y adultos voluntarios “más grande sobre el planeta, y como no puede ser de otro modo, es la más grande de nuestro país, teniendo presencia en casi todos los departamentos”.
Este Grupo funciona en la Obra Social Don Bosco y está adherido al Movimiento Scout del Uruguay, que los días 28, 29 y 30 realizó los clásicos campamentos de invierno; realizándose un taller de tallado en piedra a cargo de Antonio Perillo y contando con la colaboración de Operadores Comunitarios, culminando con una demostración de trompos de madera por parte del Comisario Francisco Alves, referente de la Policía Comunitaria, “juego que con el tiempo se ha ido perdiendo la práctica, quedando demostrado el asombro y el desconocimiento de los chiquilines en referencia a su utilización. De más está decir, el agradecimiento a quienes participaron, demostrando así el éxito de dicha Policía Comunitaria en su política de acercamiento a la comunidad”, dice el comunicado de la policía.
Prevención y educación,
objetivos básicos de la
Policía Comunitaria
La presencia de uniformados llama la atención y es referencia para muchos. Los niños, adolescentes y educadores del campamento al tiempo que tallaban sus piedras conversaban con los Policías, para saber de sus tareas y también buscando opiniones de sus obras. La Policía Comunitaria como nueva herramienta para enfocar la prevención social, o sea ir a las causas, raíces y evitar que sucedan los hechos, debe hacer alianza, sumar esfuerzos y trabajar en red, con todas las Instituciones como en este caso, la Obra Don Bosco, donde niños y adolescentes tienen abrigo, alimento, contención, estímulo y más importante aún, proyección laboral para sus futuros. Este trabajo en red permite detectar situaciones en hogares más vulnerables y realizar un abordaje interinstitucional a tiempo.

El pasado 30 de junio y con el aval del Comando de la Jefatura de Policía de Salto, los operadores Comunitarios de la Policía de Salto, visitaron el Campamento del Movimiento Scout, Grupo “Padre Agustín Aschieri”, en la casa de Retiro Blandengues, que está ubicada en la zona de Parada Daymán, en el Departamento de Paysandú.

En el marco del Programa “Miguel Magone” de la Obra Don Bosco, adonde son derivados  asiduamente por la Justicia jóvenes que se encuentran en situaciones reñidas con la ley, además de otros niños y adolescentes, los policías interactuaron con unos 50 chicos y 11 educadores.

Tallado en piedra arenisca y la real dimensión de un taller

Los funcionarios policiales concurrieron al lugar con el escultor Antonio Perillo, que en colaboración con los Policías Comunitarios, brindó un taller instruyendo cómo trabajar la piedra, primero conociendo el origen, la naturaleza y las vetas de la misma, luego con herramientas básicas manuales, utilizó la modalidad de expresión libre partiendo de la forma de cada trozo.

Cada participante dejó volar la imaginación y en pocos minutos las piquetas y discos de desbaste fueron descubriendo diversas figuras, fruto de la creatividad.  Prontas las obras, con la satisfacción de haberlas creados con sus propias manos, algunas de ellas fueron obsequiadas en el juego del “amigo secreto” en el campamento y las restantes viajaron a los diferentes hogares.

Es notable la profunda riqueza y potencialidad de los niños y jóvenes, y la sociedad toda debe luchar para preservarla y ofrecerle posibilidades de enriquecimiento. La interacción y los diferentes enfoques sirven para comprender, cuestionar y dinamizar los conocimientos y asumir compromisos entre todos.

La óptica del “orientador” en cada taller, será construirlo en forma interactiva, buscando que cada integrante pueda expresarse en forma cómoda y natural. Donde se da la interacción, el intercambio de opiniones y saberes, es donde se produce el aprendizaje realmente significativo. Aprendemos jugando, recreándonos, estando en contacto con las ideas de otros y así se da lo que se llama la construcción del conocimiento, o sea que lo construimos entre todos.

Héctor Menéndez – Responsable del Grupo Scout Padre Agustín Aschieri-

Por su parte, el referente del Movimiento Scout Padre Agustín Aschieri, Héctor Menéndez, dijo que el Movimiento Scout Mundial es la organización de niños, jóvenes y adultos voluntarios “más grande sobre el planeta, y como no puede ser de otro modo, es la más grande de nuestro país, teniendo presencia en casi todos los departamentos”.

Este Grupo funciona en la Obra Social Don Bosco y está adherido al Movimiento Scout del Uruguay, que los días 28, 29 y 30 realizó los clásicos campamentos de invierno; realizándose un taller de tallado en piedra a cargo de Antonio Perillo y contando con la colaboración de Operadores Comunitarios, culminando con una demostración de trompos de madera por parte del Comisario Francisco Alves, referente de la Policía Comunitaria, “juego que con el tiempo se ha ido perdiendo la práctica, quedando demostrado el asombro y el desconocimiento de los chiquilines en referencia a su utilización. De más está decir, el agradecimiento a quienes participaron, demostrando así el éxito de dicha Policía Comunitaria en su política de acercamiento a la comunidad”, dice el comunicado de la policía.

Prevención y educación, objetivos básicos de la Policía Comunitaria

La presencia de uniformados llama la atención y es referencia para muchos. Los niños, adolescentes y educadores del campamento al tiempo que tallaban sus piedras conversaban con los Policías, para saber de sus tareas y también buscando opiniones de sus obras. La Policía Comunitaria como nueva herramienta para enfocar la prevención social, o sea ir a las causas, raíces y evitar que sucedan los hechos, debe hacer alianza, sumar esfuerzos y trabajar en red, con todas las Instituciones como en este caso, la Obra Don Bosco, donde niños y adolescentes tienen abrigo, alimento, contención, estímulo y más importante aún, proyección laboral para sus futuros. Este trabajo en red permite detectar situaciones en hogares más vulnerables y realizar un abordaje interinstitucional a tiempo.