Efraín Alegre, aspira a la presidencia paraguaya que le fue esquiva en 2013

Efraín Alegre, presidente del Partido Liberal, el mayor de la oposición, aspira de nuevo a alcanzar la Presidencia de Paraguay, esta vez en las elecciones de 2018 y cinco años después de que fuera derrotado en las generales por Horacio Cartes, el actual presidente del país. Alegre, de 54 años y en ese partido desde su ya lejana inscripción en las Juventudes Liberales, fue elegido candidato oficial a la Presidencia por su partido tras derrotar este domingo a su principal adversario, Carlos Mateo Balmelli, en las elecciones internas partidarias. Se trata de una segunda oportunidad para Alegre, que en 2013 quedó a 200.000 votos de la Presidencia, que le fue arrebatada por Cartes, del gobernante Partido Colorado. Entonces, y tras vencer en las internas liberales, Alegre se enfrentó al candidato colorado acompañado por el Partido Demócrata Progresista, que presentó al exministro del Interior Rafael Filizzola para la Vicepresidencia. En las internas de este domingo Alegre acudió con su imagen reforzada tras capitalizar parte de las protestas que se dieron el pasado marzo, cuando un proyecto de reelección presidencial puso en peligro la institucionalidad del país. De hecho, fue uno de los políticos de primera fila que se opuso abiertamente a ese proyecto, que fue aprobado por un grupo de 25 senadores, entre ellos ocho pertenecientes al Equipo Joven del Partido Liberal, principal oposición interna a Alegre. El proyecto, una enmienda constitucional dirigida a habilitar la reelección presidencial, prohibida por la Constitución, fue aprobada fuera del hemiciclo y en una polémica reunión en las oficinas del Frente Guasu, del expresidente Fernando Lugo. Fue el detonante de la ola de violencia que ese mismo día tuvo lugar frente al Congreso, que fue parcialmente quemado por los manifestantes, mientras que el propio Alegre intentaba contener las cargas de la Policía.
El clima de violencia se extendió después a la sede del Partido Liberal, que fue asaltado por la Policía y desembocó en la muerte de un joven dirigente de la agrupación. A partir de esos sucesos, que originaron que los partidarios de la reelección sepultaran el proyecto, Alegre se posicionó como el principal referente de la oposición para enfrentar al Partido Colorado en las generales de abril de 2018. Sus propuestas tienen como ejes la mejora de la educación, empleo, salud y pobreza y seguridad, haciendo especial hincapié en la soberanía energética de las hidroeléctricas que Paraguay comparte con Argentina (Yacyreta), y Brasil (Itaipú). Sin embargo, su desafío es el de lograr unir a los liberales, todavía divididos entre la corriente mayoritaria que rechazó el proyecto de reelección y quienes lo defendieron, liderados por el senador Blas Llano.Es la cuenta pendiente de Alegre después de que su partido estableciera una alianza para las generales de 2018 con el Frente Guasu, que aportará a la lista conjunta al periodista Leonardo Rubin como candidato a Vicepresidente. Una apuesta que constituye otro desafío, teniendo en cuenta la ruptura de la alianza de 2008 entre ambas fuerzas que llevó a la Presidencia a Lugo, luego destituido en un juicio parlamentario que apoyaron la mayoría de los liberales. Son parte de los retos a los que se enfrenta este abogado nacido en la ciudad de San Juan Bautista y que entró en la política activa en 1983 desde las Juventudes del Partido Liberal, que llegó a presidir. Fue el comienzo de una trayectoria que después le llevó a presidir la Cámara de Diputados en dos ocasiones (1998 y 2008) y a dirigir la cartera del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones durante el Gobierno de Lugo. Asunción, 17 dic (EFE).-







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...