El 7 de junio se celebró el Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria

Uruguay es un proveedor confiable de alimentos de la más alta calidad e inocuidad para la población nacional y el mundo. En el primer Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria, se refuerza el rol del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca uruguayo en la protección del derecho de los consumidores a acceder a alimentos inocuos.
¿Qué significa inocuidad de los alimentos?
La inocuidad de los alimentos es la condición que garantiza que no causarán daño en la salud del consumidor cuando se preparen o consuman de acuerdo con el uso al que se destinan. Está íntimamente relacionada con las condiciones y medidas de higiene aplicadas en las etapas de producción, elaboración, almacenamiento y distribución, orientadas a garantizar un producto inocuo, en buen estado y apto para consumo humano. En definitiva, es un derecho esencial de los consumidores.
Por tal motivo, en este primer Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria, la Dirección General de Control de la Inocuidad Alimentaria (DIGECIA) del MGAP, refuerza una vez más sus cometidos y acciones para garantizar ese derecho esencial de los consumidores. DIGECIA es una unidad del MGAP de reciente creación (2015) y tiene un enfoque integrado de bioseguridad para el análisis de la gestión de los riesgos relativos a la vida y la salud de las personas, los animales, las plantas y los riesgos asociados al medio ambiente. Tal como lo establece la FAO, este enfoque integrado abarca la inocuidad de los alimentos, zoonosis, introducción de plagas y enfermedades de las plantas y animales, organismos vivos modificados e introducción de especies exóticas invasivas. Para atender estos diferentes enfoques y gestionarlos en forma transversal DIGECIA cuenta con tres áreas estratégicas que ejecutan —junto a otras unidades organizativas— el control de la inocuidad alimentaria: gerencia de Barreras Sanitarias, gerencia de Bioseguridad y gerencia de Inocuidad.
¿Cómo lo hacemos?
El área de Barreras Sanitarias busca prevenir y controlar el ingreso a Uruguay de productos de origen animal o vegetal que pongan en riesgo la producción agropecuaria, actuando a nivel de fronteras terrestres, aéreas y marítimas. El área de Bioseguridad gestiona la incorporación de herramientas biotecnológicas para promover un desarrollo productivo sostenible cuidando los recursos naturales y la salud humana y animal. Y, finalmente, el área de Inocuidad promueve el fortalecimiento de la gestión de la inocuidad a través de la incorporación de la ciencia y la modernización de los sistemas de control de los alimentos de forma que no generen daños a la salud.
En este Día Mundial de la Inocuidad Alimentaria, el MGAP recuerda a la población que la inocuidad agroalimentaria es fundamental, ya que la producción de alimentos saludables e higiénicos permite ofrecer alimentos seguros a la población y posibilita a los productores ser más competitivos e ingresar a más y mejores mercados cuidando los recursos naturales.