El absurdo anda suelto

Ayer a la noche se enfrentaban Tacuarembó y la Liga de las Colonias Agrarias, en el marco del partido de ida, válido por las semifinales a nivel de mayores en el Litoral Norte de la Copa del Intrerior.
Las autoridades de la Liga de Tacuarembó pactaron el juego…¡a las 21.30′ de un domingo!
Frente a tomas de posiciones como estas, solo habría que admitir que el absurdo anda definitivamente suelto. El partido tendría su conclusión sobre las 23.30′. Una horas después, la delegación agraria estaría partiendo de regreso. Arribarían a Salto sobre las 4 de la madrugada. Muchos de sus jugadores desarrollan actividad laboral cuando amanece el día en no pocos casos.
Pero además a la cuenta del aficionado de Tacuarembó, las 21.30′ de un domingo para asistir a un partido de fútbol, ¿es la mejor opción o el mejor horario?
¿Por qué no a las 18 horas o a las 19 horas? O en el peor de los casos a las 20 horas… pero no: a LAS 21.30’… Lo cierto es que la dirigencia del fútbol a veces incurre en decisiones como estas, en la que parece hacerse LO HUMANAMENTE POSIBLE, para que la reticencia del aficionado surja sin más vueltas.
Un perfecto gol en contra.
¡El derrumbe del desacreditado sentido común!
A la prueba hay que remitirse. Por lo menos, en este caso.
-E.J.S-