El agobiante imperativo de jugar para ganar

La postura del delegado de River Plate tras la designación Sub 17

Claramente: nadie juega para perder. El fútbol pasa de la condición de juego a la competencia inevitable. Mucho más allá de la categoría que fuese, rige el agobiante imperativo de conformar una estructura, para que desde ella, se prolongue la opción de victoria.
El propio Baby Fútbol fue doblegado casi dramáticamente en su sentido lúdico y ya a niños de 6 años, se les impregna la razón de competir para vencer, pasando el disfrute y la recreación a un plano secundario.
**********
Ocurrió el lunes pasado a la noche en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, cuando el delegado de River Plate, Ricardo Rodríguez Mugüerza apuntó al hecho concreto: la designación del preseleccionado juvenil, “desde el momento que el técnico designa por ejemplo, 10 jugadores de un club y 8 de otro. Parece una tomadura de pelo. ¿Y todos los demás clubes para qué están? ¿Y todos los demás jugadores para que están?”
El delegado tentó que “para el futuro sea más equitativa la nominación del plantel”, concediéndole chance a jóvenes futbolistas de más clubes. El foco de mira del delegado, se preña de romántica ideológica trasladada al fútbol. Se interpreta cabalmente la razón de sus palabras.
**********
El tema es que: hay que ganar, hay que vencer, hay que sumar, han que desandar, hay que multiplicar. Rige la misión del resultado. El resultado potencia o decrepita. Casi sin grises.
Las categorías muy menores del fútbol (Baby-Sub 13-Sub 14-Sub 17), ya hace buen tiempo le pegaron flor de culatazo a la esencia de jugar a esa edad, para aprender, evolucionar y disfrutar sin que el resultado se convierta en un fin en si mismo. Es la cuestión clave
No se permite la derrota. La derrota en este tiempo vigente, implica fracaso, desasosiego, fuego extinguido. Por eso, es seguro que no hay técnico en el mundo, que apele a un sentido “más democrático” a la hora de designar un plantel.
La reflexión de Ricardo Rodríguez surge desde una frustración por quienes pueden sentirse postergados. Un delegado en la Liga sacó la cara por quienes no fueron parte de la convocatoria. De lo que no hay dudas es que su condolido apunte entra en colisión directa con esa marea universal que fue azotando el fútbol: ganar o ganar, por sobre todas las cosas. Por sobre todas.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...