El agua es vida… pero nos empeñamos en matarla

El nivel de contaminación del agua en nuestro país recién parece empezar a preocupar cuando abrimos la canilla en nuestros hogares y el agua ya no es incolora, inodora e insípida como debería ser; a pesar de la notoria suciedad que desde hace ya un buen tiempo podemos observar en nuestros ríos y arroyos.
Esto da cuenta que las plantas potabilizadoras ya no son capaces de purificar el agua para consumo debido al alto nivel de contaminación de los cauces de agua. La pregunta que nos hacemos es, ¿seremos capaces de darnos cuenta a tiempo y revertir esta situación? Esta tarea requiere un alto grado de concientización de la problemática y un encare efectivo de la misma por parte de todas las personas, pero también a través de un inversión estatal acorde a las necesidades de una población que crece en consumo, producción y por consiguiente en deshechos y basura.
Para tener una opinión más apropiada sobre la cuestión, EL PUEBLO fue en busca de la palabra de un especialista en el tema del agua, Joan Soler, un profesor e investigador español que desde hace dos años aproximadamente se desempeña en el Departamento del Agua de la sede Salto del CENUR litoral norte de la Universidad de la República, quien dijo sentir “vergüenza” por el estado de suciedad en que se encuentran los ríos y arroyos del medio y responsabilizó por sobre todo al uso del detergente como uno de los factores altamente contaminantes para las aguas al provocar el desarrollo excesivo de las algas cianofíceas. También se mostró preocupado por la exigente demanda del exterior por productos alimenticios a base de agua, citando como ejemplo que “1 kg de carne significa 15 m3 de agua”, y a la respuesta del país a un incremento productivo sin tener en cuenta el cuidado por el medio ambiente.
EL PUEBLO buscó además la posición de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), en la palabra del presidente de la delegación uruguaya, Cap. De Navío (r) Gastón Silberman; del presidente de la delegación uruguaya ante la CTM de Salto Grande, Ing. Gabriel Rodríguez y a productores del área de lechería, una de las que está señalada como las más contaminantes con el medio ambiente y las fuentes de agua dulce en particular, para tratar de situarnos en un tema de extrema importancia para las futuras generaciones.
Lo que sigue es un resumen de las manifestaciones efectuadas por cada una de estas personas sobre el tema.

“1 kilo de carne significa el uso de 15 metros cúbicos de agua”, dijo experto español de la UdelaR
Países demandan alimentos a base de agua, mientras el uso de detergentes es uno de los causantes de la contaminación

El especialista en el tema del agua, Joan Soler, un profesor e investigador español que desde hace dos años aproximadamente se desempeña en el Departamento del Agua de la sede Salto del CENUR litoral norte de la Universidad de la República, dijo sentir “vergüenza” por el estado de suciedad en que se encuentran los ríos y arroyos del medio y responsabilizó por sobre todo al uso del detergente como uno de los factores altamente contaminantes para las aguas al provocar el desarrollo excesivo de las algas cianofíceas. También se mostró preocupado por la exigente demanda del exterior por productos alimenticios a base de agua, citando como ejemplo que “1 kg de carne significa 15 m3 de agua”, y a la respuesta del país a un incremento productivo sin tener en cuenta el cuidado por el medio ambiente.

EL DETERGENTE PROVOCA EL DESARROLLO DE LAS ALGAS
El docente e investigador, comenzó diciendo que en general el proceso de la contaminación se atribuye a los procesos de eutrofización, por la presencia de algas cianofíceas que viven en los ríos y toman el oxígeno del agua dejándolo sin oxígeno con lo cual el resto de las plantas y animales que viven en el agua mueren.
Este crecimiento exagerado de esas algas es debido a la presencia de fosfatos en el agua. Estos fosfatos en régimen natural no deberían existir porque son muy poco móviles, pero aparecieron recientemente los detergentes que llevan fosfato soluble y que van a parar a los causes de los ríos donde estas algas empiezan a crecer y desarrollarse ampliamente; liquidando la vida y el natural ecosistema en donde se produce esta eutrofización.
Esta situación es causada tanto por la utilización de los detergentes de uso industrial y agrícola como doméstico, pero el experto español los atribuye principalmente al hecho de verter en el río directamente las aguas residuales de las plantas urbanas, donde en los últimos años se ha prácticamente sustituido el jabón por el detergente.
“Este problema es global, a nivel universal. Hay un estudio de las aguas dulces de todo el mundo donde se hace un mapa con la presencia de fosfato. El fosfato se puede presentar más ahora, porque hay un uso superior de detergente en casi todos los hogares que prácticamente ha sustituido al jabón”, indicó Soler.

La agricultura es una fuente de contaminación, pero mucho más lo son las ciudades
Las ciudades de más de 2.000 habitantes deberían tener una planta depuradora

“La agricultura es un agente de contaminación en todas partes del mundo, pero yo no creo que sea la fuente básica. En Uruguay se puede decir que hay gran responsabilidad de este sector, pero yo lo atribuyo mucho más a las ciudades que vierten contaminantes a los ríos. Por ejemplo en Salto desde mi punto de vista hay que limpiar urgentemente los barrancos y arroyos que vierten en el río Uruguay. Debería construirse una depuradora. En Europa existe una normativa que obliga a las ciudades de más de 2.000 habitantes a tener su depuradora. En el río no se puede verter cualquier cosa y yo veo que aquí se está vertiendo todo. Yo exigiría a las administraciones la construcción de redes de drenaje, lo que se llaman cloacas y dejar de utilizar fosas sépticas, verter todo en conductos que vayan a una depuradora y luego al río”, dijo el experto, alertado por la situación de nuestros causes.
Soler indicó también, que el costo de estas depuradoras depende del grado de pureza que se quiera verter, recordando que los ríos tienen una capacidad de autodepuración que hace que puedan soportar una carga orgánica suficiente, “pero no tanta cantidad de residuos”.
Para el docente e investigador, una inversión en la limpieza de los arroyos es fundamental, “uno no entiende por qué van a la costanera a bañarse y no se bañan en los barrancos internos de los arroyos, cuando es la misma agua. Pero la suciedad grande se ve más en los arroyos internos, por eso desde mi punto de vista es una verdadera vergüenza como es que hay zonas de esos barrancos que están llenas de mugre con niños metidos recogiendo cosas y eso es una imagen patética que debería resolverse de inmediato”, comentó con pesar.
LA PRESIÓN DEL EXTERIOR POR PRODUCTOS ALIMENTICIOS A BASE DE AGUA
Uruguay está bendecido en lo que refiere a la cantidad de agua dulce que tiene y es uno de los últimos en desertización, argumentó Soler, advirtiendo que debido a esto, recibirá en los próximos años una gran presión desde fuera, por una demanda importante, “no necesariamente por agua, sino de productos alimenticios a base de agua”. A modo de ejemplo indicó que “1 kg de carne significa 15 m3 de agua” y los países ejercerán presión por comprar carne a Uruguay a precios desorbitados a la vez que los productores querrán satisfacer esa demanda.
AL COMPRAR CARNE EN EL FONDO ESTÁN COMPRANDO AGUA
“A los Chinos que se están agotando toda el agua subterránea y tienen sus cauces de agua súper contaminados ya se los puede ver como los grandes compradores de carne, en el fondo están comprando agua, porque ellos no cuentan en su superficie con agua suficiente como para producir su carne. Se llevarán el agua a través de kilos de carne. Esto intensificará la ganadería y la agricultra, con un desarrollo de los regadíos para mantener los campos productivos, lo que a su vez hará que aparezcan más contaminantes”, dijo el español.
LAS LECHERÍAS SON MUY CONTAMINANTES
Sin embargo, Soler señaló a las lecherías como uno de los mayores problemas frente a la contaminación de los causes de agua, porque utilizan detergentes para limpiar lo que puede generar ciertos efluentes cargados con fosfato que terminan en el río.
CON LA EVAPOTRANSPIRACIÓN DE LAS PLANTAS SE PIERDE AGUA
La agricultura utiliza fosfatos que van a través de los abonos y quedan bastante retenidas en el suelo porque son elementos poco móviles, tanto, que se los debe hacer solubles para quitarlos antes de que se introduzca en las plantas.
El arroz utiliza mucha agua, pero no es una planta que consuma agua para beber, sino para ambientarlo, en cambio si se riega por aspersión otro tipo de cultivos, esa agua se pierde porque se evapotranspira a través de la planta mientras crece.
Respecto a la Soja, es una leguminosa que necesita poco abono en hidrogenado, pero el problema que genera es la erosión. Pero Uruguay tiene respecto a este producto una reglamentación que es “para sacarse el sombrero”, según dijo el docente, porque no se permite plantar soja cada año, algo que sería fabuloso para los productores, pero genera un suelo desnudo completamente y sujeto a la energía que lleva la lluvia cuando cae generando la erosión.
EN ESPAÑA HUBO UNA FIEBRE POR LAS PAPELERAS EN LOS AÑOS 70
En lo que tiene que ver con la forestación, el agua fluye desde el suelo a través de las raíces a las hojas y se evapora. “Cuanta más evapotranspiración produzca la planta más materia seca se generará y habrá más producción, por eso es cierto que los árboles son grandes consumidores de agua. El Eucaliptus que es una de las plantas que más se usan para las papeleras, es un planta que evapotranspira mucho y crece muy rápido, tienen una producción de citotóxicos que la planta vierte en el medio para protegerse de las otras plantas y permanecen en el suelo luego de que se corta el árbol y ahí ya no se puede plantar nada más porque esos citotóxicos acaban matando lo que se plante. Pero eso recién se nota a los cincuenta años de las primeras forestaciones, cuando se encuentran con un suelo que no sirve para más nada. En España hubo una fiebre papelera en los año 70 y ahora los parques nacionales que son reserva de la biosfera están luchando contra el crecimiento desmesurado de estos espacios que vencen a las plantas autóctonas y en España ya se la considera una mala hierba”, dijo el docente e investigador del Departamento de Agua de la UdelaR.
UNA SITUACIÓN QUE SE PUEDE REVERTIR
Respecto a la posibilidad de revertir la contaminación de las aguas, Soler, fue optimista al respecto, tomando como ejemplo “un río ubicado en Estados Unidos que los ecologistas decían que era un río que estaba totalmente muerto porque se vertía un montón de productos y con los años se lo pudo regenerar. Pero para eso hay que invertir mucho en el cuidado del medio ambiente”, concluyó el especialista en aguas.

Salto Grande presta laboratorios para los muestreos de contaminación
CARU dice que uso de agrotóxicos es uno de los elementos de mayor impacto en la calidad de aguas del río Uruguay

Uno de los elementos más complejos que pueden ser determinantes en cuanto a la contaminación del río Uruguay, es el uso de transgénicos y productos agrotóxicos en los establecimientos hortifrutícolas del departamento. Si bien no se trata del único factor que pueda producir alteraciones al río Uruguay, las autoridades señalan al mismo como uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en ese sentido.
Al ser consultados por EL PUEBLO para el presente informe, los presidentes de Salto Grande, Gabriel Rodríguez y de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Gastón Silbermann, señalaron las funciones y cometidos que tiene cada una de las organizaciones internacionales que trabajan con el principal cauce de agua dulce que tiene el país y que baña nuestras costas.
NO SOMOS POLICÍA DEL RÍO
“No es que Salto Grande esté trabajando ahora como consecuencia de lo que ha salido ahora, es decir, nosotros con la Gerencia Ambiental que tenemos en Salto Grande dentro de las actividades que se realizan está el llevar a cabo distintos tipos de monitoreos en aguas del río Uruguay y en la fauna y la flora del río. Y eso se hace además en coordinación con CARU (Comisión Administradora del Río Uruguay) y nosotros también hacemos en el laboratorio nuestro los análisis que CARU nos pide, pero no hay nada en particular ni en especial como consecuencia de esto, actualmente es algo en lo que se trabaja normalmente”, manifestó a EL PUEBLO el presidente de la delegación uruguaya ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el ingeniero Gabriel Rodríguez.
Consultado para este informe, sobre la preocupación que existe incluso a nivel del gobierno respecto a la contaminación que afecta a algunos ríos y arroyos que con cauces que desembocan en el río Uruguay e incluso que desembocan allí, Rodríguez informó que Salto Grande “no tiene ninguna función de contralor”.
“El responsable del río (Uruguay) es la CARU, en tanto supervisor de la calidad del agua y demás, son ellos, nosotros analizamos una serie de trabajos en el agua del río Uruguay, fundamentalmente en verano con el tema de las playas del Lago y las que están aguas abajo de la represa, siempre se realiza una tarea de monitoreo de agua y de control en coordinación con CARU, pero no tenemos ninguna facultad de contralor, lo hacemos como parte de la información que reunimos y de los organismos que nos lo solicitan”, explicó Gabriel Rodríguez.
Señaló que particularmente “ahora no hay nada que se esté haciendo más que antes, aparte se tienen diversos convenios con la Universidad de la República en Uruguay y con la UNER (Universidad Nacional de Entre Ríos) en Concordia y se hacen distintas cosas para averiguar distintas cosas, desde la posible contaminación del río por el tema de las algas que aparecen, como por el mejillón dorado famoso que también lo tenemos en el Lago, pero todo dentro de lo que normalmente se hace. No le corresponde a Salto Grande, actuar de Policía en el lago. Pero lo ponemos a disposición de los laboratorios que tenemos la posibilidad de realizar distintos tipos de estudio”.
LOS AGROTÓXICOS SON UN PROBLEMA
Por su parte, el presidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Gastón Silberman, señaló que CARU publica “en forma constante todas las investigaciones que se hacen sobre el río Uruguay, porque esa es una de las funciones específicas de la CARU, hay toda una subcomisión con equipos técnicos y que cuenta con equipamiento específico justamente para eso, para el estudio de la calidad de agua, y no solamente para el río Uruguay sino para sus afluentes también”.
Si bien Silbermann justificó a EL PUEBLO su desconocimiento porque hace unos 10 días que se viene recuperando de un quebranto de salud, “no sé si hay algo más reciente”.
Informó que los resultados de todas las investigaciones que se realizan pueden encontrarse en la página web de CARU (www.caru.org. uywww.caru.org.uy) “se realizan estudios mensuales de análisis bacterial de las aguas del río”.
Asimismo, el jerarca manifestó que “estos estudios que se han venido llevando adelante son para detectar la posibilidad de riesgo de las aguas para que estén aptas para baño y hay advertencias en otro sentido de medidas que es necesario tomar”.
En el caso del uso de transgénicos que se realiza en forma masiva en nuestro departamento, con mayor ahínco en lo que tiene que ver con el cordón hortifrutícola de Salto que es de alrededor de 400 kilómetros cuadrados de establecimientos del sector, Silbermann dijo que “el escurrimiento es importante, son los principales elementos que después contribuyen al mal estado de la calidad del agua”.
LA ASUNCIÓN DE TEXEIRA
No obstante, informó que el arquitecto Rogelio Texeira es el nuevo vicepresidente de la CARU. Texeira fue desde el 2005 al 2010 el director de Obras del gobierno de Ramón Fonticiella, quien luego volvió a trabajar en la Facultad de Arquitectura de la Regional Norte, de la Universidad de la República, hoy CENUR (Centro Universitario Noroeste).
Responde a Alianza Progresista, Lista 738, del Frente Amplio sector que lidera Rodolfo Nin Novoa, quien al asumir como Ministro de Relaciones Exteriores el pasado 1º de marzo, nombró a personal de su confianza en los organismos fronterizos.
Y como a la delegación uruguaya a la represa de Salto Grande fue nombrado el secretario privado de Tabaré Vázquez, Eduardo Bandeira, Nin Novoa nombró a Rogelio Texeira en la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), quien ya asumió en el cargo de vicepresidente como oportunamente lo anunciara EL PUEBLO.

Con el presidente de SOFRILS José Milessi
Un tambo utiliza en promedio 120 litros de agua por día y por vaca para la limpieza

Estuvimos en la casa de José Milessi Arismendi, en Constitución, lugar de donde es oriundo, y como gusta decir “nacido y criado aquí”. Este productor de 56 años, padre de tres hijos adultos, en vísperas de ser abuelo, ocupa en los alrededores de la villa un predio de 245 hectáreas, en el que se dedica a desarrollar uno de sus oficios, el de tambero; cosa que ha hecho la mayor parte de su vida.
Los otros oficios responden a su sensibilidad por el bienestar de la gente, participando en lo social y en lo político. Es edil departamental por el Partido Colorado y no debe haber en su pueblo, grupo, comisión, asociación, que implique servicio comunitario, del que no participe o haya participado.
Además, como productor lechero agremiado desde hace años, desde noviembre del 2014 es el presidente de SOFRILS (Sociedad de Fomento Rural Industrias Lácteas de Salto). Esta gremial salteña cuenta con 100 socios y está presidida por siete productores que la dirigen como directores. Abarcando un territorio que comprende todo el departamento de Salto, algo de Artigas y Paysandú, con productores al sur hasta Chapicuy y Santa Blanca.
Hablando de la producción nos comenta que el 50% de los productores de SOFRILS tiene una remisión diaria del orden los 500 litros de leche o algo más, siendo los restantes tambos de mayor producción.
En su caso, nos contaba que en esas 245 hectáreas, ordeña un promedio anual de 110 a 120 vacas por día, con una producción en el orden de los 15,5 a 16 lts. de leche por jornada, señalando que “hoy, en la actualidad, está bajísimo”.
Y con respecto al tema que nos ocupa, el de la calidad del agua y el uso que hacemos de ella, señalaba:
¿En un tambo de 120 vacas con dos ordeñes diarios, cuántos litros de agua se usan en un día para limpieza?
Y debe andar, ¿solo para la limpieza?, y ¿el consumo de las vacas, también? Hay un dato bien, que lo hicimos los otros día con Yamandú Acosta (Especialista en Lechería, INIA-La Estanzuela), 120 litro de agua por vaca, por día, tendría que disponer el tambo. Para todo, general. Quiere decir que tiene que multiplicar 120 vacas por 120 litros, unos 14 ó 15.000 lts.
¿Cuántos kilos de detergente usa por día en el tambo?
Usamos alrededor de 1/2 kilo por día, para lavar la máquina (ordeñadora) y el tambo.
¿Dónde desagua el tambo?
¿Desagua?, el tambo está en un lugar alto, entonces, como que no tenemos problemas de contaminación. Como que desagua en la cañada nomás. Por ahora no tenemos problema de contaminación por otro lado. Por ahora.
Los otros cien productores de SOFRILS, han recibido o participado en capacitaciones recientemente en manejo de efluentes, ¿verdad?
Sí. Hay poca participación de los productores, ¿no? Como que todavía estamos, son cosas que tenemos que impulsar y estamos manejando de poner un técnico para visitar a los productores, para mejorar en el tema de efluentes, de riego, todas esas cosas. Como modo de integrarlos más a la gremial, a los socios.
¿Le consta que en la cuenca lechera salteña la contaminación es importante?
Sí. Hay un promedio muy alto, un porcentaje muy alto de los tambos que está con el agua contaminada, de los pozos. De los pozos, por problemas de tambo, digo, como que no hay datos tampoco, si es problema de los tambos la contaminación o no. Pero están contaminados.
¿Eso afecta la producción de leche?
Y la mala calidad del agua, sí. El Ministerio está apretando porque tienen que potabilizar esa agua, tiene que echarle hipoclorito o algo para mejorar la calidad. Tiene que tomar conciencia el productor.
En el tambo suyo, ¿cuánto hipoclorito por día usa?
No, yo no estoy usando. Por suerte el agua mía es potable todavía. No tengo ni un problema.
¿Solo detergente y agua usa para la limpieza o hay algún otro aditivo?
Eh, se usa jabón alcalino para lavar la máquina y se usa ácido para para la piedra de leche que junta la máquina y después se desinfecta, a lo último la máquina, con hipoclorito. Pero digo, es muy poquitito, 20 cc por ordeñe.
¿Tiene idea de la composición del detergente?
No. Es un alcalino.
¿Dónde lo adquiere?
En PROLESA.

El agua en Maldonado tiene mal olor y sabor, y OSE debió admitir que no es potable

El pasado 16 de marzo llegaron las primeras quejas a la oficina de OSE de Maldonado por el olor y mal gusto del agua potable. De inmediato se detectó que una “floración algal” en la Laguna del Sauce -de donde OSE extrae el agua para potabilizar-, era la responsable del fenómeno.
Jorge Hourcade, director de la Unidad de Gestión Desconcentrada (UGD) de OSE en Maldonado, aseveró que el problema “quedó resuelto rápidamente a nivel de la planta”. Sin embargo, persisten los inconvenientes “en la distribución”, por lo que el agua continúa con un gusto terroso y un olor particular.
Hourcade insistió que a pesar de la situación planteada, el agua que reciben las familias “no presenta un riesgo” para los consumidores.
OSE indicó al principio, a través de un comunicado, que resultaron afectadas las ciudades de Maldonado, Punta del Este, San Carlos, Piriápolis y Pan de Azúcar, donde el agua presentó “sabor y eventualmente olor” y explicó que la situación se debió a la presencia de “algas microscópicas en la Laguna del Sauce propiciadas por las condiciones climáticas”. En la laguna se detectaron altos niveles de nitrógeno y fósforo, que sumado a las temperaturas que hubo, favorecieron la formación de algas.
“EL AGUA NO
ES POTABLE”
Después de muchas idas y vueltas, OSE debió admitir que al agua que se distribuye en Maldonado no es potable. El tema tuvo derivaciones políticas, al punto que el candidato nacionalista a la Intendencia de Maldonado, Rodrigo Blás, pidió la renuncia del director de la Unidad de Gestión Desconcentrada (UGD) de OSE, Jorge Hourcade, porque estuvo “mintiéndole a la población durante 10 días sobre el estado del agua”. “El ingeniero Hourcade durante 10 días puso en peligro a toda la población afirmando categóricamente que el agua era potable, pero después, en la Junta Departamental declaró que no lo era. Esa mentira ha puesto en peligro durante esos 10 días a la población de nuestro departamento”, señaló Blás.
La oposición también pidió la remoción del presidente de OSE, algo que fue desestimado por el oficialismo, quien hizo uso de su mayoría parlamentaria.
La ministra de vivienda y medio ambiente Eneida de León, al ser interpelada por el tema del agua potable en Maldonado, sostuvo que el déficit hídrico contribuyó al problema. “La Laguna del Sauce recibe nitrógeno y fósforo de emprendimientos agrícolas. Actualmente con la información disponible, la laguna presenta un grado de contaminación elevada por nitrógeno y fósforo y por la recepción de saneamiento”.
El Gobierno consideró “plenamente satisfactorias” las explicaciones de la ministra, así como “lo actuado y las medidas tomadas” por el problema de la potabilidad del agua, por lo que no fue aprobado el planteo de los restantes partidos políticos.
Ante la situación planteado, el presidente Tabaré Vázquez dispuso aplicar la exoneración del pago por consumo de agua para todo el departamento de Maldonado a partir del 16 de marzo hasta el cese del episodio.

 







Recepción de Avisos Clasificados