El año comienza con aumento de precios que impactan en el poder de compra de los uruguayos en forma directa

Entre el aumento de las tarifas públicas y el de los precios al consumo, la inflación de los uruguayos se disparó por encima del rango meta por más que el gobierno no quiera reconocerlo. Aunque lo hace por una razón muy obvia, no puede, ni quiere, ni tampoco le sirve, meterse en líos.
Porque si llega a reconocer que los precios subieron mucho más de lo que ellos preveían, deberán aumentar mucho más los sueldos para poder hacer que se recupere el poder de compra, porque de lo contrario, en el caso de que no se haga, comenzarán los desfasajes entre el ingreso y el poder de compra, la brecha se agrandará, los reclamos serán peores y la situación general del país se agravará aún más.
Hace años, antes de ser presidente de la República, el entonces senador frenteamplista y designado ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Mujica, había dicho que los uruguayos “debemos comer carne por cultura”, pero que sabía que los precios de este producto ocasionaban el efecto contrario.
Sin embargo, Mujica fue ministro, luego presidente, ahora es senador, y Tabaré Vázquez volvió a ser el presidente, pero el precio de la carne sigue siendo alto para el bolsillo flaco de los uruguayos.
Máxime, teniendo en cuenta que el mes de diciembre ya pasó, donde se remarcan todos los precios al consumo pero el poder de compra atenúa el golpe porque se perciben aguinaldos y eso hace que esa inflación solapada, pase algo desapercibida.
Pero llega enero y todo queda al descubierto, porque se trata del mes donde a los uruguayos más les cuesta recuperar el poder de compra perdido. Para tomar un solo ejemplo de lo que estamos hablando, sobre lo caro que están las cosas, en nuestra sección semanal Detrás de los Números, daremos a conocer el precio de la carne, alimento que Uruguay produce, que puede abastecer a todos los uruguayos y además ser exportado, pero el mercado no deja que todo ocurra y pone sus límites.
SUBE TODO SUBE
Justo ayer, el vocero de la Unión de Vendedores de Carne, Hebert Falero, explicó al noticiero Subrayado que “ya habían subido la semana pasada muchas plantas y ayer otra subió $ 6 pesos por kilo la carne con hueso”.
Al consumidor, se trasladará este aumento, de entre 3 y 6 pesos por kilo, más lo relacionado con el aumento de tarifas y el reajuste salarial del sector.
“Hemos tenido el aumento de la luz que incide muchísimo en la carnicería porque consume mucha energía eléctrica. También tuvimos un reajuste por Consejo de Salarios y el agua”, señaló el citado gremialista al noticiero del Canal 10 de Montevideo.
Además de la carne vacuna, la de cerdo aumentará su precio; sólo se mantendrá invariable el pollo.
“Principalmente la bondiola y el carré han subido porque son importadas y eso se va a trasladar al público indudablemente”.
Pero si uno va por un supermercado, puede llegar a encontrar distintos precios, pero ninguno es bajo. Para hacer un asadito, uno puede pagar el Asado de Nalga de Novillo Sin Hueso a 288 pesos el kilo, mientras que el Asado de Tira de Novillo se paga 172 pesos el kilo. En tanto que el Asado de Ternera está a 216 pesos el kilo.
A esto hay que agregarle una ensalada, si le ponemos una clásica de lechuga, tomate y cebolla. Pagamos el tomate entre 62 y 65 pesos el kilo, entre 41 y 45 pesos la lechuga y entre 53 y 68 pesos el kilogramo de cebolla. Además, el pan puede comprar entre 31 y 39 pesos, cada flauta de 250 gramos. A lo que le sumamos que el refresco cola de 2 litros ronda entre los 67 y los 75 pesos.
Y como estamos en verano, después de un asadito en familia un helado de postre tiene el lugar cantado. Se puede adquirir el pote de dos litros envasado entre 207 y 318 pesos, según la marca, gusto y calidad.
El tema es que los sueldos siguen siendo los mismos que en 2015, los aumentos generales por convenio colectivo rondaron entre el 5 y 8 por ciento en promedio, cuando la inflación llegó según el gobierno al 9,8 por ciento. La canasta básica cerró en 64.131 pesos contando un crecimiento del 9,51 por ciento entre enero y diciembre del 2015. Al tiempo que el ingreso promedio en los hogares permanece en 39.002 pesos, según los datos oficiales.

LOS NÚMEROS: 

172 pesos el kilo de asado
68 pesos el kilo de cebolla
318 pesos un postre
8 por ciento ajuste de salarios
9,51 inflación en canasta básica







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2017
L M X J V S D
« sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031